martes, 30 de diciembre de 2014

Nuestras entradas favoritas de 2014. Una selección muy personal.

Hola a todos:

A escasas horas de acabar con el 2014 la tentación de todos es hacer "lo más". Lo más leído, lo más visitado, lo más importante...nosotros nos queremos hacernos un pequeño homenaje y hacer el ranking de lo que más nos ha gustado escribir este 2014.

No es lo más visitado, no es lo más viral. Es lo que más nos hemos trabajado, aquellas entradas en que más cariño hemos puesto y curiosamente no siempre son las que más visitas reciben, aunque alguna sí puede cumplir esta condición. Tal vez sea porque son con las que más hemos disfrutado en el proceso de aprendizaje: un buen viaje, una buena lectura, o una investigación que nos hace ilusión compartir con el resto del planeta a través de esta página.


 Nuestras entradas favoritas de 2014. Una selección muy personal. Ruinas de la abadía de Santa María. Foto de archivo propio perteneciente a  la entrada de Juan Cabezas Alonso, Viajes con Historia: York, la reina del norte
Ruinas de la abadía de Santa María. Foto de archivo propio perteneciente a
 la entrada de Juan Cabezas Alonso, Viajes con Historia: York, la reina del norte
Estamos todo el día controlando visitas e intentando llegar a cada vez más gente pero eso, y hablo por mí, genera una tensión que a veces me hace no disfrutar de esta experiencia que es Licencia Histórica. Como decía más arriba, a veces cuando leo una entrada de Juan antes de ser publicada le digo que seguro que es un éxito y sí, funciona, pero no como creo que se merece. También sucede en la misma proporción al contrario y he de confesar que a veces no sabe uno cómo acertar, aunque vamos intentando acotar qué es de más interés para vosotros. 

Por eso le dije a Juan un día "dime tus cinco entradas favoritas por encima de criterios de visitas". Y esta es la lista que me ofreció de sus entradas. 
Nuestras entradas favoritas de 2014. Una selección muy personal. Ábside de Santa María de la Peña en Brihuega. Archivo propio. Perteneciente a la entrada  Fotos con Historia: Brihuega, un pedazo de Historia en el corazón de la Alcarria.
Ábside de Santa María de la Peña en Brihuega. Archivo propio. Perteneciente a la entrada 
Fotos con Historia: Brihuega, un pedazo de Historia en el corazón de la Alcarria.
Estas son mis propuestas:
  • Serie sobre Microhistoria:
Creo que Juan coincidirá conmigo si añado una tercera sección de lo que para nosotros ha sido un orgullo y un placer. Haber participado en la difusión del patrimonio arquitectónico y arqueológico de la Comunidad de Madrid como hicimos con La Iglesia de San Pedro ad Víncula en Vallecas y los trabajos que el arquitecto y blogger José Santos Torres tuvo a bien compartir con nosotros. No dejéis de visitar su blog In ArQadia
Y para esto ha dado 2014 que se ha sudado y sufrido. En 2015 sólo podemos prometer trabajo y pelea en general y lo mejor de nosotros mismos para el blog. El resto sólo la Diosa Fortuna lo sabe.

Feliz 2015.

viernes, 26 de diciembre de 2014

El librero historiador. Aportaciones a nuestras secciones de bibliografía.

Hola a todos:

Como prometíamos, íbamos a nutrir más nuestra sección de bibliografía con nuevas aportaciones. Espero poder aportar al menos otras dos tandas de libros, pero las Navidades son imprevisibles y más si hay peques de por medio. 

Para facilitaros la localización de los mismos entre la ya amplia selección bibliográfica, he pensado crear una entrada al efecto y así explicar un poco por qué elijo estos títulos, y dónde podéis localizarlos dentro de la bibliografía. 

En la selección de Historia Moderna y Contemporánea incluyo en el punto uno las siguientes obras. 
  • FOUCAULT, MICHEL. (2006),  Historia de la locura en la época clásica I , Barcelona, FCE.
  • FOUCAULT, MICHEL. (2006),  Historia de la locura en la época clásica II , Barcelona, FCE.
El librero historiador. Aportaciones a nuestras secciones de bibliografía. Portada de: FOUCAULT, MICHEL. (2006),  Historia de la locura en la época clásica I , Barcelona, FCE. Fuente: Mano de Mandioca.
Fuente: Mano de Mandioca.
Un clásico de la historiografía que, aviso, es duro de roer. No apto para los que busquen divulgación, pero por otro lado una obra de esas que puedes sacar mucho y muy bueno. No ayuda mucho a su lectura la horrorosa, porque no tiene otro nombre, edición de FCE. Formato muy pequeño, letra ínfima y papel muy basto que hacen que su lectura no sea muy cómoda. 

