lunes, 29 de junio de 2015

Reseña: Charlas-debate "Píxeles aparte: reiniciando el videojuego"

Hoy tenemos nueva entrada de Iris Rodríguez Alcaide, nuestra experta en videojuegos al combinar las visiones de gamer e historiadora. Concretamente, la reseña de un interesante ciclo de charlas - debate que combinan ambas visiones. Le cedemos desde ya la palabra.
-------------------------------------------------------------------------------------------
(MediaLab Prado)
En la tarde del pasado miércoles 17 de junio dio comienzo un interesante ciclo de charlas-debate sobre el videojuego como elemento de expresión cultural en las instalaciones de MediaLab Prado (C/ Alameda, 15), fruto del trabajo de varios colectivos desde hace tiempo dedicados al medio.
Tras pasar por las ciudades de Salamanca y Barcelona, se presentaban así en Madrid de forma conjunta dos destacables publicaciones sobre el tema dentro del panorama nacional: el último número de la revista Bit y Aparte (editada por la asociación ARSGAMES) y los dos primeros volúmenes de Letras Pixeladas (ZehnGames). El objetivo de dichas publicaciones (ambas de un marcado perfil académico y de investigación), es analizar el videojuego más allá de su industria y vertiente lúdica.
Conjuntamente a esta presentación se ofrecía la primera de una serie de breves charlas-debate (seguidas de un turno de preguntas) relacionadas con el mundo del videojuego. El Level 1 se abría así con un topic clásico: el del héroe y el concepto y tipos de heroicidad representada, desde sus orígenes (el héroe antiguo), pasando por el héroe medieval hasta alcanzar la actualidad en la figura del anti-héroe.
I. GOD OF WAR (2005-2013): Las consecuencias de la violencia a través del héroe griego.
La presentación de ambas investigadoras se abrió con una necesaria reflexión de plena actualidad, como es el debate sobre los contenidos violentos en los videojuegos y las negativas repercusiones sociales que se les suelen achacar (véase el reciente caso del instituto de Barcelona).

La propuesta de Cadiñanos y García pasa por reflexionar sobre qué es la violencia en cada época (es decir, contextualizarla) y ver cómo la gestiona cada cultura, muy importante esto de cara al ámbito educativo actual. Esta es la razón de la elección del videojuego God of War por las ponentes, pues consideran que los diseñadores se preocuparon por sumergirse en la realidad del mundo clásico y su concepto propio de héroe a la hora de contextualizar la violencia que representan.
Kratos de Esparta (3DJuegos)
En primer lugar, fue necesario hacer una distinción clara entre las características del héroe clásico y el héroe moderno: el primero se convierte en tal por apoyo directo de los dioses o porque sobresale de algún modo entre los demás hombres; así mismo, podía cometer actos que hoy consideraríamos crueles o censurables, puesto que la suya era una cultura de la vergüenza y no de la culpabilidad. A pesar de su origen noble y principesco, Aquiles y Kratos son héroes probablemente más "humanos" que nuestros héroes actuales. Por su parte, el héroe moderno (que se ilustró con el ejemplo de John Connor de Terminator) suele ser de extracción social humilde, sólo realiza acciones relacionadas con el bien y, a pesar de no ser personajes netamente religiosos, son mesiánicos, es decir, encarnan todos los valores admirables de la humanidad para hacer frente a un contexto de crisis total.
Desde el punto de vista narrativo, la historia de Kratos sigue la estructura de una tragedia, marcada por el deseo de venganza (al estilo de Orestes). Y es que en el caso de la cultura clásica griega, la violencia se representaba fundamentalmente a través del teatro, donde además de llegar a personas de todos los estratos sociales se mostraban las consecuencias de la misma (cosa que en opinión de las ponentes raramente ocurre en las historia de héroes modernos, poniendo como ejemplo la ignorada devastación causada en la última de Superman).
II. JUGAR EL ABURRIMIENTO: Análisis práctico de estéticas no heroicas en los videojuegos
Lozano nos ofrecía una interesante segunda ponencia con la propuesta de que la acción en las obras de ficción ya no la llevan solamente los "héroes", sino los personajes mundanos. En nuestros días, existe por tanto una estética de la "no-heroicidad" que se plasma en el éxito de series y películas como Friends, How I Met Your Mother o la más reciente Boyhood; pasando por videojuegos como Los Sims o los populares simuladores de oficios.
La pregunta es: ¿Se puede jugar a ser alguien normal y corriente, con dinámicas de juego inspiradas en la rutina, sacadas de la vida cotidiana? Lozano presentó a la audiencia varios casos interesantes, aunque por no poder extendernos mucho destacaríamos el del videojuego Papers, Please (2013).

Mediarama
Según uno de nuestros más extendidos tópicos nacionales, "Papers, Please" nos permite cumplir el gran sueño de nuestra vida: ser funcionario (en este caso, de inmigración en aduanas). Este juego, que se desarrolla en la imaginaria Arstotzka de 1982, posee una estética claramente inspirada en la burocracia de los antiguos países comunistas al este del Telón de Acero. Como se puede comprobar según vamos avanzando en el juego, aquí las decisiones justas o "heroicas" no se premian (como dar un permiso o pasaporte a quien no debes); bien al contrario, muchas veces son opuestas a los objetivos "mundanos" que debemos cumplir, como es la tarea de mantener a nuestra familia o no acabar encarcelados por el régimen.
III. EL HÉROE MEDIEVAL CRISTIANO Y SU INFLUENCIA EN LOS VIDEOJUEGOS
El héroe medieval cristiano es fundamentalmente un caballero (miles christi), un título proveniente del ámbito aristocrático. Su principio de actuación es la defensa de la fe frente al Otro (Islam). Posee un carácter guerrero, violento y mesiánico, elemento este último del que se apropian especialmente los reyes del periodo (bajo el imperativo de "salvar el reino"), como ilustran las crónicas de monarcas castellanos como Alfonso VII y XI.

