jueves, 30 de octubre de 2014

HHhH, de Laurent Binet

¡Lídice vivirá!
Eslogan creado tras la masacre de Lídice, pueblo checo arrasado por los nazis tras el asesinato de Heydrich.

Portada de HHhH, de Laurent Binet (Seix Barral)
Portada de HHhH
(Planeta de libros)
Durante este verano he leído mucho sobre la Segunda Guerra Mundial; esto no es, en absoluto, algo infrecuente en mí, ya que siempre me ha fascinado el mayor conflicto de la historia de la humanidad. Pero en esta ocasión me he alejado de los campos de batalla para acercarme a una de las mayores aberraciones de la humanidad, el denominado Holocausto, ya que consideraba que era preciso hacerlo antes de una visita a Auschwitz como la realizada este agosto.

Uno de los aspectos a los que he dedicado más tiempo ha sido a la teoría del revisionismo, que pretende en mucho casos minimizar su alcance, y en los más fanáticos negar la existencia del mismo; sus argumentos (muchos basados en falacias lógicas o no válidos desde un punto de vista científico) tienen respuesta a través de páginas como Nizkor

En todo caso, recomiendo que, si les interesa el tema de "la solución final", lean acerca de las tesis revisionistas, ya que la exposición a éstas (de enorme carga ideológica, por otra parte) obliga a dudar, documentarse y buscar respuesta a las mismas, en lugar de tomarse como dogma, lo cual siempre es más sano e intelectualmente honesto.

La cuestión es que, saltando de lectura en lectura sobre el tema, y tras acabar el recomendable Pensar el siglo XX de Tony Judt (que trata en varios puntos, desde el punto de vista del cambio social que produce el mismo), llegué a HHhH, de Laurent Binet. Curioso título que se corresponde con las siglas de Himmler's Hirn heißt Heydrich: el cerebro de Himmler se llama Heydrich. 

Reinhardt Heydrich, apodado también "la bestia rubia" o "el carnicero de Praga" fue  jefe de la Gestapo, Obergruppenführer de las SS, uno de los principales responsables del Holocausto, y, como protector de Bohemia y Moravia, de una brutal represión en dichas zonas. Su posición en la jerarquía nacionalsocialista, su red de espionaje, lo cruel de sus decisiones y su simbolismo lo convirtieron en objetivo claro para la resistencia y los aliados. 

El libro narra, a través de 257 breves capítulos (alguno de apenas 3 palabras) y casi 400 páginas, tanto una breve biografía del "nazi perfecto" que fue Heydrich como los entresijos de la Operación Antropoide que acabó con su vida, así como propio proceso de investigación y redacción por parte del autor (esto les recordará el también recomendable Soldados de Salamina). Por ello podemos enclavarlo dentro del género de novela histórica, pero con el matiz de que no es, en todo caso, una al uso.
 
HHhH, de Laurent Binet: Monumento a la "Operación Antropoide" en Praga
Monumento a la "Operación Antropoide" 
en Praga (Praha 8)










Galardonada con el premio Goncourt en 2010, resulta muy llamativa por la frescura y agilidad con la que trata el tema, haciéndonos saltar a través de los breves capítulos desde la Bohemia medieval a la infancia de Heydrich, de la anexión de Checoslovaquia por Alemania al proceso de documentación del autor, de las calles de Praga a los probables pensamientos de los miembros del comando durante los instantes previos al atentado, de la descripción de la matanza de Babi Yar a la de de Lídice como respuesta al atentado. Cada palabra parece medida para atrapar al lector en la trama de unos hechos, que si bien son conocidos para cualquier aficionado a la Segunda Guerra Mundial, adquieren una gran viveza en el libro.

Un punto muy interesante para los jóvenes historiadores es fijarse en cómo Laurent Binet narra, insertándolo en la narración, su proceso de documentación, sus dudas y cómo el libro llega a convertirse en una obsesión: pese a ser una novela, cada detalle debe estar respaldado por la verdadera historia. Las licencias literarias deben respetar la veracidad. Si es el coche de Heydrich es verde oscuro debo estar seguro y no escribir que es negro. 