Sin abandonar la citada sección podéis encontrar en el punto 1.1. Inquisición. Brujería, magia y superstición la siguiente obra:
  • VV.AA. (2014) Señales, portentos y demonios. La magia en la literatura y la cultura españolas del Renacimiento,ALBERTO MONTANER  Y EVA LARA (Eds.), SEMYR, Salamanca. 
El librero historiador. Aportaciones a nuestras secciones de bibliografía
Fuente: Marcial Pons.
Ya presenté esta obra en el post llamado Presentación de Señales, portentos y demonios. La magia en la literatura y la cultura españolas del Renacimiento, e Iris Rodríguez Alcaide reseñó el artículo de este servidor que podéis encontrar en su interior en el post Reseña de "Los grimorios y recetarios mágicos: del mítico Salomón al clérigo nigromante

No, no me quiero "marcar un Umbral" y venir a hablar de mi libro. Además de mi artículo hay muchos y buenos trabajos en la citada obra. La pena es la más que limitada distribución del mismo después de los enormes esfuerzos que trajo la publicación del libro. No aparece en la web de las grandes librerías y sólo Marcial Pons parece distribuirlo a gran escala. 

Hoy tengo el día pedante porque la próxima obra que incluyo tampoco es apta para todos los públicos. Se trata de: 
  • PRAZ, MARIO (1999),  La carne, la muerte y el diablo en la literatura romántica, El Acantilado, Barcelona.
Otro clásico duro de roer, y no apta para almas sensibles. Nos introducimos en los infiernos del alma humana en un libro al que aún doy vueltas. Es por estos libros que a veces Juan me mira raro. Desde que le recomendé Los Cantos de Maldoror me mira raro. Podéis encontrarlo en la sección en punto nueve titulado Mundo editorial (crítica literaria, Literatura) de la sección otras lecturas recomendadas
Terminamos con algo más suave y amable. Se trata de:

  • GIMFERRER, PERE (2012), Cine y literatura, Austral, Barcelona. 
Últimamente estoy muy interesado por el mundo del cine, y la literatura siempre ha sido mi fiel compañera. Era cuestión de tiempo que me hiciese con este libro, máxime cuando mis alumnos me estás solicitando clases en este sentido. Y uno antes de dar clase se documenta. A ver si ya nos vamos dando cuenta que dar clase no es soltar un "rollo" y volver a casa. Tras una clase hay mucho trabajo. 

El librero historiador. Aportaciones a nuestras secciones de bibliografía. Portada de:GIMFERRER, PERE (2012), Cine y literatura, Austral, Barcelona. Fuente: Librería Pasajes.
Fuente: Librería Pasajes.
Podéis encontrarlo de nuevo en otras lecturas recomendadas en este caso en la sección 15 titulada Cine e Historia

Y por ahora esto es todo amigos. Espero os sea de utilidad y seguimos en la brecha.

Un saludo a todos. 

jueves, 18 de diciembre de 2014

Feliz 2015. Licencia Histórica cierra por Navidad.

Hola a todos:

Pues aquí estamos de nuevo con el turrón, los mantecados y la lotería. Esto podría hacernos pensar que nuestro tiempo es cíclico, que todo vuelve a reiniciarse, pero no es es así. Otro año más a nuestras espaldas, y el tiempo que corre como alma que lleva el diablo. 

Un año con muchos cambios, sin duda. Mientras Juan, cuyas tareas profesionales están muy alejadas del mundo histórico (al que dedica tiempo por mera afición) han sufrido también muchos cambios y una evolución laboral muy interesante, en mi caso ha sido un año que llamaría de trincheras, muy apropiado en el centenario de la Gran Guerra. 

Permitid que utilice esta imagen, sin, por supuesto, comparar mi situación a la de un soldado en el frente, porque este año ha sido el de mantener lo que se tiene contra viento y marea. Entre el barro y los disparos de muchos se han conseguido pequeños logros académicos que a base de más ilusión que fuerzas han salido hacia delante. Sé que no soy el único, sé que muchos estáis así. Por eso lo comparto con vosotros. ¡Mucho ánimo!