The Burden of Nerevarine (IgorLevchenko)
Rue Shepard Art Noveau (elmjuniper)
Este modelo encaja muy bien con la narrativa del juego de rol fantástico The Elder Scrolls III: Morrowind (Bethesda, 2002). Nuestro personaje comienza como un prisionero extranjero (outlander) en la cárcel de una tierra extraña: la gran Isla de Morrowind, hogar de los hoscos elfos oscuros. Marcado/a por extraños sueños y los rumores de la antigua profecía de Azura, nuestro/a protagonista tendrá la misión de superar siete grandes pruebas que le llevarán a unificar políticamente a las grandes Casas de nobles guerreros, magos y comerciantes, así como al Tribunal religioso y las principales Tribus a fin de enfrentarse al Mal que acecha desde el corazón de Morrowind; es decir, lo que Jesucristo iba a hacer (y no pudo) según pretendían las profecías del Antiguo Testamento.
Precisamente, otra de las características que presenta el héroe medieval son los numerosos paralelismos que mantiene su vida con la de Jesucristo, como son el pretendido origen humilde u oculto/desconocido y las capacidades sobrenaturales. Venegas ve en el personaje del/la Comandante Shepard, protagonista de la trilogía de ciencia-ficción Mass Effect (Bioware, 2007-2012), un claro ejemplo de esta inspiración. Shepard (aquí la referencia al Pastor) es un/a soldado de élite perteneciente a la Alianza de Sistemas, pero ante todo una persona sobresaliente: encarna lo mejor que puede ofrecer la Humanidad. En algún momento de la trama debe hacerse con la ayuda y lealtad de 11 compañeros (¿apóstoles?) e incluso llega a resucitar y sacrificarse para salvar, no ya a la Humanidad, sino a todas las especies que moran en la galaxia contra una amenaza tan mortífera como desconocida.
Programa del evento (cedida por la Organización)

jueves, 25 de junio de 2015

Ojalá vivas tiempos interesantes

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.
Este texto da comienzo a una de las novelas más famosas de Charles Dickens, Historia de dos ciudades. Siempre me ha gustado, pues la deliberada ambigüedad, el oxímoron que constituye, es absolutamente universal. Si bien hace referencia a los tiempos de la Revolución Francesa, que todo lo cambiaron, los vivientes de cualquier época podríamos jurar y perjurar que habla de los días que nos toca vivir.

Los chinos usan la frase que da título a esta entrada, «ojalá vivas tiempos interesantes», como una maldición. Los tiempos "aburridos" son tiempos sin cambios, es decir, de estabilidad. Los tiempos interesantes son tiempos de cambio, de adaptación, de revolución y evolución, lo cual complica todo. Son los tiempos que luego resultan apasionantes para los historiadores. Vivimos ahora mismo, sin duda, tiempos de lo más interesante, como los personajes de la novela de mi añorado Terry Pratchett.

Ojalá vivas tiempos interesantes: Living in Interesting Times, documental griego de 2013
Living in Interesting Times, documental griego de 2013 (IPoliStonKosmo)
¿Y cuales son los tiempos que nos ha tocado vivir?

Una lectura imposible que me encantaría hacer es la de un libro de historia llegado del futuro, que hable de estos tiempos y los inmediatamente venideros. Saber cómo llamarán y evaluarán a esta época. ¿La caída de Occidente? ¿La gran crisis climática? ¿La del neodespotismo ilustrado? Si bien posiblemente sea una mezcla de todas, yo voto por la Revolución Informática, versión 2.0 de la industrial, corregida y aumentada.

Tal vez piensen ustedes que esta apreciación está sesgada por mi formación y profesión de ingeniero de telecomunicaciones, y, lógicamente, no puedo rebatirles, aunque sí puedo argumentar. Y mis razones son estas (si no les gustan, tengo otras):
  • La aparición de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) ha revolucionado la economía, y continúan haciéndolo, mediante la aparición de nuevas profesiones, la desaparición de otras, y la necesidad de un cambio general en los sistemas productivos y las habilidades profesionales.
  • Siguiendo la ley de Moore, cada dos años se duplica el número de transistores en un circuito integrado; como consecuencia de ello, el precio se mantiene equivalente. En todo caso, esta ley posiblemente deje de cumplirse dentro de no demasiados años, ya que tal ritmo de crecimiento es insostenible indefinidamente. Esta tendencia es comparable con la de los primeros productos manufacturados de la revolución industrial.
  • La propia información ha sufrido tres revoluciones: la propia creación de la escritura, la creación de la imprenta, y su digitalización (fase en la que estamos), permitiendo un acceso prácticamente ilimitado a la misma. Esta digitalización, la posibilidad de compartir la información a escala planetaria y la potencia de procesamiento de la misma permite una hasta ahora imposible capacidad para la resolución de problemas (tecnológicos, médicos, etc.), así como el establecimiento de nuevos modelos de relaciones y la difusión de información de carácter público.
  • La informática de consumo, materializada en televisiones, ordenadores, acceso a Internet, smartphones, etc. es transversal a la inmensa mayoría de la población en los países desarrollados. Cualquier ciudadano de a pie tiene mayor capacidad de acceso a información, opinión, formación, etc. que un millonario de hace unas décadas, y a una capacidad de cálculo superior a la de la NASA durante el programa Apolo. La revolución informática está embebida en el conjunto de la sociedad.
Lógicamente, todo cambio de este calado tiene un lado oscuro, especialmente combinado con otros patrones, como la crisis económica en la que hemos estado inmersos en los últimos años. Y una de las consecuencias a largo plazo de nuestro tiempo, junto a este paso de gigante en la gestión de la información, o el impacto de las actividades humanas en el clima, es el cambio en los modelos productivos y económicos. Temo que todo esto está entrelazado, y en muchos casos de forma ininteligible para nosotros, simples mortales.