A pesar de que el autor no es historiador, su padre sí lo es, con lo que es de suponer que habrá recibido buenos consejos al respecto. En todo caso, el mensaje general es: leer, leer, leer. Sobre la época en general, sobre los personajes, sobre los sitios, sobre las armas de esa guerra, sobre las matanzas de los einsatzgruppen, sobre la historia de Bohemia, sobre los detalles del atentado, sobre el combate final en la iglesia. Leer, documentarse, contrastar. Y saber cuando parar, que es lo más dificil.

Me despido dejando el enlace a una interesante entrevista realizada al autor, hablando de la novela. Creo que les dará muchas claves sobre la naturaleza de la misma. Espero que disfruten del libro, les aseguro que, en mi humilde opinión, merece la pena.

jueves, 23 de octubre de 2014

Recursos básicos para el estudiante del Grado en Historia II

Hola a todos:

Prosigamos con el "tour" por el blog que iniciamos para nuevos estudiantes de Grado en el post Recursos básicos para el estudiante del Grado en Historia I.

Voy a centrarme en lo que aún queda, que es mucho en nuestras secciones que se esconden tras la etiqueta Recomendaciones en la banda superior del blog.
  • Filmografía: Aquí recogemos muchas de las películas que hablan y apasionan por la Historia. 
  • Cómics: ¿Cómo ser historiador y no adorar Asteríx por ejemplo? Una buena selección de cómics relacionados con la Historia efectuada por Juan.
  • Otras lecturas recomendadas: Allí podrás encontrar bibliografías sobre Atlas, Historia de las mujeres, Mundo editorial, Paleografía, novela histórica y un sin fin de lecturas que no debemos perder de vista. ¿Crees que se puede ser un buen historiador sin una formación sólida, por ejemplo, en Arte? 
  • Multimedia: En esta sección alojamos documentales que nos parecen especialmente buenos y programas de radio en los que ha participado un humilde servidor. 


Recursos básicos para el estudiante del Grado en Historia II. Descanso en el rodaje de una entrega de Indiana Jones, El arca perdida. Sin duda un héroe de la infancia (¿?) para muchos. Fuente: The World
Descanso en el rodaje de una entrega de Indiana Jones, El arca perdida.
Sin duda un héroe de la infancia (¿?) para muchos.
Fuente: The World
Consejos de informática. Trabajamos con ordenadores y por lo tanto tenemos que saber unos rudimentos, al menos, para que nuestro trabajo sea más eficiente. Aquí os pongo unos ejemplos. 
Muy importante en nuestro blog. La sección de enlaces en internet. Imposible tenerlo todo pero tenemos buenos apartados en torno a archivos y bibliotecas en línea, revista, máster, grupos de investigación y mucho más. También tenemos algunas entradas al respecto, que iremos actualizando a lo largo del siguiente curso. 
No hacemos muchas reseñas, pero suelen ser leídas. Postguerra, de Tony Judt, realizada por Juan, no baja del "top five" de nuestros post más leídos. Yo aprovecho las reseñas para dar consejos como podéis ver en el post Geoffrey Parker y su Felipe II: la biografía definitiva. Disquisiciones en torno a la redacción del ensayo histórico. Sin duda la reseña de la que me siento más orgulloso es la que puedes leer en el post El regreso de Martín Guerre, de Natalie Zemon Davis: en torno a la investigación histórica y sus límites y que le gustó a la mismísima autora en un bello mail que nos envió

Preparamos monográficos, el último en torno a la I Guerra Mundial, o series en torno a un tema. Juegos e Historia, Historia militar ... Os dejo una muy divertida en torno a teorías históricas descabelladas que continuará este año.
Recursos básicos para el estudiante del Grado en Historia II. Fuente: Pinterest Licencia Histórica. Monumento Nacional (la vergüenza de Escocia) - Edimburgo
Foto de uno de los viajes de Juan. Fuente: Pinterest Licencia Histórica.
Monumento Nacional (la vergüenza de Escocia) - Edimburgo

Tenemos una sección de viajes con Historia, sobre todo de Juan que es culo inquieto. Algunas muestras.

