jueves, 1 de junio de 2017

Por qué no debes enfadarte si alguien investiga lo mismo que tú

El otro día tomando una caña con un amigo nos reíamos de lo errores que cometíamos cuando éramos más jóvenes e inexpertos. Uno de ellos era el enfadarse cuando te enterabas que en tu misma universidad o en otra vecina alguien investigaba lo mismo que tú. Ahora mismo solo plantearse esto suena a estupidez. ¿Y por qué? Veamos...

¿Acaso Felipe II, Olivares, Zugarramurdi o lo que sea te pertenece? ¿De verdad alguien puede sostener esto sin sonrojo? Es como si alguien que está investigando el cáncer (por favor no cejen en su empeño), se enfadara porque otro grupo de investigación hiciera lo propio. ¿Por qué vemos esto lógico en ciencia y no en humanidades? 

Si el que se muestra enfadado por éste motivo pasa de los 25 años pongo mi sonrisa House y hago que le escucho sin pestañear. Si es joven pienso como en aquella horrorosa canción de Y que más da si son cosas de la edad, y si me cae bien a lo mejor voy y le explico por qué está equivocado. Nosotros debemos preocuparnos por ser profesionales, por buscar fuentes cuantiosas y de calidad y de ser honestos. El resto sobra.  

Pensar que porque alguien investigue lo mismo que nosotros nos está plagiando es una falacia y lo voy a demostrar con un ejemplo. Imaginemos que a los historiadores de este blog nos da un "siroco simultáneo" y nos da por investigar a todos Salem. Juan ya tiene bastante con aguantarnos... pero volvamos al ejemplo. 
Copiar nada tiene que ver con coincidir en temas. Fuente: sopitas.com
Problema ninguno. Miriam se tirará casi seguro por temas económicos para explicar Salem aunque para ello se apoye en trabajos de brujería. Iris tiraría, supongo, por historia de las mujeres, aunque no descarto que se centrara en investigar la presencia de animales en las actas judiciales. O a lo mejor Miriam, ahora metida en temas de turismo, se centre en la explotación turística del tema, o Iris...¡yo qué sé! De lo que estoy seguro es que no coincidirán conmigo, al menos en la tesis principal y a buen seguro primarán unas fuentes primarias sobre otras y utilizarán una bibliografía distinta a la mía. Yo me tiraría por otros lares a buen seguro y aunque coincidiéramos en temas es casi imposible coincidir en enfoques. Es la grandeza del tema.

Portada de El otoño de la Edad Media.


Es más, es que estaría deseando leer sus trabajos. ¿Por qué? Por lo mismo, porque al ser distintos pueden ser complementarios y me pueden ayudar a mí en un trabajo futuro. Juntos sumamos, solos vamos hacia el desastre.

¡Cuidado!  No estoy justificando ni hablando de plagio o similares. Eso es otra cosa. Lo único que defiendo es no hay temas personales ni propios, sino enfoques y líneas de investigación propias. Alguien puede seguirla, claro está, y si lo cita tampoco tiene por qué tener problema.

En esta actitud creo percibir cierta egolatría. Como si esa persona pensara que ella va a levantar el texto definitivo sobre un tema u hecho histórico completo. ¿De verdad alguien lo cree? Ni diez vidas darían para ello. Es que el trabajo total o definitivo no existe. Lo que escribimos tiene fecha de caducidad y así debe ser porque si no es que hemos dejado de investigar y eso es peor, relax. De esto se salvan libros como El otoño de la Edad Media y algún otro. 

Personalmente, remarco personalmente, es un tema que no me preocuopa. ¿Y a ti?

2 comentarios :

  1. Estoy completamente de acuerdo en lo que dices. Pero yo sé de investigadores u otro tipo de profesionales del mundo académico que les molesta que coincidas en alguno de sus temas, por una especie de celos inexplicables. Aunque sea cierto que cada uno tiene su enfoque personal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Concha! Lo primero gracias por tu seguimiento y por comentar. Nos encanta leer vuestras opiniones. Sí, lo que dices es cierto. Yo me he dado cuenta de una cosa; la calidad de un investigador es inversamente proporcional a su ego. Los que van de subidos y no les gusta que les "pisen"n los temas suelen ser malos profesionales. Los buenos tienen por lo general gran humildad y te animan a seguir, comparten. Yo en cuanto veo a un subidito escapo de él como la peste.

      Eliminar

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.