Evolución: el mayor espectáculo sobre la Tierra.

Tal vez les suene el acrónimo STEM: Science, Technology, Engineering & Mathematics. Estos campos, y el conocimiento en los mismos, se consideran claves en una sociedad ya que contribuyen a la competitividad, la prosperidad económica y el crecimiento sostenido. Entendámonos, que seguro que alguno de ustedes, de formación humanista (para quienes está principalmente dirigido este blog), está comenzando a enarcar una ceja: no se trata de que todos tengamos una licenciatura en exactas, sino de tener una base que nos permita lidiar de manera competente con estos aspectos en el día a día.
Ojalá vivas tiempos interesantes: Adaptarse o morir
Adaptarse o morir (Driver Layer)
Si usted y sus conocimientos complementan al ordenador, es probable que sus perspectivas salariales y en el mercado laboral en general sean buenas. Si usted y sus conocimientos no complementan al ordenador, quizá quiera dedicar algún tiempo a corregir ese desfase. Cada vez más gente empieza a quedarse de uno u otro lado de la línea divisoria. Por eso, se acabó el término medio.
¿A dónde quiero llegar con esta parrafada? Pues a que, aun a riesgo de que me pase como a Casandra, creo que merece la pena que usted, historiador (en acto o en potencia), tome conciencia de la necesidad de adquirir una buena relación con la ciencia, la tecnología, y, particularmente, con las reinas de nuestro tiempo, las TIC. ¿Ha decidido usted que los ordenadores son inventos del maligno, que no los entiende y que pasa de aprender a manejarlos? Pues luego no me llore, que yo le he avisado. 

Saben de sobra que soy gran defensor de «la tercera cultura», y que una mente bien formada precisa tanto de conocimientos técnicos como humanistas... y no tengo del todo claro en qué casilla incluir el conocimiento científico, ya que la Ciencia (con mayúscula) está más próxima a la filosofía que a la tecnología. El homo sapiens, para serlo plenamenteha de ser homo faber, homo lector, homo ludens, homo filosoficus, homo spiritualis, y unos cuantos homo latinajo más. Lo que no podemos hacer es, por falta de adaptación, dejarnos llevar como el Raphus cucullatus.

Muchos de ustedes están haciendo un gran trabajo liderando esta adaptación. Sigan así y den ejemplo. En el futuro necesitaremos humanistas e historiadores que nos ayuden a entender todo esto; quienes no lo estén haciendo ya, por favor, aprendan de tecnología, de ciencia, de informática. A usar suites ofimáticas, las redes sociales, a crear páginas donde mostrar sus proyectos e investigaciones. A combatir al utilitarismo con sus propias armas. A colaborar otras ramas más técnicas. No se extingan por no saber adaptarse, o estaremos mucho más cerca del Mundo Feliz de Huxley. Por mi parte, prometo ayudarles, con este blog, y leyendo sus obras, pasadas, presentes y futuras.

Ojalá vivas tiempos interesantes: Tecnología y humanismo, condenados a entenderse
Tecnología y humanismo, condenados a entenderse (Oportuno Veracruz)

martes, 23 de junio de 2015

Magia en El Escorial II. La Noche de San Juan de 1590

Disponte a la pintura de la noche de San Juan, fiesta tan célebre en todo el mundo, pues el Catalogo de Argel la pregona por santa. Bien merecido de aquel primo de Christo, santificado en el vientre de su madre, y Pregonero de las grandezas de Dios, y pues ya va anocheciendo este día veintitrés de junio, vispera de tan festivo alboroço, hora en que hemos de empezar a manifestar ( tu con tu pluma, y yo con el discurso desengañado) la máquina Real de tantas baratijas como se manejan esta noche, y la pintura de las simples, tan sin número que se creen acaso de lo que oyen, ven, ó imaginan andando vigilante es estas ocasiones el demonio, por perturbar almas, ó enredarlas entre los sutiles laços de su habilidad, que como perdió la gracia, procura que otros la pierdan, dando crédito a  cosas que no lo merecen, pues solo Dios es el dueño de todo, a quien se debe honor, y gloria, y no a cosas superticiosas y hechiçeras  (f. 39 v.)
Magia en El Escorial II. La Noche de San Juan de 1590. Antiguo grabado de la Noche de San Juan. Fuente. elmundo.es
Antiguo grabado de la Noche de San Juan. Fuente. elmundo.es
Francisco Santos nos dejaba esta descripción tan certera y poética de la Noche de San Juan en su La tarasca del parto en el mesón del infierno y días de fiesta por la noche,(1671), que no he encontrado mejor manera de retomar nuestra entrega titulada Magia y nigromancia en El Escorial durante la noche de San Juan. En la citada primera entrada nos acercamos a la figura del mago que realizó un ritual en la noche de San Juan de 1590 en los bosques cercanos al Monasterio de El Escorial.

