jueves, 28 de abril de 2016

Hubo una vez un sueño llamado Irlanda

[...]A nation once again,
A nation once again,
And Ireland, long a province, be
A nation once again![...]

 A nation once again, Thomas Osborne Davis

Es bien sabido que los británicos y su imperio constituyeron una de las fuerzas dominantes del mundo desde el siglo XVIII hasta mediados del XX, en el que el proceso de descolonización redujo su influencia; de hecho, las décadas siguientes, lastradas por las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial, se hicieron bastante cuesta arriba, en muchos aspectos, para la otrora gran metrópoli.

Mapa de Irlanda para la Historia de Inglaterra escrita por Edward Barnard en 1781 (La historia con mapas)
Mapa de Irlanda para la Historia de Inglaterra escrita por Edward Barnard en 1781 (La historia con mapas)
En ese siglo XX donde se produjo este proceso, una de las primeras naciones en escindirse del imperio y posteriormente de la Commonwealth fue Éire, la nación que ocupa la mayor parte de la isla de Irlanda. Y analizando la historia común de las islas británicas mayores, no es de extrañar que durante los siglos XIX y XX el sentimiento de independencia en la isla esmeralda creciese hasta materializarse en un movimiento armado que buscase la escisión del imperio.

Dejando aparte los aspectos más crueles del proceso de separación, que se materializaron en un mal disimulado conflicto civil, hay varios hechos curiosos en el mismo, especialmente en lo referente a la relación con la corona. Y es que, al fin y al cabo, varios siglos de integración (aunque fuera forzosa) en el Reino Unido, dejan su huella.

'God save Ireland', said the heroes

Sin entrar a valorar si se debió sólo a los motivos oficiales, o a presiones recibidas por su supuesta proximidad a las ideas esgrimidas por los nazis, el efímero rey Eduardo VIII abdicó, tras menos de un año de reinado, el 10 de diciembre de 1936. La decisión fue aprobada por el parlamento de Westminster el día 11. La cosa curiosa es que Irlanda, en aquel momento, aun formaba parte de la Commonwealth y existía bastante ambigüedad (calculada, por otra parte) en torno a la figura de la monarquía británica. Lo cual devino en que Eduardo VIII fue oficialmente rey en Irlanda (o de Irlanda, no estaría claro) por un día, sin serlo del Reino Unido, pues el Dáil de Dublín no se reunió hasta el día 12 para aceptar dicha abdicación.

Custom House, actual ministerio de Medio Ambiente, Dublín (Archivo propio)
Custom House, actual ministerio de Medio Ambiente, Dublín (Archivo propio)
Otro hecho curioso tuvo lugar años más tarde. En 1962, cuando se hizo una limpieza general del corpus legislativo, se encontró en Westminster que la Crown of Ireland Act, de 1542 (es decir, del reinado de Enrique VIII), nunca había sido revocada, aunque se modificó en 1801, momento en que Irlanda pasó de ser un reino independiente bajo administración británica a ser parte integrante del Reino Unido. Así pues, cuando en 1922 el Estado Libre Irlandés se escindió, puesto que ésta ley no fue abolida, estaba oficialmente en vigor. Y dicha ley establecía que todos los herederos y sucesores del monarca Tudor serían "reyes de Irlanda" a perpetuidad. Lo cual convertía a Isabel II de nuevo en reina de Irlanda. En todo caso, y lógicamente, esa ley no tardó en ser derogada.

How long, how long must we sing this song?

Se podría hablar mucho también de las relaciones de Éamon de Valera, uno de los más relevantes políticos de la historia irlandesa, con otros mandatarios. En 1920, como primer ministro (príomh aire) de la Irlanda libre, no reconocida aún, visitó en Downing Street a Lloyd George, nacido en Gales y hablante nativo del gaélico (cosa que el irlandés no era: había nacido en EEUU de padre hispano-cubano, aunque tal vez fuera hijo ilegítimo). El premier británico usó esta ventaja, desconcertando a de Valera, al que llegó a arrinconar en lo referente a la definición legal del estado libre de Irlanda con la frase:
Los celtas no tenemos una palabra para república, puesto que nunca hemos tenido una.
Sello conmemorativo del 25º aniversario del Alzamiento de Pascua de 1916 (Lux Occulta)
Sello conmemorativo del 25º aniversario del Alzamiento de Pascua de 1916 (Lux Occulta)
Por otra parte, fue un gesto de dudoso gusto por parte del irlandés, ya como taoiseach (jefe de gobierno)presentarse en la embajada alemana tras el suicidio de Hitler para presentar sus condolencias (cosa que no hizo en la embajada de EEUU tras la muerte de Roosevelt, pese a su origen estadounidense). 

