jueves, 8 de junio de 2017

Un recorrido por el Museo del Prado. Los Tesoros de la Hispanic Society of America

A. M. Huntington. HSA.
Hace un par de semanas nos pasamos por la exposición Tesoros de la Hispanic Society of America. Visiones del mundo hispánico que alberga el Museo del Prado hasta el 10 de septiembre de 2017 y está patrocinada exclusivamente por la Fundación BBVA

Antes de ir, estuve mirando el pequeño documental comentado(lo podéis ver aquí) que realizó el Museo del Prado, a manos de Miguel Falomir, Director del Museo Nacional del Prado y Mitchell A. Codding, director de la Hispanic Society of America.
Dicha institución, ubicada en Nueva York, fue creada en 1904 por Archer Milton Huntington (1870-1955), hijo de Collis Potter Huntington, que fue el fundador de la compañía de ferrocarriles Central Pacific Railroad y otra de astilleros llamada Newport News Shipbuildings and Drydock Company. En 1908 abrió su museo al público en Audubon Terrace (Manhattan) para dar a conocer la cultura ibérica en Estados Unidos. Además, dicha institución ha sido galardonada este año con el premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional.

Sala de la Hispanic Society of America

La Hispanic Society posee una completa colección de arte hispano, con más de 18.000 piezas que comprenden desde el Paleolítico hasta el siglo XX. Junto a ella hay que añadir una extensa biblioteca con más de 250.000 manuscritos y 35.0000 libros (de los cuales 250 son incunables, es decir, que fueron escritos antes o durante el s. XV).

Gaspar de Guzmán, el conde-duque, Velázquez.
Revista Expansión
Parte de esa exposición se ha traído a la gran pinacoteca madrileña. En ella podemos disfrutar de un recorrido de 220 piezas pero bastante completo en el que encontramos piezas desde el Paleolítico en la Península hasta el siglo XX en diferentes materiales, comenzando el recorrido por algunas de las piezas arqueológicas, esculturas romanas o cerámicas que Huntington se adueñó.

Para las edades Media y Moderna podemos encontrar diferentes artes decorativas, tanto de la época islámica como la cristiana, obras pictóricas del Siglo de Oro de grandes artistas como Gaspar de Guzmán, el conde-duque de Olivares de Velázquez (1625-26) o el famoso retrato del duque de Alba de Antonio Moro (1549). 

Aquí he de decir que me quedé un buen rato observando la obra de Velázquez porque además de que admiro a este pintor, era la primera vez en persona (y creo que única a este paso) que vi al conde-duque con la vestimenta cortesana.

De Mestizo y de India produce
coyote
, J. Rodíguez Juárez. Artnet.
Por otro lado, también hay presencia de diferentes artes decorativas coloniales y la pintura colonial o de castas, en el que destaca la obra de Juan Rodríguez Juárez, De Mestizo y de India produce coyote (h. 1720).
Otro de los autores que hay que destacar en esta colección es Francisco de Goya, del que se puede contemplar retrato de La duquesa de Alba, pintado en 1797.


Para el siglo XX, se observa la importancia de los cuadros de Sorolla y Zuloaga entre otros pintores de esta centuria. Todo ello fue posible por la buena acogida que tuvo la exposición al público que realizó Huntington en 1908. 

Visitante contemplando la obra de Goya en la exposición del Museo del Prado. El Mundo.
Tras el éxito cosechado, el fundador de la Hispanic Society firmó con Sorolla el contrato de la serie Visión de España, formado por 14 paneles pintados al óleo sobre lienzo dedicados a varias regiones de nuestro país. Por su parte, de Zuloaga adquirió trece cuadros de las que únicamente se muestran cinco en la exposición, destacando Los flagelantes.

Debido a su afición por adquirir libros antiguos durante sus viajes por Europa y posteriormente a su buena relación comercial con Karl W. Hiersemann, logró adquirir unos 250.000 manuscritos y libros raros en las primeras décadas del siglo XX entre los que se encuentran primeras ediciones del Quijote de Cervantes, o La Celestina atribuido a Fernando de Rojas, entre otros. 

Así es lógico que la Hispanic Society sea considerada una de las mejores bibliotecas del mundo en cuanto a fondos hispánicos y lusos ya que abarca desde romanceros, canciones medievales y códices hasta grandes novelas de la picaresca, poetas y dramaturgos del siglo XVII. 

Mapamundi, Juan Vespucci. Museo del Prado.
De la excelentísima biblioteca de la Hispanic Society podemos disfrutar de algunos ejemplares en la exposición. Entre los que más destacan es la Biblia en latín datada a mediados del siglo XIII, el Libro de horas negro que perteneció a María de Castilla, esposa de Alfonso V de Aragón o algunos documentos reales como el privilegio rodado de Juan II de Castilla, escrito en 1424.

En mi opinión, junto con el cuadro del conde-duque de Velázquez, los ejemplares de la biblioteca fue mi parte favorita. Yo, que adoro los manuscritos, me quedé entusiasmada con las verdaderas rarezas que pude contemplar allí como el libro de horas de María de Castilla, que era un pergamino teñido de negro con oro e iluminación de plata, la biblia hebrea o varios códices, de los que me enamoré.

Libro de horas negro.
En definitiva, la exposición a mi entender fue muy completa. A pesar de no traer todos los ejemplares que el museo tiene en Nueva York (me hubiera gustado muchísimo, aunque es prácticamente imposible realizar eso) se nos muestra la temática de la colección de esta institución y la importancia que tiene en cuanto a fondos relativos a España y Portugal desde siglos atrás. 

También, a través de ella pudimos observar el tiempo en el que vivió Huntington y la idea que él tenía sobre nuestra cultura. Yo os sugiero y os recomiendo mucho su visita ya no sólo para conocer más de nuestra cultura sino para que veáis que las ciencias sociales son importantes en el aprendizaje de la humanidad.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.