Aprovechad la Navidad a tope para para descansar y estar con los vuestros, para leer aquello que realmente os gusta, cargad pilas que falta nos harán. 

Feliz 2015. Licencia Histórica cierra por Navidad. Adoración de los Reyes Magos, Rubens (1609; 1628 — 1629) Museo del Prado. Fuente: Wikipedia
Adoración de los Reyes Magos, Rubens (1609; 1628 — 1629). Fuente: Wikipedia
Con respecto al blog pues aquí seguimos dando guerra con un proyecto ya consolidado. Con nuestros pequeños logros y nuestros grandes esfuerzos por estar dos veces por semana con vosotros. Aprendiendo cada día un poco más sobre este mundo del blog y, sobre todo, de lo que realmente nos demandáis. Entre todas las redes sociales nos acercamos a casi 7.000 potenciales lectores, lo que nos llena de orgullo y satisfacción, pero también de una enorme responsabilidad por proponeros textos de calidad y de interés para vosotros. 

Volveremos con vosotros el 12 de enero pero que nadie piense que Licencia Histórica cierra de vacaciones. En Facebook Juan pondrá una hermosa e histórica imagen navideña. Seguiremos aportando noticias e información desde las redes sociales y aprovecharemos para perfilar y mejorar en lo posible nuestro blog con varias acciones. 
  • Aportar más bibliografía a nuestra sección. 
  • Aportar más enlaces a la sección.
  • Revisar nuestro listado de blogs recomendados, aportando algunos interesantes proyectos que tengo localizados.
  • Una entrada especial de fin de año con nuestras entradas más visitadas y más especiales para nosotros en el 2014. El día 30 publicaremos la entrada.
Me despido de vosotros con mis mejores deseos para el 2015 y espero seguir contando con vuestra presencia. Sin vosotros Licencia Histórica no tendría sentido.

¡Feliz Navidad!

Un saludo.
Feliz 2015. Licencia Histórica cierra por Navidad. Sagrada familia del pajarito, Murillo (1650).  No es un nacimiento pero sí una imagen muy tierna y  real de S. José con su familia. Fuente: Museo del Prado.
Sagrada familia del pajarito, Murillo (1650). No es un nacimiento pero sí una imagen muy tierna y
real de S. José con su familia. Fuente: Museo del Prado.

lunes, 15 de diciembre de 2014

Centenario de Caro Baroja. Brujería y política frente a frente en su obra.

El pasado 13 de noviembre D. Julio Caro Baroja habría cumplido cien años. La figura de este historiador, antropólogo y en definitiva humanista completo me parece inmensa y poco valorada en nuestro país, aunque tengo que reconocer que me ha sorprendido gratamente que los grandes medios de comunicación, como El PaísABC o El Cultural no dejaran pasar la posibilidad de pergeñar pequeños artículos en torno al centenario. Tampoco dejaré pasar la oportunidad de visitar la exposición que la Biblioteca Nacional le dedica.

Centenario de Caro Baroja. Brujería y política frente a frente en su obra.Pío Baroja y Julio Caro Baroja en la biblioteca familiar de Itzea. Fuente: piobaroja.gipuzkoakultura.net
Pío Baroja y Julio Caro Baroja,
Fuente: piobaroja.gipuzkoakultura.net
Conocí su inmensa figura gracias a las lecturas propuestas en la facultad y su hechizo ha llegado en mí hasta hoy. Su independencia intelectual, su erudición hacen de él un modelo de humanista. No puedo recomendar una sola obra, personalmente le conocí con su obra Vidas mágicas e Inquisición, y desde aquel momento he devorado literalmente todo lo que ha caído suyo en mis manos. Nadie como él ha podido resumir un caso de la inquisición con ésa finura y, sobre todo, su independencia intelectual, lo que es un modelo para este que os escribe.

Centenario de Caro Baroja. Brujería y política frente a frente en su obra. Exterior de la casa familiar de los Baroja en Itzea. Fuente: Red Turismo.
Exterior de la casa familiar de los Baroja en Itzea.
Fuente: Red Turismo.
Aprendí a entender un poco más su figura gracias a su monumental biografía familiar titulada Los Baroja. Porque, aunque es evidente, era sobrino del famoso Pío Baroja, y por tanto Julio estuvo rodeado desde pequeño de las más importantes figuras intelectuales de la época. Disfruté de ello y, por qué no decirlo, a envidiar secretamente la biblioteca de la familia de Itzea en Vera de Bidasoa, Navarra. 