Ahora vamos a centrarnos en el ritual que realizó del que os ofrezco el fragmento completo que se recoge en el documento inquisitorial:
Y que para ello era menester una estola y agua bendita y con lo susodicho y otras cosas, la dicha noche víspera de San Juan se salieron al campo. Y que a las once horas de la dicha noche el dicho mosen Jaime con un clavo grande hizo un círculo redondo en el suelo y hizo a la dicha persona que decía estar ligada y hechizada tenderse en el suelo dentro del dicho círculo boca arriba y luego le puso unos pegotes de cera pez en los pies juntos, una pelotilla y en cada mano otra y en la boca otra y el dicho mosen Jaime ciertas palabras que no se entendían y decía eran evangelios y dijo al paciente que rezase tres credos y cuando estaba tendido le echaba agua bendita. y que luego le hizo levantar a la dicha persona y que subiese tres veces en el caballo que llevaron para el dicho efecto y le hizo atravesar por el dicho cerco y luego le hizo subirse en un árbol tres veces y no hacía más sino subir y bajar del dicho árbol.
Y que el dicho reo tenía puesto un roquete y una estola y una vela encendida de cera bendita y escrito en ellas unas letras que decían consumatum est qua felix fausta este y que la dicha vela había de arder hasta que se acabase en  una misa dicha el día de San Juan.
Item la dicha noche de San Juan, él y otra persona se salieron al campo a donde había mucho helecho a coger el grano de él y para el dicho efecto se vistió con un roquete y una estola y llevó consigo agua bendita y cera para encender lumbre y llegados a donde se había de coger el helecho la encendieron y pusieron debajo de las motas del helecho un pedazo de lienzo que llevaron a donde había de caer la grana del helecho.
Item hizo un círculo del tamaño de una rueda de carreta  dentro del cual cubría el dicho lienzo y al cabo del dicho lienzo hizo cruces que estaban en cruces una en frente de otra y dice que estuvo aguardando a ver si había algún ruido de demonios y que el agua bendita llevaba para si había algo, echarla y librarse de lo que sucediese y en esto estuvo desde las diez u once horas de la noche hasta la una.
Item después de lo susodicho dice que cogieron el dicho lienzo y que en él había unas pelotillas a manera de suciedad de mosca que en tocándolas con la mano se deshacían como agua y que él cogió de aquellos algunos granillos y los puso en un papel que cuando le prendieron dejó caer el dicho papel con los dichos granos en el suelo. Item dice que preguntando a ciertas personas si sabía algún  remedio para ganar al juego y diciéndole que si que el grano del helecho el cual se había de coger la noche de San Juan y que por esto procuró coger el dicho grano del helecho. (ES. 28079. AHN/1.1 46.6//  Inquisición, 90, EXP. 6, f. 34.)
Magia en El Escorial II. La Noche de San Juan de 1590. Grabado del Escorial de Pedro Peret (1587) Fuente: bne.es
Grabado del Escorial de Pedro Peret (1587) Fuente: bne.es
Lo primero que debería llamarnos la atención es ver a un sacerdote mezclado en estas prácticas con rituales que mezclan elementos paganos con cristianos. Ello se debe a a que durante la Edad Media, y gran parte de la Edad Moderna, llamar a un médico, a un mago o a un sacerdote para hacer frente a la enfermedad era algo que se decidía por experiencias anteriores del paciente o prestigio del sanador.

Podemos decir que se estableció una  feroz lucha entre clérigos, médicos y brujas por el negocio de la salud. El clérigo por su doble condición de religioso y mago,era doblemente poderoso frente a la competencia. De hecho, quien no era clérigo se hacía pasar como tal. Dentro del propio ritual de la Iglesia, se incluían fórmulas dirigidas a conjurar y exorcizar a los demonios. Nadie mejor para luchar contra las fuerzas demoniacas que los propios eclesiásticos ya que sólo ellos podían consagrar los objetos imprescindibles para la realización de muchos rituales mágicos.

Aclarada, espero, esta cuestión vamos a centrarnos en dos fragmentos del texto. El primero es el encaminado a curar la dolencia del paciente que no es otra que la impotencia, enfermedad, como ya comentamos, asociada a las malvadas brujas. No es que el hombre no pudiera, es que unas señoras malvadas se lo impedían. Ironías aparte vayamos al texto.
"...y decía eran evangelios y dijo al paciente que rezase tres credos y cuando estaba tendido le echaba agua bendita. y que luego le hizo levantar a la dicha persona y que subiese tres veces en el caballo que llevaron para el dicho efecto y le hizo atravesar por el dicho cerco y luego le hizo subirse en un árbol tres veces y no hacía más sino subir y bajar del dicho árbol."
Al lado de la parafernalia cristiana de credos y aguas benditas sobresalen la presencia del caballo y del árbol. ¿Por qué se incluyen en un ritual de impotencia? Por la creencia en la magia simpática o de contacto. Es decir, que ciertas propiedades de un objeto o persona pasan a otra por contacto. A nadie se le escapa que el caballo tiene una innegable carga sexual y si no que se lo digan al de Espartero. El árbol va encaminado hacia el mismo fin y no voy a comentar el por qué por obvio. Cuidado, aquí caballo y árbol se deben leer en este sentido por el contexto, pero ambos elementos tienen una simbología casi infinita. 