Aunque su versión oficial es que fue una cortesía personal para con el embajador, a lo largo de la Segunda Guerra Mundial Éire se declaró neutral y la posición de su líder fue de continuo desdén hacia los británicos, quienes habían estado a punto de fusilarle en 1916, tras el Alzamiento de Pascua. Visto en perspectiva, tal vez esto no justifique su postura (prestando ayuda indirecta a los Aliados, por otra parte), pero a la vez también tuvo la ventaja de no constituir un eslabón débil y geográficamente importante entre los Aliados. 

Una verdadera relación de amor y odio, en resumen, que aún hoy día pervive con la separación de la isla en dos realidades políticas distintas; aunque, por suerte para los aficionados al noble deporte del balón oval, los representantes de ambas visten el mismo verde, lucen los mismos shamrocks y buscan siempre derrotar, hombro con hombro, a los equipos de la isla vecina. Especialmente a Inglaterra, claro.

Fuentes:
  • Norman Davies (2013): Reinos desaparecidos, Galaxia Gutenberg.

lunes, 25 de abril de 2016

Manual de uso y disfrute de Google Books

Hoy vamos a echarle un vistazo al fantástico recurso que es para los historiadores el Google Books. ¿Y qué podemos hacer con él? Un pequeño listado nos hará tener una visión de conjunto. 
  • Compartir fragmentos de libros con tus contactos por medio de correo o compartirlo en una página. Tan simple como clickar en el primer botón a la derecha de la ilustración 1.
Ilustración 1
  • Igualmente, si son gratuitos podremos descargarlo para su uso en PDF o EPUB.
  • Enlazar tu perfil de Google con Google Libros te servirá para poder crear estanterías virtuales en "Mi colección". Se acabó aquello de crear fichas de libros, Google lo hace por ti. Ya solo por esto merece la pena tenerlo. Tenemos carpetas de Google Play, Favoritos, leyendo ahora, por leer, leídos y un histórico de tus búsquedas y lecturas. Puedes crear cuantas estanterías quieras y tienes muchas opciones de personalización, incluso puedes hacer que esa información sea privada. 
Por supuesto Google tiene otras muchas funcionalidades y os invitamos a explorarlas, pero de principio con estas nos valen. ¿Cómo puede ayudarnos Google books a los historiadores? 

Casos prácticos. Como buscador de citas. Imaginad que hemos cogido una cita de un libro y nos hemos olvidado de signar la página. Antes debías de ponerte a buscar por todo el libro de nuevo hasta encontrarla. Ahora con poner un fragmento de la cita en Google nos dirá en qué página está. Queremos comprobar la cita de otro artículo, cosa más que recomendable, pues de igual manera. Eso sí, controlad el tema de año de edición, nuestro libro y el que ofrece Google Books no tiene por qué ser la misma edición.
Logo de Google Play
Buscador de temas. ¿Quién ha hablado de tal o cual personaje histórico o episodio? Pues el buscador te va a dar un listado muy completo. Para hacer búsquedas eficaces aplicad lo que os dijimos en la entrada ¿Cómo hacer búsquedas eficaces en Internet? Cuidado, no pensemos que está todo. Es un gran buscador pero no la bola de cristal. Ya sabes, "te sientas enfrente y es como el cine todo lo controla, es un alucine es como un ordenador personal  es la Bola de Cristal." Como ya he dicho en otras entradas, la bibliografía proporcionada por el profesor y la ayuda de un bibliotecario o archivero es primordial. Pero mira, desde casa puedes ir ya con una base fantástica. 
Cartel de Google Books en colaboración con la Brithis Library
Biblioteca on line y offline organizada. Básico el Google Play para acceder desde nuestra tablet, móvil o cualquier otro chisme útil para estas lides. Podremos ir con nuestra biblioteca en nuestro bolsillo. Comentando esto estoy recordando el libro de Umberto Eco Cómo hacer una tésis. Para muchas cosas sigue siendo muy recomendable y  útil, pero hay capítulos que han quedado más cercanos a los tiempos de Felipe II que a los nuestros. Tempus fugit que es una barbaridad....

Hasta aquí estos breves consejos que esperamos os sean útiles y como dicen en los tutoriales de Youtube, si tenéis alguna duda dejad vuestros comentarios más abajo.