Desde entonces mi sueño es tener mi propia Itzea y ya tengo echado el ojo a varios pueblos de Asturias para establecer mi base de operaciones. Vistas las fotos creo que es más que entendible.

Lo que más sorprende de Caro Baroja es su actualidad a pesar de los años y la cantidad de matices que surge en cada lectura que siempre te lleva a nuevas vías de investigación; si no me creéis repasad mis bibliografías, y veréis cómo siempre aparece por un motivo u otro. 

Centenario de Caro Baroja. Brujería y política frente a frente en su obra.Interior de la biblioteca de Itzea. Fuente: ABC de Sevilla.
Interior de la biblioteca de Itzea. Fuente: ABC de Sevilla.
Pongamos un ejemplo. El otro día estaba preparando una clase sobre brujería, y estaba ojeando su inmensa obra Las brujas y su mundo cuando me encontré con este párrafo antológico. Llamo la atención que el libro es de la década de los 60. Las negritas son mías.

Centenario de Caro Baroja. Brujería y política frente a frente en su obra. Don Julio en la biblioteca de Itzea. Fuente: El País.
Don Julio en la biblioteca de Itzea (El País)
Así, pidiendo perdón de antemano a unos hombres que hoy tienen gran poder (y sin que lo que voy a decir deba considerarse una paradoja), advertiré que se pueden encontrar grandes semejanzas entre la bruja antigua y el político moderno sea la que sea su filiación y el origen de su poder. Al uno como a la otra se le atribuyen facultades muy superiores a las que en realidad tienen, son igualmente buscados en un momento de ilusión, defraudan de un modo paralelo y en última instancia los males de la sociedad se les atribuye en bloque: también los políticos se dice que forman sectas con consignas secretas e infames sin más misión que la de propagar el mal, con sus juntas misteriosas y hasta con sus banquetes correspondientes. Cuando son derrotados sufren procesos sensacionales, en la que magistrados austeros y testigos inocentes ponen de manifiesto todas sus culpas. Si hoy existiera la pena de la hoguera los políticos serían los más sujetos a ella. Afortunadamente (para ellos), no la hay y en los países más civilizados, cuando se les condena se les condena como la Inquisición española condenaba a las brujas en el nunca bien alagado siglo XVII: por embaucadoras y embusteras.

Pero dejemos este paralelismo, no sin manifestar antes la ilusión de que así como se ha disminuido mucho el papel de la bruja en la sociedad contemporánea llegará un día en que disminuirá y aún suprimirá el papel político.
Reitero que es un texto de la década de los sesenta. Da que pensar ¿verdad? Dejo a cada uno con sus reflexiones. 

Me despido recomendando este homenaje/coloquio que la Biblioteca Nacional le dedicó el citado día 13. En el mismo intervienen la sobrina de D. Julio, Carmen Caro y Joaquín Álvarez Barrientos, (Instituto de Lengua, Literatura y Antropología del CSIC), de Elvira Ontañón (Fundación Francisco Giner de los Ríos. Institución Libre de Enseñanza), de Faustino Menéndez-Pidal (Real Academia de la Historia), de Emilio Lledó (Real Academia Española) y de Rogelio Rubio (Fundación Ortega-Marañón). No es que sea muy dinámico pero sí muy interesante.

Un saludo



jueves, 11 de diciembre de 2014

En torno a los blogs académicos para historiadores y humanistas II

Hola a todos:

Vamos a continuar con lo expuesto en nuestra entrada En torno a los blogs académicos para historiadores y humanistas I y como ya dijimos analizaremos las plataformas Hypotheses y Madri+D.

Comenzaremos con Hypotheses, que cuenta con un Catálogo con más de 900 blogs, ya que se trata de un proyecto a nivel europeo con Hypotheses alemán e Hypotheses en francés. El examen de esta lista excedería el propósito de esta entrada por lo que nos centraremos en la sección española, aunque no dejéis de visitar el listado que adjunta, donde encontraréis blogs tan interesantes como el de La Asociación de los historiadores modernistas de las universidades francesas (AHMUF).