El segundo fragmento tiene que ver con la recogida del grano del helecho:
"Item después de lo susodicho dice que cogieron el dicho lienzo y que en él había unas pelotillas a manera de suciedad de mosca que en tocándolas con la mano se deshacían como agua y que él cogió de aquellos algunos granillos y los puso en un papel que cuando le prendieron dejó caer el dicho papel con los dichos granos en el suelo. Item dice que preguntando a ciertas personas si sabía algún  remedio para ganar al juego y diciéndole que si que el grano del helecho el cual se había de coger la noche de San Juan y que por esto procuró coger el dicho grano del helecho."
Magia en El Escorial II. La Noche de San Juan de 1590. Las cuatro brujas de Durero.  Fuente: lasmilhistoriasdelarte.wordpress.com
Las cuatro brujas de Durero.
 Fuente: lasmilhistoriasdelarte.wordpress.com
El propio texto ya explica por qué se recogía el helecho. Para ganar al juego pues nuestro clérigo, además de nigromante, era un pobre tahúr que dirían los de La Frontera. Aquí podemos añadir que era una práctica común entre crédulos los madrileños de la época, aunque no por ello aceptada por todos. Gente inteligente y con espíritu crítica las hay en todas las épocas como demuestran Francisco Santos. No hagamos de la parte el todo.

Y, en fin, es que la noche de San Juan está llena de magia, superstición, de un paganismo que la iglesia nunca pudo eliminar de manera completa. De ritos de purificación y fertilidad sobre todo, pero casi de cualquier tipo, imposibles de abarcar en un texto. Este ritual es una simple pincelada de una noche sin duda mágica. 

Feliz Noche.




Fuentes primarias:

  • Santos, Francisco. La tarasca del parto en el mesón del infierno y días de fiesta por la  noche, 1º ed, 1671
  • ES. 28079. AHN/1.1 46.6//  Inquisición, 90, EXP. 6.
  • ES.28079. AHN/1.1.46.6/Inquisición, MPD. 442.
Fuente secundaria donde podréis encontrar una bibliografía más extensa:

  • Morales Estévez, Roberto (2014) «Los grimorios y recetarios mágicos», Señales, portentos y demonios. La magia en la literatura y la cultura españolas del Renacimiento,ALBERTO MONTANER  Y EVA LARA (Eds.), SEMYR, Salamanca. pp. 537-578.

jueves, 18 de junio de 2015

Joseph Priestley, un chorro de aire fresco

Retrato de Joseph Priestley
Joseph Priestley (Biografías y vidas)
Dicen que los grandes descubrimientos se hacen por casualidad, como ya dijimos al hablar de Philo Farnsworth y la invención de la TV; pero en el caso de Joseph Priestley esto es particularmente cierto, y él mismo era consciente de ello.

Joseph Priestley nació en Yorkshire en 1733, hijo de un comerciante de lana. Su madre murió cuando tenía 6 años, y su padre, incapaz de hacerse cargo de él, lo envió a vivir con su cuñada y su marido, lo cual tuvo una influencia decisiva en su vida, pues eran lo que se llamaba entonces disidentes (no creían en las doctrinas anglicanas; a día de hoy les llamaríamos unitarios).

Joseph tenía buena cabeza: con 16 años dominaba, latín, griego y hebreo, y poco después estudiaba francés, italiano y alemán. Al graduarse en el college, decidió hacerse sacerdote, y, a la vez, ser profesor de idiomas en una escuela de Warrington. En 1761 publicó Rudimentos de la gramática inglesa, considerada una de las mejores de su época.

Portada de "The History and Present State of Electricity", (Recuerdos de Pandora)
Portada de "The History and Present State of
Electricity", (Recuerdos de Pandora)

En Warrington asistió a una charla sobre química práctica, que despertó en él una gran fascinación por la ciencia. Tanto es así que comenzó a visitar regularmente Londres en busca de conocimientos; allí conoció a Benjamin Franklin, a quien confesó que le encantaría escribir un libro sobre electricidad. El americano le animó a ello, lo cual se materializó en 1767 en la publicación de The History and Present State of Electricity, auténtico compendio de lo que se sabía entonces sobre el tema.

Y es que el señor Priestley también le dedicó tiempo a la historia, contribuyendo al nacimiento de la historiografía, puesto que dio un enfoque científico a sus investigaciones históricas. Tal es el caso de su libro sobre la electricidad (que se convirtió en referencial), y otros libros de carácter educativo, como Lecturas sobre historia y política generalasí como una Nueva carta de historia como complemento a dicho libro.

Como ministro de los disidentes se hizo cargo de la capilla de Mill Hill en Leeds, encontrando alojamiento junto a una cervecería. El olor que desprendía la misma le hizo sentir curiosidad por el aire. Uno de sus experimentos le llevó a disolver aire en agua, lo que le convirtió en inventor del agua de soda, logro reconocido por la Royal Society, que le premió con la medalla Copley en 1772.

Animado por este éxito, Priestley continuó con sus experimentos con el aire, para lo cual diseñó una artesa de mercurio con recipientes de cristal invertido destinados a atrapar los gases; así descubrió el óxido nitroso (gas hilarante), el amoniaco, el nitrógeno y el dióxido de carbono, entre otros. Sus experimentos llamaron la atención del mismísimo Lavoisier, logrando, además, observar que las plantas generaban "aire deflogistificado" en su respiración, lo cual indujo los primeros estudios sobre la fotosíntesis.

Equipamiento usado por Priestley para sus experimentos con el aire y los gases
Equipamiento usado por Priestley para sus experimentos con el aire (Recuerdos de Pandora)
En aquella época pervivía la teoría del flogisto, según la cual toda sustancia susceptible de sufrir combustión contiene flogisto, y el proceso de combustión consiste básicamente en la decadencia de dicha sustancia; el aire estaría cargado de esta sustancia, ya que sin él no es posible la combustión ni la respiración. 