Un saludo.

jueves, 21 de abril de 2016

La fiesta cortesana del Siglo de Oro a través del Quijote, Parte I.


Nos complace anunciaros una nueva incorporación al blog, que esperemos os guste tanto como para convencerla de que escriba más con nosotros en adelante. 

Nuestra nueva compañera es Miriam Rodríguez Contreras, Licenciada en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid (2012) y Máster en Estudios Avanzados de Historia Moderna por dicha universidad (2013). Actualmente se encuentra realizando su tesis doctoral sobre "Gasto y financiación de la Corte en el siglo XVII", dirigida por Carlos Javier de Carlos Morales (UAM-IULCE). Sus líneas de investigación se centran en el estudio de los gastos cortesanos durante la Edad Moderna, especialmente durante el siglo XVII, prestando atención no sólo a la Casa Real sino también al resto de organismos que componían la Corte, su cuantificación, distribución y la forma de financiación que tuvieron. Sin más, le cedemos la palabra a Miriam. :D
---

Aprovechando la próxima conmemoración del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, he decidido estrenarme en Licencia Histórica con una entrada sobre, como no podría ser de otra manera, El Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha.

Portada de la primera parte de 1605 (Wikipedia)
De esta tan ardua como maravillosa obra vamos a centrarnos en uno de sus episodios, la Novela de los Duques, situado en su II parte. Y es que a través de la misma podemos encontrar numerosas referencias históricas sobre las fiestas cortesanas que acostumbraban a celebrarse durante nuestro Siglo de Oro.

En la historiografía más actual, estos espectáculos han dejado de ser considerados un mero elemento lúdico, sino como toda una expresión de la cultura política de la Europa de la Edad Moderna, junto con otros fenómenos cortesanos como el ceremonial palaciego o la etiqueta, entre otros.[1]

Y es que, aunque hoy día también celebramos multitud de ellas, ¿qué es lo que se entendía realmente por “fiesta” en los siglos XVI y XVIII? Según Covarrubias en su Tesoro de la lengua castellana (1611) únicamente vendrían a considerarse ”fiestas” las celebraciones de carácter católico:
La Yglesia Catolica, llama fiesta la celebridad de las Pascuas, y Domingos, y días de los Santos que mandan guardar, con fin que en ellos nos desocupemos de toda cosa profana, y atendamos a lo que es espíritu y religión, acudiendo a los templos y lugares sagrados a oyr las Missas, y los sermones, y los oficios divinos: y en  algunas dellas a recebir el santísimo Sacramento, y vacar a la oración y contemplación: y si en estos días después que se oviere cumplido con que nos manda la santa madre Yglesia sobrare algun rato de recreación, sea honesta y exemplar[2].
Cien años más tarde, en el Diccionario de Autoridades (1726-1739), este término aparece con más de una definición, entre las que destacamos la primera: “alegría, regocijo ú diversión que se tiene por algun motivo”; la cuarta: “Se llama también el regocijo público que se hace con el concurso del Pueblo, para que logra algun descanso de las fatigas comunes de la naturaleza”; y, por último, la sexta: “Se toma regularmente por los agasajos u obsequios que se hacen para complacer u atraer la voluntad a alguno”.[3] Actualmente, sin embargo, concebimos la “fiesta” como el “...complejo acto de comunicación de una colectividad, donde se puede reconocer las funciones de un autor y de un público”.[4]
 
Grabado de fastos caballerescos, Pandectae triumphales (Biblioteca Nacional)
Durante el Barroco, los diferentes eventos festivos conseguirán alcanzar la mezcla de pasiones y temores, de acuerdo con Doris Moreno, con la intención de liberarse de la rutina diaria.[5] Además, a partir de ellas podemos observar que seguía existiendo una continuidad con respecto a las fiestas medievales.[6] Lo observamos por ejemplo en los ejercicios de caza que realizan los Duques junto a don Quijote y Sancho, con el objetivo de “lucir” a la nobleza. De esta manera, junto con otros juegos cortesanos como el juego de cañas o los toros, se realizaba una estilización de la guerra, de forma más compleja y teatral.[7]

Velázquez, Cacería real del jabalí, c. 1635-40 (National Gallery)
Durante el siglo XVI y XVII se van a mezclar, a través de las fiestas, elementos de tradición folklórica con otros de aspecto cortesano, algo que desde finales del Quinientos va a convertirse en objeto de crítica por diversos moralistas católicos.[8] Entre ellos se encontraba Juan de Mariana con su Tratado contra los juegos públicos (1609) o Juan de Zabaleta en su obra Día de fiesta por la mañana (1654) y Día de fiesta por la tarde (1659).