En torno a los blogs académicos para historiadores y humanistas II. Blogger Wanted. Fuente: Korean Star Wiki
Fuente: Korean Star Wiki
Con una estética sencilla y elegante, muy en la línea de lo que requieren estas cosas (Juan no deja de decir ¡Sencillez y organización! - sobre todo lo segundo - en cuanto hablamos de nuestro blog), se presenta un proyecto específico para Ciencias Sociales y Humanidades cuyo desarrollador principal  es la Biblioteca de la sede central de la UNED

Cuenta con un consejo científico que vela por la calidad científica (valga la "rebuznancia") de los blogs que en él se incluyen. Asesoran a los bloggers en la confección del blog, facilitan un manual de uso de la platraforma y una casa de los blogs dedicada a ofrecer información técnica, editorial y de buenas prácticas para los blogueros de Hypotheses. Vamos, lo que el resto hemos aprendido y seguimos aprendiendo a golpes, se lo dan mascadito. No veáis crítica, y sí sana envidia, de empezar tan bien arropaditos y no de cero.

Allá va un breve listado de aquellos blogs que consideramos más cercanos a nuestra disciplina.
  • MorFlog: Blog de Morfología e Historia del español

En torno a los blogs académicos para historiadores y humanistas II. Logo del portal Hypotheses .http://es.hypotheses.org/
Logo de Hypotheses 

Vamos ahora con Blogs Madri+d, perteneciente al portal Madri+D, que es una fuente de información impresionante para enterar de todo el universo de I+D en España y Europa.

La estética es algo más áspera que en el anterior caso, opinión personal, aunque sigue cumpliendo el criterio de sencillez. En su listado de blogs he contado por encima algo menos de 100 blogs pertenecientes a todas las ramas del saber. De Historia o de nuestro interés he podido recopilar 6. Lamentablemente, tres están sin actividad desde ya hace un lustro:
En definitiva, realmente contamos con los blogs que detallo a continuación:
Todos son muy buenos blogs, pero es de criticar que la plataforma no busque nuevos bloggers, y sobre todo, no eliminar o crear un archivo a tal efecto de páginas que ya no están activas. El caso más sangrante es el citado de Proyecto Ánfora con una sola entrada. Una página de tal proyección y calidad general no debería dar tal imagen, y más contando con autores activos y de calidad en sus filas. 

En torno a los blogs académicos para historiadores y humanistas II. Portada del libro escrito por  Laia San José Beltrán (Ele de Lis), Proyecto paralelo a su blog  The Valkyries Vigil
Portada del libro escrito por
Laia San José Beltrán (Ele de Lis),
Proyecto paralelo a su blog
The Valkyries Vigil 
Haciendo una reflexión general sobre tales plataformas me gustaría saber su difusión real en número de visitas mensuales. ¿Sale más allá de las fronteras académicas? También me planteo si estos portales que indudablemente certifican la calidad de los mismos no debería además buscar fuera de su entorno otros que cumplieran esas condiciones de calidad y de difusión

Estoy pensando, entre algunos ejemplos, en el blog The Valkyries Vigil a cargo de la historiadora Ele de Lis. Serio, documentado y con unos niveles de difusión más que notables, creo que cumple todas las condiciones para que el mundo académico se fijara en ella y otros bloggers que, sin estar en plataformas académicas acercan más la disciplina histórica que ellos. 

Creo que, como en otras muchas cosas, nos encontramos ante un momento de cambio en torno a la difusión de la historia. ¿Son estas plataformas el futuro o son puente para otro modelo aún por llegar?. Veremos.

Un saludo.

jueves, 4 de diciembre de 2014

San-ryu-Scha: los japoneses que nunca se rindieron

[...]Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel [...]
El Código de Bushido

La cultura nipona, a ojos de los occidentales, parece, a menudo, más propia de otro planeta que de otro país. En ella prevalece un concepto que en este lado del mundo casi hemos olvidado, y es el del honor, con los sacrificios que este conlleva.

Japón, como bien saben ustedes, formó parte del Eje durante la Segunda Guerra Mundial, siendo su confrontación con los EEUU el núcleo del conflicto en el Pacífico. Por cierto, nunca dejaré de recomendar dos libros llegados a este punto: en primer lugar, El crisantemo y la espada, de Ruth Benedict, un profundo estudio de la cultura japonesa en los años del conflicto, originalmente destinada a comprender mejor a qué tipo de soldados se enfrentaban los norteamericanos. Y en segundo lugar, Némesis, La derrota del Japón, 1944-1945de Max Hastings, donde describe detalladamente el conflicto mundial en torno al Pacífico durante el último tramo de la guerra.