Voy acabando, esto es sólo una parte de todo lo que hacemos. Estamos atentos a la Feria del Libro de Madrid, comentamos las noticias, que se han producido en el mes, anunciamos congresos que nos interesan especialmente...y muchísimo más. Lo mejor, que naveguéis por el blog libremente. Es que me es imposible reflejar mejor lo hecho en tres años.

Esperamos seros de utilidad. 

Un saludo.

lunes, 20 de octubre de 2014

Librerías con encanto I. De Santander a Oviedo vengo por toda la orilla

Primero las fuentes. La idea de esta serie de post me la dio el magnífico libro de Jorge Carrión llamado Librerías. En él, el autor hace un viaje por muchos países tomando de referencia las librerías míticas de cada ciudad para hablarnos de escritores, libros y libreros. 

Me di cuenta que a mí, de alguna manera, me ocurre lo mismo. No termino de llegar a una ciudad y ya estoy preguntando por las librerías de referencia de la misma. Por supuesto el estupor de mis acompañantes está garantizado. ¿No vas a encontrar lo mismo que en Madrid? Evidentemente, no, y además en una librería se aprende también mucho sobre el carácter de una ciudad. 

Lo que aquí vais a leer tiene un carácter mucho más local y se circunscribe en esta primera entrega a las ciudades de Santander y Oviedo; prometemos ampliar más el marco.

Vamos con Santander. Allí la reina indiscutible son las Librerías Estudio. Tiene varios locales pero el mejor sin duda es el de la Calle Burgos Nª 5. Es una librería enorme donde a la entrada encontramos una impresionante sección de papelería. ¿Por qué me gusta tanto el olor de las papelerías?  Creo que algo de vuelta a la infancia tiene, pero dejemos mis rarezas a un lado. 

Librerías con encanto I. De Santander a Oviedo vengo por toda la orilla. Foto de Cristina E Lozano alojada en Minube.
Interior de Librerías Estudio. Fuente: Minube
Tiene todas las secciones muy bien nutridas, y un fondo cuidado con esmero. Como es natural yo me decanto por las de Humanidades e infantil, pues tenemos una pequeña lectora en ciernes que hay que cuidar. La sección de Historia es amplia, con buenos títulos y con esa rareza que siempre te llevas al salir del local dada su cuidada selección de fondos.

No perdáis la oportunidad de perderos por sus laberínticos pasillos de “librería de toda la vida” tan alejada de la estética de la que yo he bautizado como “librería de burguer”, todo diáfano y “mu moderno”, pero con poco fondo y ningún librero a la vista. Y precisamente son los libreros el gran activo de esta librería. Gente muy preparada y que es capaz de guiarte como libreros que son. Parece una perogrullada encontrar libreros en librerías, pero juro que no es así en muchos casos.

Ironías del destino, allí me crucé al salir con el escritor cántabro Juan Gómez Bárcena, que de casualidad pasaba por la puerta. Decidme si el destino no es caprichoso. 

Pasemos a Oviedo. Aquí las opciones son varias y cada una tiene su elemento diferenciador. Recomiendo la visita a todas. 

Empezamos por la Liberia La Palma, situada cerca de la catedral en la C/ Rúa 6; cuenta además con otra sede en C/ Ramón y Cajal Nª 2. Es la que tiene un horario más amplio de todas, por lo menos en verano. Tiene un poco de todo, desde postales a fotografías de Asturias de gran calidad. Dispone una sección de cómic que hará las delicias del amante del género, y mucho libro de bolsillo que nos sacará de más de un apuro si nos quedamos sin lectura. Es la más pequeña de las que voy a comentar, pero siempre es interesante dar una vuelta por sus secciones de humanidades, que no sería la primera vez que cazo algo bueno. También a destacar la selección de libros que tienen de Asturias y sobre todo del Románico

Librerías con encanto I. De Santander a Oviedo vengo por toda la orilla. Librería la Palma de la Calle Rúa,sede que visito de las dos Fuente: Librería La Palma. Destaca su sección de Cómic.
Librería la Palma de la Calle Rúa, sede que visito normalmente, de las dos que tiene
Fuente: Librería La Palma.
Otra librería muy céntrica, enclavada en la zona más comercial de Oviedo, es la Librería Cervantes. Situada en la C/ Dr. Casal Nº 10, no es la más antigua de Oviedo, pero estar en pie desde 1921 no es moco de pavo. Con tres plantas, sin lugar a dudas es la más fuerte que conozco en Oviedo en cuanto a obra de ficción o literatura, como prefiráis. A ella dedica su primera planta. Muy ordenada, luminosa y funcional, recuerda un poco a las desaparecidas Librerías Crisol. En la segunda planta se ubican las humanidades con poderosas secciones de Psicología Pedagogía y Filosofía. 

