jueves, 15 de diciembre de 2016

La Corte del Barroco. Textos literarios, avisos, manuales de corte, etiqueta y oratoria

Ficha técnica del libro: 
  • Título: La Corte del Barroco. Textos literarios, avisos, manuales de corte, etiqueta y oratoria
  • Coordinadores: Antonio Rey Hazas, Mariano de la Campa Gutiérrez, y Esther Jiménez Pablo 
  • Editorial: Ediciones Polifemo
  • Plaza de edición:Madrid
  • Fecha de edición.2016. 
  • Número de páginas: 735. 
  • ISBN: 978-84-16335-28-2
Hola a todos: 

Hoy os presentamos esta novedad editorial que a buen seguro se convertirá en una obra de referencia. No es ningún secreto que a mí el tema de la Historia de la cultura me interesa y, como podéis ver por la introducción del libro que pongo más abajo, hay material y del bueno al respecto. 

Hay trabajos que llaman especialmente mi atención como La Corte del Barroco. Cambios culturales y de comportamiento de José Martínez Millán o El “gran memorial” de 1624 o la construcción imaginaria del conde-duque de Olivares de Manuel Rivero Rodríguez. Visión alternativa a Elliot muy interesante del conde-duque,figura histórica que por aquí gusta mucho.

Me pasa lo mismo con la figura histórica de Margarita de Austria, a la que Félix Labrador Arroyo dedica su artículo Ceremonias regias en torno a Margarita de Austria y su propagación literaria y artística a través de las entradas de 1598 y 1599. Pedro García presenta un título que también me resulta de lo más sugerente, El imaginario monárquico en el Teatro histórico de Lope de Vega. Otro personaje histórico muy potente es el tratado por Henar Pizarro Llorente en su artículo Política y Santidad: Los biógrafos de San Francisco de Borja durante el Barroco. 

Podría resaltar otros muchos para "picaros" la curiosidad, pero me voy a quedar con el trabajo de Esther Jiménez Pablo llamado La polémica instrucción del general Aquaviva a los confesores jesuitas en la corte de Madrid (1602). Los jesuitas son, posiblemente, la orden que más me intriga e interesa. La polémica siempre les ha rodeado y su erudición me hace tenerles especial simpatía. El otro motivo es que hasta hace relativamente poco era totalmente inconsciente del enorme papel que jugaron los confesores en la corte. Su influencia en las decisiones de la monarquía y la lucha, ríete de Juego de tronos, que hubo entre las distintas ordenes religiosas para ocupar esos ansiados cargos. 

Os dejo con la introducción del libro y con el enlace al índice completo de la obra. 

Un saludo y buena lectura.
Dos de los autores del libro, José Martínez Millán y Manuel Rivero Rodríguez en el último Congreso internacional realizado por el Instituto Universitario La Corte en Europa (IULCE). Fuente; Royal Sites Heritage
Introducción:
El volumen que aquí se presenta adquiere pleno significado en el marco de investigación del Instituto Universitario La Corte en Europa (IULCE) de la Universidad Autónoma de Madrid. Su metodología de trabajo y su articulación interdisciplinar ha permitido acercarse al estudio de la Corte y del sistema cortesano en la Edad Moderna de tal manera que pueden mostrarse los variados contrastes que existieron en la sociedad de los siglos XVI y XVII. Desde esta visióncobra nuevo sentido analizar con una perspectiva histórica la Corte del Barroco para así comprender mejor la realidad de los Siglos de Oro.<

Establecida la capital de la Monarquía en Madrid en tiempos de Felipe II, la ciudad pasó a representar la corte de la Monarquía hispana, es decir la sede de un complejo sistema político organizado a través de las instituciones que en la península y en las cortes virreinales configuraban dicha Monarquía. 

Madrid, como sede de la corte, desarrolló un modelo de cultura cortesana y un sistema de relaciones que se extendieron a todas las manifestaciones de la sociedad barroca, tanto políticas, como religiosas o literarias.

Desde principios del siglo XVII, Madrid se convirtió en el marco ideal de la apariencia falaz, el equívoco y el fingimiento, lo que originó el nacimiento de un nuevo género literario expresamente dirigido a prevenir los riesgos que tales características comportaban para los inadvertidos: nos referimos al iniciado por Antonio Liñán y Verdugo en su denominada Guía y avisos de forasteros que vienen a la Corte (1620), en cuya línea habrían de continuar Los antojos de mejor vista (h. 1623), de Fernández de Ribera; El curioso y sabio Alejandro (1634), de Salas Barbadillo, y Los peligros de Madrid (1646), de Baptista Remiro de Navarra. Un género que habría de desembocar en el costumbrismo madrileño de Juan de Zabaleta, con sus inolvidables Día de fiesta por la mañana (1654) y Día de fiesta por la tarde (1660); y, sobre todo, en las obras del “mantuano” Francisco Santos, defensor a ultranza de su ciudad, a la que define como “la más noble y amada patria, madre de los mejores ingenios del mundo”, y que es el tema predominante de sus obras: Día y noche de Madrid, Las tarascas de Madrid, Los gigantones de Madrid, La noche de San Juan, El cárdeno lirio de los campos de Atocha, En Madrid llorando, etc. Junto a ello, obvio es decirlo, la necesidad de noticias dio origen a los Avisos de Pellicer, Barrionuevo, etc.
A la luz de lo expuesto, el objetivo que persigue esta obra es analizar tanto
las manifestaciones literarias y retóricas como los hechos históricos que se generaron
en el sistema de Corte que la Monarquía había configurado en la sociedad
barroca.

Gracias a la labor de los colaboradores del volumen, reconocidos especialistas de distintas instituciones españolas y extranjeras, ha podido llevarse a cabo la elaboración de este libro que reúne importantes aportaciones bajo cinco epígrafes: Literatura política y espacio cortesano; Avisos, relaciones y noticias; Fiesta, ceremonial y educación cortesana; Literatura, retórica y oratoria, y Espiritualidad cortesana.

Es de justicia dar las gracias por la ayuda prestada a las instituciones que han confiado en nuestro trabajo: la Universidad Autónoma de Madrid y al Instituto Universitario “La Corte en Europa” (IULCE) de la misma Universidad, que han puesto a nuestra disposición los recursos necesarios para celebrar reuniones científicas en las que pudieron discutirse los más variados aspectos sobre La Corte del Barroco (...)

Esta obra no hubiera podido realizarse sin el apoyo personal y científico de José Martínez Millán, director del IULCE y verdadero renovador de los estudios de la Corte en la historigrafía hispana en los últimos veinte años. También debemos dar las gracias a Ramón Alba y a Ediciones Polifemo que, con su habitual entusiasmo por los estudios históricos, ha favorecido en todo momento la publicación de la obra.

Antonio Rey Hazas, Mariano de la Campa, Esther Jiménez Pablo
Madrid, 9 de noviembre de 2016.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.