El ministro de exteriores japonés Mamoru Shigemitsu firma el Acta de Rendición  de Japón a bordo del USS Missouri, el 2 de Septiembre de 1945
El ministro de exteriores japonés Mamoru Shigemitsu firma el Acta de Rendición
de Japón a bordo del USS Missouri, el 2 de Septiembre de 1945 (Wikipedia)
Si mezclamos ambos conceptos, es decir, una guerra de gran alcance en un entorno esencialmente marítimo, y el concepto de honor y sacrificio de los soldados nipones (basado en el bushidō), nos encontraremos con la figura de los San-ryu-Scha, "los rezagados". Este es el nombre dado a aquellos soldados japoneses que, siendo guarnición de pequeñas islas sin apenas valor estratégico, se quedaron aislados tras la histórica firma de la rendición japonesa a bordo del Missouri, permaneciendo en ellas durante años pensando que la guerra continuaba.

Panfleto usado para convencer a los san-ryu-scha de que se rindieran. El periódico dice "La guerra ha terminado"
Panfleto usado para convencer a los San-ryu-Scha.
El titular que el soldado japonés lee en el periódico
dice: "La guerra ha terminado" (Punta de Lanza)
No se trata de un hecho desconocido, ni mucho menos, y su existencia ha servido incluso como reclamo publicitario. De hecho, desde el principio, dado que se sabía de la presencia de guarniciones japonesas en muchas pequeñas islas, fueron los propios norteamericanos los encargados de localizarlas inicialmente, haciéndose cargo el gobierno japonés a partir de 1959. Una técnica empleada fue soltar panfletos informando del fin del conflicto, pero los soldados que los encontraban no los creían y pensaban que eran propaganda enemiga.


A lo largo de los años fueron apareciendo soldados, bien aislados, bien en pequeños grupos, que habían continuado la guerra por su cuenta. El teniente Yamamoto y sus hombres fueron encontrados en la isla de Mindoro en 1960 por un experto en prospecciones petrolíferas norteamericano; tras recibir la noticia de que la guerra había acabado, montaron una fiesta de tres días donde abundó el aguardiente de plátano que habían aprendido a destilar. En otros casos el final fue mucho menos festivo: el cabo Shōichi Shimada murió en 1954 durante un enfrentamiento con fuerzas filipinas, tal como le ocurrió a Kinshichi Kozuka en 1972

Por su parte, Bunzō Minagawa y el sargento Tadashi Itō, miembro de la unidad de Minagawa, se entregaron en Guam, con pocos días de diferencia, en 1960. El sargento Shōichi Yokoi, que sirvió bajo las órdenes de Ito, fue capturado en Guam en enero de 1972; había leído las octavillas, pero pensó que eran propaganda enemiga. Tras volver a Japón tantos años más tarde, se encontró con una nación totalmente distinta, y lamentando no haber servido mejor al Emperador; sin embargo, se casó, escribió un libro sobre su experiencia, y llegó a aparecer en un programa de TV sobre supervivencia en la naturaleza. Incluso se presentó a las elecciones (aunque no consiguió escaño) y fue recibido en el palacio imperial en 1991; falleció en 1997.

Luché y sobreviví: Mi guerra de 30 años, de Miroo Onoda
Libro del teniente Onoda
(Mercado Libre)
Y finalmente, está el caso del teniente Hiroo Onoda, el último soldado japonés en volver a casa, en marzo de 1974. Cuando un excursionista nipón lo encontró en la isla de Lubang le encontró, no quiso creerle y dijo que no rendiría su arma hasta que su superior jerárquico se lo ordenase. Por lo que el desconcertado viajero volvió a Japón y puso el caso en conocimiento de las autoridades, quienes localizaron a su antiguo superior, el comandante Taniguchi (entonces dueño de una librería), que viajó a Filipinas para convencer a Onoda; el cual, por cierto, cuando volvió a  Japón, lo primero que hizo fue visitar su propia tumba, ya que su familia estaba convencida de que había fallecido. Los citados Shimada y Kozuka eran sus compañeros, tal como contó en su libro Luché y sobreviví: Mi guerra de 30 añosOnoda falleció en enero de 2014, a los 91 años de edad.