Según se suben las escaleras nos encontramos con una sección de ofertas que bien vale mirar con detenimiento. El resto de secciones están muy bien nutridas, aunque en Historia les bajo la nota por el excesivo peso que la Historia Contemporánea tiene en la misma. Mal, por otro lado, común a casi todas las librerías. 

Librerías con encanto I. De Santander a Oviedo vengo por toda la orilla. Fachada de la Librería Cervantes en Oviedo.Librería Cervantes. Fuente Facebook Librería Cervantes.
Librería Cervantes. Fuente Facebook Librería Cervantes.
Y llegamos a la que, para mí, es la joya de la corona. La librería Ojanguren. Desde 1865 vendiendo libros, ahí es nada. Situada en el casco histórico de la ciudad en la Plaza de Riego Nº1, contó en el pasado con dos sedes. La primera, hoy cerrada y situada en el nº 7 de la misma plaza, es donde D. Leopoldo iba comprar libros y a cobrar sus estipendios por sus colaboraciones en las revistas literarias de Madrid. 

Y como me conozco, y de esta quiero hablar in extenso, me la guardo para la semana que viene, que merece un post para ella sola.

Un saludo.

jueves, 16 de octubre de 2014

Entrevista a la asociación histórico-cultural Teodoro Reding

En nuestra anterior entrada sobre el tema comentamos el fenómeno de las recreaciones históricas, una forma apasionante de dar vida al pasado. Una de las mejores formas de acercarnos a éstas, es, sin duda, dando voz a sus protagonistas. Es por ello que hoy publicamos una breve entrevista a los miembros de la asociación histórico-cultural Teodoro Reding de Málaga. Esta asociación forma parte de la Asociación Napoleónica Española, que engloba a todas las asociaciones nacionales de dicho periodo, y toma su nombre del general suizo que, al servicio de España, derrotó a las tropas francesas en Bailén.

P. Comencemos por el principio. Por favor, presentadnos vuestra asociación, y qué objetivos tiene.

R. Nuestra asociación se constituyó en el año 2008 con motivo del bicentenario de la Guerra de la Independencia, aunque el regimiento que recrea ya estaba activo con anterioridad. Nuestro objetivo es el de la investigación y divulgación histórica y cultural en Málaga y España con especial atención a los hechos ocurridos entre finales del siglo XVIII y las primeras décadas del XIX, sobre todo en torno a la Guerra de la Independencia y la figura de Teodoro Reding, militar de origen suizo que jugó un papel muy importante en la ciudad de Málaga como gobernador y corregidor, y que al iniciarse la guerra contribuyó de manera crucial en la victoria de la Batalla de Bailén (Jaén), donde por primera vez en su historia, el ejército napoleónico era derrotado en campo abierto. 

Todos nuestros miembros son voluntarios sin ánimo de lucro, y organizamos actos conmemorativos y homenajes, destacando las actividades del Regimiento Suizo de Reding nº3, que hemos reconstruido fielmente al original que participó en la Guerra de la Independencia y con el que contribuimos a nivel nacional -junto con docenas de asociaciones más- a esta divulgación histórica de manera atractiva y visual, y que a nivel local en Málaga ha conseguido notables éxitos en favor del conocimiento cultural. 

P. Asociaciones como la vuestra pretenden divulgar de forma rigurosa los hechos históricos. ¿Cuánto trabajo de documentación hay por detrás? ¿Tenéis algún historiador en el equipo?