Hay que tener en cuenta que toda fiesta cortesana se dirige a través del poder (jerarquizada), y se organiza siempre con una intencionalidad política. A través de ellas se exhibían tanto la dignidad de quien la organizaba como de quienes de la misma participaban, fundamentalmente a través de la ostentación. Además, era uno de los momentos más adecuados para la buena conversación y el ingenio, como bien defendía Baltasar de Castiglione, además de estar encaminadas a divertir al público de la corte.[9]

Edición de 1666 (Maggs)
Por tanto, la fiesta necesitaba en primer lugar de un espacio público, sirviendo al principio las plazas y los jardines, y más tarde el palacio, el lugar ideal para la fiesta teatral. Según S. Martínez Hernández, ésta también requería “la participación de los nobles y la concurrencia de todo un aparato parateatral en el que lacayos y servidores, atavíos y vestimentas, monturas y luminarias contribuían a configurar tan singular tramoya.”[10] El momento ideal del día para realizarlas sería hacia el crepúsculo, pues de esta manera eran capaces de articular distintas sensaciones.[11]

Unido al acto festivo en sí, todo este tipo de espectáculos iban acompañados por una serie de instrumentos músicos como “sacabuches, chirimías, tambores, trompetas, rabeles, flautas, dulcémeles, guitarras, vihuelas, arpas, laúdes, clarines, dulzainas, añafiles, órganos, monocordios, clavicímbalos, clavicordios y salterios” que se pueden rastrear a través de numerosas obras publicadas desde la época de Carlos V.[12]

Dentro de las celebraciones más emblemáticas, aparte del teatro, distinguiremos dos: las entradas reales y las mascaradas de corte, que son las que aparecen en el capítulo XXXIV de la segunda parte del Quijote. Aunque para ello tendremos que esperar hasta la entrega del jueves de la semana que viene.

Entrada de Juan José de Austria en Bruselas en 1656 (The Wallace Collection)
CITAS Y REFERENCIAS:

[1] BOUZA, ÁLVAREZ, F. “El rey a escena. Mirada y lectura de la fiesta” en Espacio, tiempo y forma. Historia Moderna, T. 10, 1997, pp. 33-52.
[2] COVARRUBIAS: Tesoro de la lengua castellana, p. 845.
[4] LÓPEZ ESTRADA, Francisco: “Fiestas y literatura en los Siglos de Oro: la Edad Media como asunto ‘festivo’ (El caso del Quijote)”, Bulletin Hispanique, 84 (1982), pp. 291-327, p. 292.
[5] Moreno, Doris: “Cirios, trompetas y altares: el auto de fe como fiesta” Espacio, tiempo y forma. Serie IV, Historia Moderna, nº 10, 1997 pp. 143-172, p. 144.
[6] LÓPEZ ESTRADA, Francisco: “Fiestas y literatura en los Siglos de Oro: la Edad Media como asunto ‘festivo’ (El caso del Quijote)”, Bulletin Hispanique, 84 (1982), pp. 291-327, p. 326.
[7] MUR I RAURELL, Anna: “El caballero barroco en España y Austria ˂˂honores de hábitos, tusones y oficios˃˃” en RUDOLF, K.: Barroco español y austriaco. Fiesta y teatro en la Corte, Madrid, Museo Municipal, 2004, pp. 73-85, p. 75.
[8] BOUZA, Fernando: “El espacio en las fiestas y en las ceremonias de corte. Lo cortesano como dimensión”, La fiesta en la Europa de Carlos V, Sociedad Estatal para la conmemoración de los centenarios de Felipe II y Carlos V, Madrid, 2000, pp. 155-173, p. 165. GARCÍA GARCÍA, Bernardo y LOBATO, Mª Luisa: La fiesta cortesana en la época de los Austrias, Valladolid, Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y Turismo, 2003, p. 54.
[9] GRILLI, Giuseppe: Literatura caballeresca y reescrituras cervantinas. Alcalá de Henares, Centro de Estudios Cervantinos, 2004, p. 164.
[10] MARTÍNEZ HERNÁNDEZ, Santiago: “Fragmentos del ocio nobiliario, festejar en la cultura cortesana” en LOBATO, Mª Luisa y GARCÍA, Bernardo J. (coords.): Dramaturgia festiva y cultura nobiliaria en el Siglo de Oro, Madrid, Iberoamericana Vervuert, pp. 45-89, p. 57.
[11] José María Díez Borque defiende que es en este momento del día cuando se muestran en perfecta simbiosis las sensaciones de la vista, oído y olfato. DÍEZ BORQUE, J. Mª: “Fiesta y teatro en la Corte de los Austrias” en RUDOLF, K.: Barroco español y austriaco. Fiesta y teatro en la Corte, Madrid, Museo Municipal, 2004, pp. 15-31, p. 21.
[12] VALBUENA PRAT, A.: La vida española en la Edad de Oro según sus fuentes literarias, Barcelona, 1943, p. 24.