En 1774 realizó un experimento  con óxido de mercurio, y observó que el gas que generaba hacía que la llama de la vela ardiese con más vigor. Intrigado, introdujo un ratón en un recipiente repleto de aquel gas, y observó asombrado que el animal vivía más tiempo del esperado. Respiró él mismo ese gas, afirmando que sentía su pecho especialmente ligero y liviano. Rápidamente se dio cuenta de que ese gas era el responsable de la combustión y la respiración.

Estatua a Priestley en
Birmingham (Wikipedia)
Pero Priestley no tenía muy claro lo que había conseguido; mantenía que había "desflogistificado" el aire, y así se lo contó a Lavoisier en ese mismo año. El francés sí comprendió las implicaciones de lo logrado por Priestley, y, tras repetir los experimentos, determinó que el aire contenía un 20% de ese "principio activo"; en 1789 bautizó a ese gas como "oxígeno" (formador de ácidos). Lamentablemente, el genial científico fue guillotinado en 1794, durante "el terror".

Priestley se vio también afectado por la revolución. Ya había publicado escritos en torno a los derechos individuales, y era público defensor de la independencia de EEUU y la revolución francesa. A partir de 1779, cuando se mudó a Birmingham, redactó una serie de libros sobre religión, teología, sermones, etc. rebatiendo muchos de los principios fundamentales del cristianismo. Durante los disturbios de 1791 se vio obligado a huir de la turbamulta, que destruyó su iglesia, su casa y su laboratorio. En 1793 él y su familia embarcaron rumbo a América, estableciéndose en Pennsylvania.

Aún le dio tiempo a escribir la Historia general de la iglesia cristiana y realizar nuevos experimentos científicos... y, paradójicamente, escribir un último escrito defendiendo la teoría del flogisto, que ya se consideraba superada. Falleció el 6 de febrero de 1804.

Y ahora, díganme: ¿el señor Prestley era de ciencias o de letras?

Fuente: ¡Eureka!, Descubrimientos científicos que cambiaron el mundo, de Leslie Alan Horvitz

lunes, 15 de junio de 2015

Curso de Verano: La vigencia del Quijote IV Centenario de la edición de la segunda parte. Alcázar de San Juan, 6,7 y 8 de Julio del 2015.

Hola a todos:

Como deja bien a las claras el título hoy venimos a informaros del Curso de Verano La vigencia del Quijote IV Centenario de la edición de la segunda parte organizado por el Instituto de Estudios la Corte en Europa y la Universidad Autónoma de Madrid.

El congreso que celebrará en la bonita localidad manchega de Alcázar de San Juan los próximos 6,7 y 8 de Julio del 2015 y las sesiones tendrán lugar en el histórico y bello edifico Hotel Convento Santa Clara que podréis conocer un poco más con el siguiente vídeo. 


¿Cómo apuntarse? Es muy sencillo y lo podréis hacer desde el siguiente enlace que lleva directamente a la hoja de inscripción y al programa.

El resumen del curso facilitado por la organización es el siguiente:

Curso de Verano: La vigencia del Quijote IV Centenario de la edición de la segunda parte. Alcázar de San Juan, 6,7 y 8 de Julio del 2015. Portada de la segunda parte del Ingenioso  Cavallero don Quijote de la Mancha. Fuente: www.joseluisarchilla.com
Portada de la segunda parte del Ingenioso
Cavallero don Quijote de la Mancha.
Fuente: www.joseluisarchilla.com
En 1615, se publicó la segunda parte del Ingenioso Cavallero don Quijote de la Mancha. Se imprimió en la misma imprenta que la primera parte con un ligero cambio en el título, donde ponía “hidalgo” ahora pone “caballero”. Era algo más que una continuación. Era una afirmación del autor y su obra frente a segundas partes espurias, pero también mucho más que eso porque la riqueza y complejidad de esta continuación supera, a juicio de muchos expertos, a la primera. La diferencia de portada puede muy bien advertir del nuevo rumbo. Don Quijote sale de Castilla, recorre la Corona de Aragón, algo insólito en relación con la primera parte que se desenvuelve en un solo escenario, La Mancha, concluyendo el periplo aventurero en Barcelona. Derrotado regresará a su pueblo para encontrar la paz y recobrar la cordura.  Es un texto más político, más abierto a España y a valores y reflexiones que en sus 72 capítulos llevan al protagonista a terminar como hidalgo (para morir) lo que había comenzado como caballero andante.

En el IV centenario de la edición de la segunda parte conviene prestar atención a estos hechos, al autor anciano próximo a la muerte, un reinado gastado, un valimiento que hace aguas… los diez años que transcurren entre la primera y la segunda parte resultan decisivos, en 1605 podría hablarse de Pax Hispánica pero en 1615 ya soplaban los vientos que llevarían a la Guerra de los Treinta Años; en 1605 Don Quijote no habla de economía ni de política, en 1615 sí, habla de economía y de razón de Estado e incluso Sancho se ensaya como gobernante ideal. Aproximarse a ese momento del siglo XVII es acercarse a una realidad muy distinta a la que nos tienen acostumbrados los manuales, permite ver un cambio de rumbo que no puede zanjarse simplemente con la etiqueta de crisis o decadencia (como hiciera Pierre Villar) sino que tiene una lógica y una consistencia mucho más fuerte; un cambio de rumbo, un contexto que explica que explica el afianzamiento de una idea, la Monarquía Católica.