R. Detrás de nuestra actividad divulgativa y de reconstrucción histórica hay un trabajo continuo durante años. La mayor parte de nuestros miembros son graduados o estudiantes de Historia de distinta procedencia andaluza (Málaga, Jaén, Sevilla y Almería), y trabajamos con una amplia documentación histórica que garantiza el rigor y seriedad de nuestras actividades, ya no sólo de Recreación Histórica, sino exposiciones, viajes, conferencias, rutas… Además, fuera de nuestro equipo también contamos con el apoyo de expertos en uniformología e historia militar que aportan mucha ayuda.

P. ¿Podéis ponernos algún ejemplo de detalles que miméis, y que sean distintos a lo que la gente espera ver? Hablo del equivalente a los cuernos en los cascos de los vikingos, por ejemplo.

R. Nuestro afán es buscar el máximo rigor histórico, y es por ello que no descuidamos ningún detalle en cuanto a uniformidad, armamento o equipo. Por poner un claro ejemplo, los botones de los uniformes son una réplica exacta de los que lucían los originales, a través de botones que hemos encontrado en los campos de batalla. El armamento (fusiles) procede de fundiciones y fábricas que los siguen haciendo exactamente igual que hace 200 años, y permiten por tanto ser utilizados como entonces. Intentamos que no escape cualquier detalle, de modo que cuando se nos vea se tenga la certeza de estar viendo una copia fiel de lo que se veía aquellos tiempos. Incluso para los que tienen que usar gafas, llevan un modelo del siglo XVIII.


P. Las series y películas históricas sacrifican el rigor histórico muy a menudo. ¿Por qué pensáis que ocurre?

R. Es cierto, es muy difícil ver una serie o película histórica (que tanto éxito tienen actualmente) que cuide el rigor histórico, aunque existen algunas salvedades de producciones que prefieren ser asesoradas por recreadores históricos. Ocurre por dos razones principalmente. La primera, es la cuestión económica. La reconstrucción fiel, como de la que se preocupan los grupos como el nuestro, exige un desembolso económico importante que muchos productores no están dispuestos a seguir, en detrimento de la calidad histórica. Y se nota. En nuestro caso, cada persona corre con los gastos de su propio uniforme y equipo, pero eso evidentemente no ocurre con el atrezzo de una producción cinematográfica. Una solución a este problema está por ejemplo en contar con el apoyo de grupos de Recreación Histórica ya constituidos. La segunda razón es simplemente la falta de orientación histórica o el mero desinterés, que también existe, al pensar que ''nadie se dará cuenta'' de esas faltas.

P. ¿Hay verdadero interés entre el público por la historia y aprender más sobre ella? ¿O pensáis que estos eventos se asocian mucho a las fiestas, y luego se diluye el interés? 

R. Hay que saber dilucidar primeramente entre los eventos de Recreación Histórica, y otros eventos que a veces se venden como históricos pero están carentes de rigor (mercadillos ''medievales'', ferias, teatralizaciones…). Estos últimos están asociados siempre a fiestas y a un carácter lúdico general con un enfoque histórico escaso. Pero la Recreación Histórica tiene como gran instrumento didáctico su fidelidad y seriedad histórica. El público que tenemos muestra siempre un verdadero interés en aprender y comprender la historia, y que lo hagan a través de los recreadores es muy gratificante. Gusta a personas de todas las edades. En algunas recreaciones españolas, como en Zaragoza o Bailén, la asistencia se ha contado por varias decenas de miles de personas.

P. ¿Cómo conseguís los uniformes, las armas, etc.? En resumen, ¿cómo os financiáis?

R. Las asociaciones de Recreación Histórica son por norma general sin ánimo de lucro. La financiación por tanto corre a cuenta individual. Esto, y más en los tiempos que corren, puede causar dificultades, pero todo se consigue. Los uniformes son confeccionados por sastres o modistas que entienden la costura de la época y son capaces de seguir las directrices que les damos. En los materiales se respeta siempre los propios de la época, en nuestro caso, paño de lana. Para otras partes del equipo se cuenta con artesanos especializados, como curtidores de piel para cartucheras, correajes, mochilas, etc.  En cuanto al armamento, como mencionábamos anteriormente, los fusiles proceden de fábricas que siguen las mismas técnicas para reproducir modelos como los que se usaban hace doscientos años (para lo cual debemos tener también licencias y permisos de armas). 