lunes, 18 de abril de 2016

Una boda ¿gay? en el siglo XVI

Si bien a lo largo de la historia la normalización de la homosexualidad y la permisividad de las distintas culturas y sociedades con la misma ha variado mucho, evidentemente, en la muy católica monarquía de los Austrias, ésta no tenía cabida, por lo menos en la vida pública. Por tanto, lo que les voy a contar hoy no es, evidentemente, una verdadera boda entre hombres, pero es lo más parecido que podía verse; y sin duda, sería realmente digno de verse semejante cuadro, ya que semejante pompa y boato hubieran quedado realmente raros de haber existido una fotografía del momento en cuestión.

Viajemos hasta 1598; el príncipe de Asturias Felipe, dentro de poco Felipe III, está prometido con Margarita de Austria, a la sazón, prima suya, pues era nieta de Fernando I, el hermano de Carlos I de España y V de Alemania, es decir, el abuelo de Felipe III. Se concertó igualmente el matrimonio entre Isabel Clara Eugenia, hermanastra de Felipe III (hija de Isabel de Valois), con el archiduque Alberto de Austria, hijo de Maximiliano II y hermano de la cuarta esposa de Felipe II, Ana de Austria, o sea, la madre de Felipe III. Con lo que Felipe II pasaba de cuñado a suegro. Y tras rezar la novena en su cuarto, en unos segundos atraviesa la quinta... igual el gráfico les ayuda un poco.

Árbol genealógico de la casa de Austria (Salustiano García vía Blogdehistoria.info)
Como pueden imaginarse, con este follón endogámico y quasi-incestuoso, para ambas bodas tuvo que haber dispensa papal, por parte de Clemente VIII, el cual tras concederla se ofreció a oficiar la ceremonia de casamiento entre las dos parejas. En todo caso, de genética no se sabía mucho en la época, y luego se extrañarían de que Carlos II saliera como salió, el pobre. Felipe II falleció en el Escorial en septiembre de 1598, por lo que Felipe III subía al trono y Margarita se convertiría en reina de España y Portugal en el preciso momento en que el matrimonio tuviera lugar. 

Mientras que los austríacos se desplazaron hasta Italia, debido al luto y el protocolo, la corte española envió una delegación para que la boda se realizase por poderes. La ceremonia tuvo lugar en Ferrara el 18 de Abril de 1599. En la catedral, el Papa desposó primero a Margarita con Felipe III, representado por el archiduque Alberto. Y a continuación, se produjo la boda del propio archiduque con Isabel Clara Eugenia, dando lugar a la pintoresca escena de la que hablamos.

El Archiduque Alberto, por Frans
Pourbus el joven (Wikipedia)
La infanta había dado poderes para el matrimonio al duque de Sessa, Antonio Fernández de Córdoba y Cardona, descendiente del Gran Capitán, como atestigua su título nobiliario. Así que el duque de Sessa, muy modosito, dio la mano al archiduque, y ambos pronunciaron el sí, quiero; arrodillados, recibieron la bendición nupcial por parte del Sumo Pontífice. Imaginamos que no hubo carantoñas ni un "¡qué se besen!", pero no me digan que la estampa no sería, sin duda, digna de ser inmortalizada.

La ya reina embarca camino de Valencia, donde la esperaría Felipe III; aunque el rey llega en pocos días la reina tarda 35 días en hacer el recorrido, debido al mal tiempo. Las celebraciones ascendieron a 950.000 ducados, de los que la mayoría salieron de los bolsillos de los valencianos, quienes para la celebrar la boda mantuvieron a Felipe III y toda su corte en la ciudad durante más de tres meses. Y eso, tras haberse declarado una bancarrota apenas 3 años antes. Vamos, que, como el resto del montaje, a día de hoy no hay quien lo entienda.