Y este el el programa 


6 DE JULIO

Curso de Verano: La vigencia del Quijote IV Centenario de la edición de la segunda parte. Alcázar de San Juan, 6,7 y 8 de Julio del 2015. Cartel del Curso de Verano. Fuente; IULCE/UAM
Cartel del Curso de Verano. Fuente; IULCE/UAM
  • 9.00 h. Presentación
  • 9.30 h. El tiempo del Quijote: Miguel de Cervantes en el “mar de la Corte” José Martínez Millán y Manuel Rivero Rodríguez.
  • 12.00 h. La Mancha a principios del XVII. Evolución económica y repercusión de la expulsión de los moriscos. Jerónimo López Salazar y D. Francisco Javier Moreno Díaz del Campo
  • 16.00 h. La Segunda parte del Quijote. Antonio Rey Hazas , IULCE-UAM
  • 18.00 h. Mesa de discusión: Mariano de la Campa Gutiérrez, Manuel Rivero, Jerónimo López Salazar, Antonio Rey Hazas y José Martínez Millán

7 DE JULIO

  • 9.00 h. El segundo Quijote: una novela enmascarada. Aldo Ruffinato, Universidad de Turín
  • 11.30 h. Técnicas narrativas del Quijote. Javier Blasco, Universidad de Valladoliid.
  • 16.00 h. Alonso Fernández de Avellaneda en su Quijote. Luis Gómez Canseco, Universidad de Huelva
  • 18.00 h. El Quijote de Parte a Parte. Antonio García Berrio, Universidad Complutense de Madrid

8 DE JULIO

  • 9.00 h. “’Don Quijote dilatado en 1615’: el caso de Dulcinea del Toboso”. Florencio Sevilla Arroyo, IULCE-UAM
  • 11.15 h. Proyección del Quijote en Hispanoamérica.Teodosio Fernández, UAM/IULCE
  • 13.15 h. Mesa de discusión: Mariano de la Campa, Aldo Ruffinato, Florencio Sevilla Arroyo, Teodosio Fernández, Antonio Rey Hazas.
  • 14.30 h.Clausura

Espero sea de vuestro interés. 

jueves, 11 de junio de 2015

Erich von Däniken y las carrozas de los dioses: cosas de marcianos

Quienes nos siguen desde hace tiempo ya saben de nuestro escepticismo, y que distamos mucho de comulgar con ruedas de molino. Esto lo aplicamos tanto al campo científico (donde nunca dejaremos de insistir en la falacia que suponen astrología, homeopatía o similares), como al histórico, donde no podemos sino contribuir, en nuestras humildes posibilidades, a desmentir teorías disparatadas o bulos interesados.

Ya les hablamos aquí de varios magufos en el campo de la historia: Anatoly Fomenko, Comnys Beaumont, Immanuel Velikovsky y Heribert IlligHoy hablaremos de algo que está más de moda, las tonterías teorías sobre los "alienígenas ancestrales", gracias al programa de TV homónimo. Se resumen en que seres extraterrestres llevan interactuando con nosotros desde hace milenios, influyendo de forma decisiva en nuestra historia, y, en muchos casos, dejando pruebas de ello. 
¿Les suena de algo todo esto? Superlópez y La caja de Pandora
Para empezar con el tema, vamos a ver: ¿de verdad me están diciendo que hay civilizaciones en otros planetas, con una tecnología que les permite viajar hasta la Tierra, que han tomado contacto con los humanos y realizado distintas acciones, y que no dejan ninguna prueba irrebatible? Debían ser antepasados de los que se avistan actualmente: se dan un paseo de unos años-luz por pasar el rato, dan las largas a un avión y se vuelven. Muy lógico todo.

Erich von Daniken (El ojo crítico)
Uno de los primeros defensores de estas ideas, y probablemente el más influyente, es Erich von Däniken, suizo nacido en 1935, y que alcanzó bastante repercusión en 1968 con su libro ¿Carrozas de los Dioses?

La idea del libro es que las antiguas civilizaciones tuvieron contacto con extraterrestres, a quienes tomaron por dioses, y que les transmitieron conocimientos avanzados en tecno-logía y construcción. Muchos de los conceptos que lanza en el mismo perviven, ya que han sido machacados hasta la nausea por "los amantes de lo oculto", y se resumen en que han dejado evidencias de sus visitas en forma de ooparts (Out-of-Place Artifacts), término acuñado por Ivan T. Sandersony que hace referencia a elementos que aparecen en un contexto muy inusual, o aparentemente imposible, que podría desafiar la cronología. Entre los citados por von Däniken están:
  • Las pirámides de Egipto
  • Los moais de la isla de Pascua
  • Stonehenge
  • El mapa de Piri Reis
  • Las líneas de Nazca
Vamos, toda la panoplia habitual citada en estos temas, y que presuponen que los miembros de las antiguas civilizaciones eran una panda de inútiles, incapaces de hacer nada decente por sí mismos. Sin embargo, como suelo decir habitualmente, los antiguos eran antiguos, no gilipollas, y todos los ejemplos citados tienen una explicación lógica, aunque en algunos casos aun no hayamos dado con todos los detalles.

De hecho, el libro tuvo réplica por parte de otros autores, como Crash go the chariots de Clifford Wilson en 1972 (a este autor no le llamaría precisamente fiable en conjunto, debido a sus teorías creacionistas),The space gods revealed de Ronald Story (y prologado por Carl Sagan) en 1976. Aunque, como pasó con Velikovsky, uno se pregunta si es buena idea dedicarle tanta atención, ya que es publicidad gratuita.