Es por todo esto que no es un hobby barato, pero que merece mucho la pena y se amortiza en experiencias si de verdad te gusta la historia, y en especial la historia militar. Detrás de cada uniforme hay un trabajo de investigación, para que el resultado sea lo más perfecto posible.

P. Además de divulgar, seguro que lo pasáis muy bien reconstruyendo las batallas. ¿Podéis contarnos cual es vuestra recreación favorita, y por qué?

R. Desde los casi 10 años que llevamos recreando, han sido cientos de actos y recreaciones en los que hemos participados, no sólo a lo largo y ancho de la geografía española sino también en el extranjero. En España, ha habido importantes recreaciones como en Bailén, Zaragoza, Arapiles, La Coruña, Astorga, Vitoria, Tudela, Talavera de la Reina, Valencia, Málaga, Burgos, Gerona, Segovia, etcétera. Las más grandes han superados los 1.000 participantes, aunque la mayoría son de unos cientos. Sin embargo, en Europa se han celebrado recreaciones absolutamente espectaculares, con hasta 4.000 o 6.000 participantes: Austerlitz, Waterloo, Leipzig, Borodino… Estuvimos en la recreación de Austerlitz en el año 2008, y hasta ahora ha sido nuestra favorita. Fue una experiencia absolutamente espectacular, y a veces parecía de verdad que habíamos retrocedido en el tiempo: rodeados de miles de soldados, cañones, caballos, un ruido ensordecedor de disparos, gritos, humo, neblina. Además, aparecimos en el campo de batalla después de recorrer varios kilómetros por el campo en formación.  

El año que viene esperamos participar también en el gran bicentenario de la Batalla de Waterloo. 


P. Contadnos alguna anécdota que os haya ocurrido en la asociación.

R. Anécdotas las hay a montones. Pero solemos reírnos mucho con los comentarios de algunas personas que a primera vista no sabemos quiénes somos o qué hacemos, como ''mira, los de Águila Roja'', o ''mira, los del Age of Empires.'' Pero en general, recorrer tantos kilómetros e ir a tantos sitios nos llena de anécdotas inolvidables. Es muy gratificante también el hermanamiento y la relación con los regimientos de toda España y Europa con los que nos encontramos periódicamente en los campos de batalla. Hay una extensa red de amistades, y siempre estamos deseando de volver a encontrarnos.

P. Pregunta con mala idea: ¿era mejor general Napoleón o Wellington?

R. Napoleón, casi con total seguridad. Napoleón ha sido uno de los grandes genios de la historia militar, y buena prueba de ello son las muchas batallas que venció a fuerza de agudeza y estrategia pura. Wellington, aunque con una dilatada experiencia militar, tenía mucho peso por su condición aristocrática y en campo abierto pocas veces se equiparó a Napoleón.

P. Recomendadnos algún buen libro sobre la guerra de la Independencia. 

R. ''La Maldita Guerra de España'', de Ronald Fraser. Es un libro muy amplio que recupera extraordinariamente la historia social de la Guerra de la Independencia a partir de testimonios y documentos de la época y que relata los efectos del conflicto.

P. Pues eso es todo. Muchísimas gracias por vuestro tiempo, y mucho ánimo con vuestra asociación. Esperamos que consigáis interesar al público por los hechos que recreáis, y, sobre todo, que os lo sigáis pasando bien.

lunes, 13 de octubre de 2014

Cómo debatir en Internet: manual de supervivencia

En estos tiempos, la existencia de las TIC nos da acceso a una cantidad de datos inmensa, así como a distintos foros y páginas de distinto tipo, donde podemos aprender y opinar sobre cualquier tema: historia, arquitectura, hacer muffins, coleccionismo de muñecos de Playmobil, o la reproducción en cautividad del guacamayo.

