lunes, 8 de junio de 2015

Wolf Hall, en la corte del lobo

La BBC ha sido siempre una referencia en cuanto a series, incluyendo las históricas (cómo olvidar Yo, Claudio); y, cómo no podía ser menos, nos ofrece de nuevo un producto de gran calidad con Wolf Hall. Eso sí, no apto para todos los paladares.

Wolf Hall (En la corte del lobo), basada en las novelas de Hilary Mantel, consta de 6 episodios de aproximadamente 1 hora de duración, donde se narra la vida de Thomas Cromwell, estadista británico durante el reinado de Enrique VIIISin duda, los seguidores de Los Tudor recuerdan al personaje, clave durante los convulsos años del cisma anglicano, y antepasado del célebre Oliver Cromwell, primer Lord Protector de Inglaterra.

Wolf Hall: Thomas Cromwell
Thomas Cromwell.
Sin embargo, al contrario que en Los Tudor (serie sin duda de gran calidad y éxito), el juego de intrigas palaciegas aquí narrado puede llegar a "hacérsele bola" a muchos espectadores. La trama tiene un ritmo muy lento, lleno de pequeños detalles, donde es clave el gran trabajo del reparto. Eso sí, todo sigue un hilo conductor, pues no deja de ser una milimetrada partida de ajedrez con su clímax en el último capítulo.

Contribuye a este ritmo pausado la (como no) impecable ambientación, especialmente de interiores, y una especial atención a la iluminación, que parece llevarnos directamente a épocas donde las noches eran mucho más oscuras, al no haber electricidad. Algunas escenas constituyen auténticos lienzos tenebristas, donde la luz de unas velas sobre su rostro nos transmite perfectamente cuales son las cavilaciones del imperturbable y taciturno Cromwell.

Wolf Hall: Enrique VIII
Enrique VIII
Una de las claves de la serie es el gran trabajo de los actores, donde destaca Mark Rylance como Cromwell. Rylance está especializado en Shakespeare (no en vano fue el primer primer director artístico del nuevo Shakespeare's Globey ha sido premiado con varios premios Tony y Olivier. Por su parte, Enrique VIII está interpretado por Damian Lewis (famoso por su papel en Homeland), el cual logra transmitir de forma muy verosímil la compleja personalidad del monarca. Destacan también Jonathan Pryce como el cardenal Wolsey y Claire Foy como Ana Bolena, así como otro especialista en Shakespeare, Anton Lesser, como Thomas More. En resumen, que han seleccionado un elenco que funciona muy bien, y que deja claro que es uno de los grandes atractivos de esta miniserie.

Wolf Hall: Thomas Cromwell en compañía de Thomas Moore
Thomas Cromwell en compañía de Thomas More
La propia Hilary Mantel forma parte del equipo de guionistas, lo que contribuye a garantizar la calidad de la adaptación de las novelas, consideradas entre las mejores de tipo histórico por The Observer. Y como está por escribir la tercera de la saga (esta miniserie adapta las dos primeras, En la corte del lobo y Una reina en el estrado), es de suponer que habrá una segunda temporada de la misma.

Mi conclusión: se trata de una serie que no recomendaré como divulgativa, o a quienes busquen un ritmo trepidante en las mismas, giros argumentales imprevistos y cliffhangers apoteósicos. Pero sí a quienes quieran ver la adaptación de las novelas en que se basa, profundizar en las intrigas de la corte de Enrique VIII, y disfrutar de una combinación de actuaciones, ambientación y técnica narrativa llena de sutileza y austera elegancia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.