Von Däniken no fue el primero, pero sí el más influyente a través de ese libro, al hablar sobre "el astronauta de Palenque": la figura representada en un sarcófago del yacimiento arqueológico representaría un astronauta sentado en una nave espacial propulsada por cohetes. La primera mención de esta pareidolia la realizó el soviético Alexander KazantsevPara hablar de una tecnología capaz de viajar al espacio, parece un poco rudimentaria, como pueden ver, pero las primeras Mercury también nos lo parecen ahora, ¿no?.
Tumba de Pacal en Palenque (el "astronauta")
Reconstrucción del aspecto original de la lápida de Pakal en Palenque (Doctor Escéptico)
Un análisis serio de la misma tarda bastante poco en desmentir totalmente esta interpretación. De momento, sabemos que el finado que yace bajo la losa se llamaba K'inich Janaab' Pakal y reinó en esa ciudad desde el año 615 hasta el 30 de agosto del 684

La forma más adecuada de entender la lápida es verla girada 90º. En ella veremos que representa a un monarca maya con peinado y joyas tradicionales. El "motor del cohete" bajo la figura es la cara de un monstruo, símbolo del inframundo, y la parte frontal, un árbol del maíz, típica representación maya de la vida. El supuesto cohete son en realidad dos serpientes (que unen sus cabezas en la parte inferior), y las llamas de la ignición son barbas de las mismas. El fondo, efectivamente, es un cielo estrellado: asociado al árbol del maíz, en representación del calendario. En resumen: el conjunto representa el viaje al más allá del muerto

Vamos, que lo de ver una nave espacial aquí, implica tener ganas; sin embargo, este tipo de mensajes han calado... no hay más que pegarse una vuelta por Internet para comprobarlo. Es curiosa la influencia de estas majaderías teorías en la cultura popular, tal como reflejan en plan cómico personajes como Superlópez. 

Y es que parece que no, pero estas teorías chorras calan. Superlópez y El tesoro del Ciuacoatl,
La duda aquí es si fue antes el huevo o a la gallina (obviamente, el huevo). En 2004 la revista Skeptic indicó que Von Däniken plagió varios conceptos de El retorno de los brujos, y que este último libro a su vez estuvo muy influenciado por los mitos de Cthulhu de Lovecraft. Todo esto se realimenta, de una forma u otra, y deberíamos hacer lo posible por desmentir a todos los "pseudos". Y una de las mejores es, como nos ha demostrado Jan, reirnos de ellos.

lunes, 8 de junio de 2015

Wolf Hall, en la corte del lobo

La BBC ha sido siempre una referencia en cuanto a series, incluyendo las históricas (cómo olvidar Yo, Claudio); y, cómo no podía ser menos, nos ofrece de nuevo un producto de gran calidad con Wolf Hall. Eso sí, no apto para todos los paladares.

Wolf Hall (En la corte del lobo), basada en las novelas de Hilary Mantel, consta de 6 episodios de aproximadamente 1 hora de duración, donde se narra la vida de Thomas Cromwell, estadista británico durante el reinado de Enrique VIIISin duda, los seguidores de Los Tudor recuerdan al personaje, clave durante los convulsos años del cisma anglicano, y antepasado del célebre Oliver Cromwell, primer Lord Protector de Inglaterra.

Wolf Hall: Thomas Cromwell
Thomas Cromwell.
Sin embargo, al contrario que en Los Tudor (serie sin duda de gran calidad y éxito), el juego de intrigas palaciegas aquí narrado puede llegar a "hacérsele bola" a muchos espectadores. La trama tiene un ritmo muy lento, lleno de pequeños detalles, donde es clave el gran trabajo del reparto. Eso sí, todo sigue un hilo conductor, pues no deja de ser una milimetrada partida de ajedrez con su clímax en el último capítulo.

Contribuye a este ritmo pausado la (como no) impecable ambientación, especialmente de interiores, y una especial atención a la iluminación, que parece llevarnos directamente a épocas donde las noches eran mucho más oscuras, al no haber electricidad. Algunas escenas constituyen auténticos lienzos tenebristas, donde la luz de unas velas sobre su rostro nos transmite perfectamente cuales son las cavilaciones del imperturbable y taciturno Cromwell.

Wolf Hall: Enrique VIII
Enrique VIII
Una de las claves de la serie es el gran trabajo de los actores, donde destaca Mark Rylance como Cromwell. Rylance está especializado en Shakespeare (no en vano fue el primer primer director artístico del nuevo Shakespeare's Globey ha sido premiado con varios premios Tony y Olivier. Por su parte, Enrique VIII está interpretado por Damian Lewis (famoso por su papel en Homeland), el cual logra transmitir de forma muy verosímil la compleja personalidad del monarca. Destacan también Jonathan Pryce como el cardenal Wolsey y Claire Foy como Ana Bolena, así como otro especialista en Shakespeare, Anton Lesser, como Thomas More. En resumen, que han seleccionado un elenco que funciona muy bien, y que deja claro que es uno de los grandes atractivos de esta miniserie.

Wolf Hall: Thomas Cromwell en compañía de Thomas Moore
Thomas Cromwell en compañía de Thomas More
La propia Hilary Mantel forma parte del equipo de guionistas, lo que contribuye a garantizar la calidad de la adaptación de las novelas, consideradas entre las mejores de tipo histórico por The Observer. Y como está por escribir la tercera de la saga (esta miniserie adapta las dos primeras, En la corte del lobo y Una reina en el estrado), es de suponer que habrá una segunda temporada de la misma.

Mi conclusión: se trata de una serie que no recomendaré como divulgativa, o a quienes busquen un ritmo trepidante en las mismas, giros argumentales imprevistos y cliffhangers apoteósicos. Pero sí a quienes quieran ver la adaptación de las novelas en que se basa, profundizar en las intrigas de la corte de Enrique VIII, y disfrutar de una combinación de actuaciones, ambientación y técnica narrativa llena de sutileza y austera elegancia.