Cómo debatir en Internet. Mafalda, ¿quién dice la primera estupidez?
Esta cara se nos queda en
ocasiones con ciertos debates.
Imagen de aquí.
En los debates que se generan en los distintos sitios podemos encontrar absolutamente de todo: hay personas sosegadas y bien informadas, así como gente con ganas de aprender y aportar... pero abundan (o al menos hacen mucho más ruido) los personajillos de diverso pelaje amparados en el anonimato (ya que no tendrían valor para hacerlo cara a cara), que aprovechan para insultar, soltar barbaridades de todo tipo o, simplemente, "hablar de su libro" aunque no venga a cuento. No todos pertenecen a esa subespecie a extinguir llamada troll, claro, pero aún así demasiada gente que no tiene la más mínima idea de argumentar, debatir o convencer.

¿Y cómo ganar en un debate con estos mimbres? Pues lamento decirles que sospecho que no es posible, a no ser que todos los implicados sean sensatos e informados... en cuyo caso lo más operativo será apagar el ordenador y quedar ante una ración de bravas para continuar el debate, si puede ser. Salvo en foros especializados de carácter profesional, donde el anonimato es inviable, en casi todas las discusiones cibernéticas se tienden a colar elementos con ganas de gresca (o que si bien, si no las traen de primeras, las desarrollan al primer comentario que les contradice), por lo que es casi imposible mantener uno de forma civilizada de principio a fin.

En todo caso, si uno se empeña en mantener una discusión online, además de elegir bien al contrincante, debe tener en cuenta unas cuantas reglas. Para empezar, yo le recomendaría leerse el ensayo de Schopenhauer El arte de tener razón; en él recopila 38 técnicas para conseguir vencer en las discusiones... algunas no del todo elegantes, que, en todo caso, no seré yo quien les recomiende usarlas (salvo contra especímenes sobrantes en cualquier debate, pero contra ellos normalmente cualquier esfuerzo es inútil). Más que nada, lo suyo es que las conozcan para que no las usen en su contra.

Cómo debatir en Internet: ley de Godwin y el uso indiscriminado de la palabra nazi
Imagen de Taringa
Además de la obra del alemán, es preciso tener en cuenta la denominada ley de Godwin:

A medida que una discusión online se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis, tiende a uno.

Y es que en estos tiempos que corren, donde la palabra nazi, friki, talibán, facha, talante o solidario se usan sin ton ni son, de forma que han perdido ya su significado original, siempre aparecerá alguien que la usará indiscriminadamente y sin venir a cuento. En todo caso, la regla indica que el que la usa pasa a ser automáticamente el perdedor del debate y se cierra el hilo, así que ténganlo en cuenta.

Y, si henchidos de buena voluntad, desean aún mantener una discusión a través de la red, les adjunto a continuación algunos consejos y errores comunes a evitar. El principal, en todo caso, es tener paciencia y aprender a ignorar a cierta gentuza.
  • Lo primero,  aunque parezca obvio: educación y uso correcto de la ortografía y la gramática. Nada de mayúsculas, que equivalen a gritar. Todos podemos equivocarnos e introducir alguna errata, pero en cuanto vean un comentario "Hoigan" o escrito en SMS, huyan despavoridos sin mirar atrás.
  • Como debatir en internet: Keep Calm and Don't Feed the Troll
    Imagen de KeepCalm-o-matic.
  • Todo el mundo (o casi) sabe buscar un dato en la Wikipedia. A la hora de dar datos, denlos bien, sacados de una fuente fiable, y asegúrense de entenderlos, además de citar su origen. A base de copia - pega cualquiera puede pretender ser un experto en vasijas etruscas, apicultura o chino cantonés. Y se pilla antes al mentiroso...
  • Ojo con la ironía. No todo el mundo la entiende, y menos aplicada a temas políticos, religiosos, etc. Si van a ser irónicos o es una broma tengan en cuenta la ley de Poe, que se resume en que si no se señala explícitamente, cualquier comentario en Internet puede parecer ir en serio. Por tanto, déjenlo bien claro; un icono ;) puede bastar.
  • Den argumentos serios y datos, y reconozcan los de los demás. Reconozcan los propios errores. Y sobre ello, ojo con las falacias lógicas, tanto para evitar emplearlas inconscientemente como para detectarlas.
  • Y sobre todo, repito: paciencia y educación. Tómense unos minutos antes de contestar a algo controvertido, y a los trolls y similares aplíquenles el látigo de su indiferencia, ya que no es personal: se alimentan de tocar los tegumentos reproductivos masculinos a todo el mundo por igual. En serio: don't feed the troll!
Les dejo aquí un esquema desarrollado por Naukas con un diagrama de flujo al respectoEspero que les sea útil esta entrada... y huelga decir que el que se salte estas reglas en este blog o en nuestros perfiles sociales, sufrirá nuestra ira ;)