Aunque a Onoda se le considera el último rezagado japonés, hay otro caso aun más duradero, el de Teruo Nakamura, quien se rindió en Diciembre de 1974 en la isla indonesia de Motorai. Pero como Nakamura realmente tenía origen taiwanés (entonces una colonia de Japón), no hablaba japonés y además era soldado raso, no obtuvo el reconocimiento del gobierno nipón. Falleció de cáncer de pulmón en 1979.

También es muy curioso el caso de Ishinosuke Uwano, quien había sido visto por última vez en la isla de Sajalin, conquistada por la URSS durante el fin de la guerra, y reapareció en 2006 en Ucrania, donde se había casado y tenido hijos. Aunque este caso, realmente, no es equiparable a los anteriores, al tratarse de un prisionero que, voluntariamente, cortó sus lazos con Japón.

Por cierto, que sin duda a nuestros mayores todo esto les recordará un pequeño pedazo de historia española, hoy mucho menos publicitado que antaño: los últimos de Filipinas. Definitivamente en aquellas selvas hay un problema de comunicación...

Fuente: Las cien mejores anécdotas de la Segunda Guerra Mundial - Jesús Hernández.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Anticipando el futuro: Oswald Spengler y la guerra que no fue

Anticipando el futuro: Oswald Spengler y la guerra que no fue
Oswald Spengler (Wikipedia)
Sin duda, a todos los versados en las lides académicas de la historia les sonará el nombre del alemán Oswald Spengler. Filósofo e historiador cuya vida transcurrió a caballo entre los siglos XIX y XX, es autor de la monumental obra La decadencia de occidente.

Este libro, escrito en dos volúmenes, vio la luz entre 1918 y 1923, postulaba que la civilización occidental se encontraba ya en su etapa final, y que era posible predecir los hechos que tendrían lugar durante la misma. Y en su libro Años Decisivos, aparecido en 1933, fue un paso más allá. En él intentó demostrar que toda civilización desaparece víctima de tres guerras, del mismo modo que Cartago sucumbió en las guerras púnicas ante Roma.

Para él, el primero de aquellos conflictos fue la Gran Guerra, finalizada en 1918. Puesto que, postulaba, era imposible afrontar otra guerra de tal calado por la misma generación que había comenzado la de 1914, y que hacían falta 25 años para que se produjera el relevo generacional necesario, la segunda guerra comenzaría en 1939. No dijo nada del 1 de Septiembre ni de la frontera polaca, pero la verdad es que el acierto fue innegable. 

Spengler falleció en 1936, no pudiendo ser testigo de como se cumplía su predicción; pero, continuando con el razonamiento, el tercer y definitivo conflicto habría tenido otros 25 años más tarde, es decir, en 1964. Y ahí, por suerte, no acertó, ya que esa guerra sería la que acabase con la civilización occidental. 

Anticipando el futuro: Oswald Spengler y la guerra que no fue - Pulso entre Kruschev y Kennedy
Caricatura del pulso entre Kruschev y Kennedy (Taringa)
Sin embargo, a finales de 1962 tuvo lugar un evento que estuvo muy cerca de acabar con el mundo tal como lo conocemos: la crisis de los misiles en Cuba. De haber estallado aquel conflicto, enmarcado dentro de la llamada Guerra Fría, se hubiera producido el final de la civilización, al menos tal como la entendemos.

Es innegable que, a grandes rasgos, el señor Spengler fue capaz de entender perfectamente los ritmos a los que movía la geopolítica. No podía, claro, prever que la aparición de las armas atómicas invalidaría (por suerte) su premisa, ya que un poder destructivo de ese calibre cambiaba totalmente las reglas del juego.

Entendámonos, nadie puede anticipar el porvenir, ni siquiera Spengler. En sus tesis hay errores. Pero lo que sí fue es un observador extraordinariamente agudo, y a veces, incluso cuando uno se equivoca, acierta. Sí que acertó, sin duda, con sus previsiones acerca del proceso de descolonización, el auge del Islam, que las futuras potencias serían extraeuropeas, la migración del campo a la ciudad o el envejecimiento de la población, entre otras.

Motivos más que suficientes para poder considerar que un buen historiador puede saber prever el futuro, a través de la prospectiva, con una agudeza impactante. Y, por cierto, tal vez la premisa de partida de Spengler sobre la caída de la civilización y la capacidad de predecir los hechos relacionados con la misma le resulte familiar a los lectores de ciencia-ficción; concretamente, a través de la Saga de la Fundación, de Isaac Asimov.