Fuentes:
  • Carlos Fisas (1988): Historias de las reinas de España, Planeta.

jueves, 14 de abril de 2016

IX Congreso de historiadores españoles, belgas y neerlandeses. Instituciones de los antiguos Países Bajos (s.XVI-XVIII) Homenaje al Profesor Hugo de Schepper Radboud Universiteit Nijmegen 26-27 May 2016

Hola a todos:

Os dejamos toda la información del próximo IX Congreso de historiadores españoles, belgas  y neerlandeses. Instituciones de los antiguos Países Bajos (s.XVI-XVIII)  que se va a celebrar próximamente en la Radboud Universiteit.

Un saludo a todos.

LUGAR DE CELEBRACIÓN:

Radboud Universiteit
Nijmegen
Linnaeus Building (room 4)
Heyendaalseweg 137
6525 HD Nijmegen


RESUMEN DEL CONGRESO:

Los equipos de investigación de la URJC y la UAM pertenecientes al " Instituto Universitario “La Corte en Europa”, junto con la Universidad de Nimega, organizan este congreso internacional que constituye un homenaje al profesor Schepper, miembro de honor del IULCE.

Desde la década de los 70 del siglo XX, la historia institucional de los antiguos Países Bajos ha atraído el interés de los historiadores, siendo uno de los principales especialistas el profesor Hugo de Schepper, cuya premiada tesis doctoral sobre los “Consejos Colaterales” en el periodo 1579-1609" influyó sobre toda una nueva generación de investigadores. El profesor de Schepper participó en el I Congreso hispano-holandés de investigadores en 1984, organizando el segundo en 1988.

Este Congreso pretende continuar con la tradición de estos encuentros españoles, belgas y neerlandeses, juntando a un elevado número tanto de profesores ya consagrados como de jóvenes investigadores que trabajan en el campo de la historia institucional de los antiguos Países Bajos durante los siglos XVI-XVIII. Su principal interés es llamar la atención sobre un amplio rango de instituciones políticas, culturales, religiosas, jurídicas y militares, centrándose en las nuevas aproximaciones metodológicas que han enriquecido notablemente el panorama sobre estos estudios en las últimas décadas. Al mismo tiempo, este congreso pretende sacar a la luz algunas interesantes perspectivas (muchas de ellas interdisciplinares), que hoy en día caracterizan el estado actual de la investigación en este campo.

La conferencia se celebrará en honor del profesor de Schepper en su antigua institución de acogida, la Universidad de Nimega (actualmente Radboud Universiteit Nijmegen). El profesor de Schepper se encuentra actualmente terminando de revisar y poner al día su tesis doctoral, la cual será publicada por la Academia Real de Bélgica en 2016/2017, y sobre la que se hablará durante el congreso.

ORGANIZACIÓN:
  • Dr. Dries Raeymaekers (Radboud Universiteit Nijmegen); d.raeymaekers@let.ru.nl
  • Dr. José Eloy Hortal Muñoz (Universidad Rey Juan Carlos); joseeloy.hortal@urjc.es
  • Dr. Gijs Versteegen (Universidad Rey Juan Carlos); gijs.versteegen@urjc.es
  • Dr. Pierre-François Pirlet (Université de Liège); pfpirlet@ulg.ac.be


PROGRAMA:

Thursday, 26 May 2016 / Jueves, 26 de Mayo de 2016
  • 9:30-10:00 Opening of the conference and welcome / Recibimiento de seminaristas y entrega de documentación
  • 10:00-10:45 Opening lecture by Professor Hugo de Schepper and presentation of his book ‘De Regeringsraden naast Landsheren en Landvoogden in de Habsburgse Nederlanden’ / Discurso del profesor Hugo de Schepper y presentación de la edición de su libro ‘Los Consejos de Gobierno a latere principis o de su theniente general en el Flandes de los Austrias’

