lunes, 20 de marzo de 2017

ARCHIVOS ÚTILES EN 5 MINUTOS (I): Archivo Histórico de Protocolos Notariales (Madrid)

Tras la excelente acogida de una de las entradas top de Miriam (¿Cómo hacer frente a nuestra primera visita de archivo como investigadores?), el equipo de Licencia Histórica comenzó a plantearse seriamente la posibilidad de crear una pequeña guía sobre estos lugares de visita obligada para todo historiador que se precie: los archivos.

Y es que, aunque parezca sorprendente, en la carrera muchas veces no se les presta toda la atención que merece. De la noche a la mañana muchos nos plantamos en el máster con un TFM original por delante que demanda inexorable un uso abundante de fuentes primarias y no sabemos muy bien por dónde empezar, ¿verdad? Es por ello que poco a poco iremos subiendo una serie de entradas dedicadas a los repositorios que solemos visitar o mejor conocemos, con consejos sobre cómo se organizan internamente y qué tipo de documentación podemos encontrar en cada uno. Aprovechando una visita reciente, inauguramos la sección con un archivo madrileño tan riquísimo como desconocido: el Archivo Histórico de Protocolos Notariales (AHPN)

Nueva sede del AHPN junto al Archivo Regional (SIF)
  • CÓMO LLEGAR
Desde 2015 el AHPN se ubica junto al Archivo Regional, en la antigua fábrica de cervezas El Águila (C/ Ramírez de Prado, 3), al que ha dado bastante animación. Sin embargo, se trata de una ubicación provisional, fruto del traslado por reforma de la sede original en Alberto Bosch (zona del Paseo del Prado). Está a pocos minutos de la estación de Cercanías de Delicias, aunque si os apetece caminar un poco más se puede llegar desde Atocha bajando por la calle General Lacy.

  • QUÉ PODEMOS ENCONTRAR
Escribano particular ofreciendo sus servicios en la calle (AHyP)
Según la Guía del Archivo, el AHPN custodia actualmente 45.967 tomos y algo más de 5.162 metros lineales de estantería, que contienen los protocolos notariales de los escribanos y notarios de la Villa y Corte de Madrid y su alfoz histórico (desde 1504 a 1914).

Los protagonistas del AHPN son sin duda, los notarios y escribanos. La legislación vigente en la Edad Moderna imponía o fomentaba la intervención del escribano en casi todos los actos de la vida privada o social. Así, el 7 de Junio de 1503 los Reyes Católicos anuncian una Pragmática que establece rigurosamente la obligatoriedad de conservar las escrituras notariales.

Dado que al notario se acudía en numerosas ocasiones, han llegado hasta nosotros millones de documentos que nos ofrecen una importante fuente para la hª de las mentalidades (ideas religiosas, morales, políticas y culturales), la hª económica (precios, actividades mercantiles e industriales), la hª social rural y urbana (estructuras y clases sociales, régimen de la propiedad y laboral, familia, mortalidad), y que, en suma, nos hablan de la vida humana en su aspecto material y cotidiano.

Protocolo "superlativo" perteneciente al AHPS (Wikipedia)
Es por tanto a través de las escribanías, con nombre y apellidos, a partir de las cuales podemos rastrear en qué contratos y tipo de clientela se especializaron. Por ejemplo, si investigáis sobre alguna Casa nobiliaria de las que pasaron por la Corte durante el siglo XVII, tendríais que empezar por averiguar a qué escribano solían contratar a la hora de arrendar una vivienda o manumitir a un esclavo. Otros escribanos, por el contrario, se especializaron en los servicios que más solían demandar los artesanos de la Villa, como la firma de cartas de aprendizaje o los exámenes de maestría.

Ahora bien, el investigador/a que se acerque a un protocolo notarial necesitará tiempo, paciencia y esfuerzo para desbrozar entre los miles de folios la información y los datos objeto de su investigación. La tarea se complica al percatarnos de que en la mayoría de ellos ni siquiera podemos hallar índices con la enumeración de sus materias principales.

  • QUÉ DEBEMOS LLEVAR
(University of Reading)
A raíz de la última Ley de Memoria Histórica, cualquier ciudadano/a debe poder tener libre acceso a los archivos estatales. Presentando un DNI o pasaporte debería ser suficiente. Una vez dentro, no hay más que rellenar una ficha con tus datos e indicar un tema de investigación lo más generalista posible a fin de no tener que estar cambiándolo a menudo. 

Se permite la entrada de ordenadores, o lápices y cuartillas de papel en caso de ser más tradicionales. Previo permiso de las archiveras, nos puede ser incluso posible sacar imágenes de algunos de los documentos con nuestro móvil o tableta. Esperamos que pronto haya un aperturismo progresivo en el camino que transita recientemente la BNE con su Servicio de Autocopia.

Por último, puedes pedir que te sirvan hasta 3 protocolos a la vez, aunque mientras se está usando uno, el resto debe permanecer en el carrito de la Sala de Investigadores. Como curiosidad, comentaros que en este archivo existe una pequeña parte de documentación microfilmada, perteneciente sobre todo al siglo XVIII, siendo ésta la que se sirva preferentemente. Por razones de índole religiosa, la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (más conocidos como "mormones") corrió con los gastos de este proyecto para incluir la información en su base de datos Family Search. En otros archivos españoles también han estado microfilmando documentos de distinta índole (censos, certificados civiles, partidas, testamentos) y fundamentalmente eclesiásticos.

  • HORARIOS DE APERTURA
Probablemente, una de las mejores cosas de este archivo es el horario de tarde: de Lunes a Jueves lo tenemos abierto de 9.00 a 21.00 y los Viernes de 9.00 a 14.00.

Agradecimientos especiales a los profesores de la UAM José Miguel López y José A. Nieto, en el marco de cuyas clases de doctorado pudimos tener el lujo de esta visita guiada a cuenta de sus mejores conocedores (Grupo Taller de Historia Social)

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.