Cartel del Congreso
  • 11:00-11:20 René Vermeir (Universiteit Gent) – ‘Statebuilding from below: the case of the Estates of Flanders during the 17th
  • century’’
  • 11:20-11:40 Alícia Esteban Estríngana (Universidad de Alcalá de Henares) – ‘El príncipe y su sucesión: la alternativa de separar o conservar los Países Bajos en el reinado de Felipe II’
  • 11:40-12:00 Bram De Ridder (KU Leuven) – ‘Passports as an institutionalized form of Habsburg-Dutch border control during the Eighty Years War’
Session Court Institutions / Sección Instituciones Cortesanas
  • 13:30-13:50 José Eloy Hortal Muñoz (Universidad Rey Juan Carlos, Madrid) – ‘History and evolution of one Court of the Spanish monarchy: the creation of the Maison Royale de Bruxelles’
  • 13:50-14:10 Cristina Bravo Lozano (Universidad Pablo de Olavide, Sevilla) – ‘Decoro, ejemplaridad y persuasión: la identidad confesional de la real capilla española en La Haya (1648-1702)’
  • 14:10-14:30 Steven Thiry (Universiteit Antwerpen) – ‘Gideon’s Tribulation. The Order of the Golden Fleece between Symbolic Dissent and Institutional Reinvention (1559-1581)’
  • 14:30-14:50 Discussion / Debate
  • 15:10-15:30 José Martínez Millán (Universidad Autónoma de Madrid) – ‘La influencia de Isabel Clara Eugenia en la creación de la congregación Propaganda Fidei y la expansión pacífica del Cristianismo en Holanda’
  • 15:30-15:50 Julien Régibeau (Université de Liège) – ‘Entre Rome, Bruxelles et l’Espagne: une légation au service de la Monarchie de Philippe II’
  • 15:50-16:10 Pierre-François Pirlet (Université de Liège) – ‘Entre Rome, Bruxelles et l’Espagne: le confesseur du gouverneur-général, quelles loyautés?’


Triptico del Congreso.


Friday, 27 May 2016 / Viernes, 27 de mayo de 2016
Morning / Mañana (9:30-12:30)
  • 9:30-10:00 Welcome / Recibimiento
Session Political Institutions II / Sección Instituciones Políticas II
  • 10:00-10:20 Manuel Herrero Sánchez (Universidad Pablo de Olavide, Sevilla) – ‘Colaboración entre la Embajada de España en La Haya y la red de consulados y agentes de la Monarquía en las Provincias Unidas durante la segunda mitad del XVII’
  • 10:20-10:40 Yves Junot (Université de Valenciennes) – ‘Institutions royales et autorités locales: les gouverneurs des villes et la construction de lieux de pouvoir impérial aux Pays- Bas espagnols du XVIe siècle’
  • 10:40-11:00 Lourdes Amigo Vázquez (Universidad de Murcia) – ‘Instituciones y gobierno extraordinario: Flandes en tiempos del Grand Condé (1651-1659)’
  • 11:00-11:20 Discussion / Debate
11:20-11:40 Coffee break / Pausa-café
Session Commercial and Cultural Institutions / Sección Instituciones Comerciales y Culturales
  • 11:40-12:00 Miguel Ángel Echevarría Bacigalupe (Universidad del País Vasco, Bilbao) – ‘Sistema comercial e instituciones en los Países Bajos Modernos’
  • 12:00-12:20 Bernardo García García (Universidad Complutense, Madrid) – ‘El patronazgo real y La gestión de la gracia a lamencos y borgoñones en tiempos de Felipe III (1598-1621)’
12:20-12:30 Discussion / Debate
12:30-13:30 Lunch / Comida
Afternoon / Tarde (12.30-16.20)
Session Juridical Institutions / Sección Instituciones Legales
  • 13:30-13:50 Gustaaf Janssens (KU Leuven) – ‘Los privilegios: justificación para la oposición leal y para los rebeldes en sus acciones contra la política de Felipe II en Flandes (1559-1581)’
  • 13:50-14:10 Nicolas Simon (Université Libre de Bruxelles) – ‘Legislation and decision-making process in the Spanish Low Countries (1580-1610)’
  • 14:10-14:30 An Verscuren (KU Leuven) – ‘Superior court or just the Sovereign’s court? The Great Council of Malines and the Privy Council in the Austrian Netherlands’
14:30-14:50 Discussion / Debate
14:50-15:10 Coffee break / Pausa-café
Session Military Institutions / Sección Instituciones Militares
  • 15:10-15:30 Giuseppe Bertini (Università di Parma) – ‘The successful career of Galvano Anguissola in the Netherlands at the court and in the army of Alessandro Farnese
  • 15:30-15:50 Erik Swart (Universiteit Utrecht) – ‘“Volghende het out herkomen van den huyse van Bourgoingen”. Continuity and discontinuity in military institutions between the Habsburgs Netherlands and the rebellious provinces, ca. 1550-ca. 1600’
15:50-16:20 Final Remarks / Clausura Raymond Fagel y Maurits Ebben (Universiteit Leiden)


lunes, 11 de abril de 2016

Reseña de Arqueología e Historia n.º5: Sicilia Griega. Tierra de dioses

Portada de Arqueología e Historia n.º5: 
Sicilia Griega. Tierra de dioses

Hoy vamos a reseñar brevemente Arqueología e Historia n.º5: Sicilia Griega. Tierra de dioses. A nivel general no querría repetirme de lo que dije en la anterior reseña de la revista, sólo voy a recordar las características más importantes. Interdisciplinar, con grandes especialistas a nivel nacional e internacional, excelente nivel gráfico y bibliografía complementaria en internet. Dejo aquí el enlace del presente número.  

Éste número se abre con el trabajo de David Vivió Codina titulado "La Sicilia mítica". No se me ocurre mejor manera de resumirlo que diciendo que me lo llevaría debajo del brazo si viajara a Sicilia, pues con él puedes visita todos los sitios de la isla ligados con la mitología y todo ello con una cuidada selección de textos. 

Le sigue el breve pero enjundioso trabajo de Adolfo J. Domínguez Monedero titulado "Religión y relaciones interculturales en la Sicilia Griega". Extraigo un pequeño texto del mismo que me llamó especialmente la atención y que los desgraciados atentados de Bélgica ponen aún más de desgraciada actualidad. 
Hay que recordar a este propósito que en el mundo antiguo, y a diferencia de lo que ocurre en otros periodos históricos, la religión no solía ser asunto de división y de conflicto sino, precisamente, todo lo contrario. Los griegos no tenían por lo general inconveniente alguno en aceptar la sacralidad de los espacios de culto ajenos e, incluso, de otorgarles un lugar dentro de su propio universo religioso. La capacidad de sincretizar las propias concepciones religiosas con aquellas otras con las que se iban encontrando en los distintos espacios a los que sus actividades coloniales y comerciales les iban llevando (...) Los griegos solían establecer equivalencias entre los dioses que adoraban los pueblos con los que se encontraban y los suyos, lo cual en cierto modo era también una manera de apropiación simbólica del territorio sobre el que estos dioses ejercían su dominio.
Como decía un profesor de arqueología mío... Eran antiguos pero no tontos. Le sigue el trabajo de Jesús Carruesco titulado "Santuarios y prácticas religiosas en la Sicilia griega" que junto al trabajo de Clemente Marconi "Más cerca de los dioses. Templos y santuarios en la Sicilia arcaica y clásica" dan una panorámica de lo más completa de todos los templos de la isla. 

Andrea Debiasi en su artículo "El Etna en el imaginario griego. Entre la historia y la leyenda" nos acerca a la mitología surgida de este gigante volcánico. Joaquín Ruiz de Arbulo nos presenta su artículo "La isla de las dos diosas" donde indaga en las figuras de Demeter y Coré/Perséfone 

Grabado de 1690, obra de Johann Ulrich Krauß (1655-1719):
Las compañeras de Perséfone son transformadas en sirenas. Fuente; Wikipedia
Roberto Sammartano en "Héroes míticos y héroes fundadores en la Sicilia Griega" donde aprovecha el caso griego para indagar más profundamente en este tipo de héroes como arquetipos. El estudio mitológico se cierra, muy acertadamente, con una aproximación a los mitos a través de la numismática a través del trabajo de María Caccamo Caltabiano titulado "La efigie del mito. Religión y poder a través de la numismática", trabajo muy didáctico y acompañado por imprescindibles ilustraciones.

En las páginas 56-57 se nos propone un "Itinerario de arqueología y mitología" que destaco porque precisamente esto es lo que produce la revista en el lector; ganas de salir corriendo con tu revista debajo del brazo a visitar Sicilia. Creo que podría funcionar como guía cultural de viaje de manera óptima. 

Cuenta, como es habitual, con una sección de libros que siempre agradeceré pues en él se reseñan libros que no salen en medios de comunicación generalistas y que son imprescindibles para especialistas y grandes lectores por su calidad.

Cierra el número un breve avance del próximo número que creo estará disponible cuando se publique esta reseña. Será el número 6 titulado El Camino de Santiago en la Edad Media que os reseñaremos también encantados.

Un saludo.
Portada de Arqueología e Historia n.º6:
El Camino de Santiago en la Edad Media

Fuente; arqueología e Historia. Despierta Ferro.