jueves, 9 de octubre de 2014

Linkedin para Historiadores.Grupos de interés para nuestra profesión y consejos de uso

Empecemos diciéndolo claro. A día de hoy hay que estar en Linkedin sí o sí. Tengas trabajo o no. Estés buscando trabajo o no. Porque Linkedin, a diferencia de lo que muchos piensan no es un portal de empleo, sino una red profesional.

Si bien es cierto que ambas cosas pueden llegar a entremezclarse y Linkedin puede darte oportunidades laborales, esta no es su principal función. Acabáramos, me diréis. ¿Entonces por qué "perder el tiempo" en ella? Principalmente por tres motivos:
  1. Te ayuda a estar al día de lo que ocurre en tu entorno profesional. Hay mucha gente, universidades e instituciones que vuelcan su actividad en Linkedin. También grupos de profesionales. En el anexo final que acompañan este post facilito algunos de los más importantes para historiadores.
  2. Sirve de escaparate para tu actividad académica y profesional. Como decía un personaje de la TV "Hay que ser producto". Que suena un poco raro, pero si lo piensas dos minutos no lo es tanto. Si publico un artículo lo cuelgo. Que tengo un congreso, lo cuelgo. Y, por supuesto, todos los post que publicamos. 
  3. Genera conexiones profesionales que en un futuro pueden ser de interés. Ejemplo práctico: si en un proyecto necesito que me aclaren una pequeña duda paleográfica y en mis contactos tengo un paleógrafo, todo será más fácil. El paleógrafo un día puede necesitar de mis conocimientos puntualmente y allí estaré yo para ello. 
Resumiendo, crearte una identidad digital profesional sólida que ayude a tu carrera profesional y generar contactos de valía.  El famoso Networking.
Linkedin para historiadores. Grupos de interés para nuestra profesión y consejos de uso
Logo del portal Linkedin. Fuente: Wikipedia.
Pero cuidado, que el mal uso de ella puede ser perjudicial. Todos, yo incluido, nos lanzamos a rellenar el CV, y no pensamos ni dos minutos cómo hacerlo de forma correcta. De hecho fue a raíz de la preparación de este post cuando he mejorado mi perfil de Linkedin en la medida de mis posibilidades. Os dejo a continuación algunos consejillos rápidos.

Nunca, never, ni de broma, ni por asomo, ni se os ocurra - ¿ha quedado claro?- pongáis en el perfil "en búsqueda de empleo" o eufemismos que tanto criticamos a los políticos y hacemos nosotros de manera inconsciente: "buscando nuevas metas profesionales", "ampliando horizontes profesionales", etc. ¿Qué ponemos? Pues Historiador, docente o de lo último que hayamos trabajado, y ya en el CV ponemos el curso que estemos realizando, o alguna actividad que ocupe nuestro tiempo. 

Generad contenidos de calidad y orientados a vuestro campo profesional. Muchos utilizan Linkedin tipo "yo he venido a hablar de mi libro", y están colgando constantemente escritos suyos. Hay alguno que merece la pena, pero en general es ruido. Si entráis a mi perfil veréis que yo cuelgo cosas del blog sólo a mis seguidores. Cuando publico en grupos es porque creo que le puede interesar a mucha gente. Suelen ser congresos, becas o noticias de especial relevancia. De esta manera intento que la gente vea que mi contenido es interesante y me agregue. Y ahí sí, bienvenido al blog y al resto de información. 

No se agregan contactos sin ton ni son. Yo no sigo al pie de la letra ésto porque, como digo, mi red es, en parte, también red social del blog. Pero, y como decía, más vale tener 40 buenos contactos que 4000. ¡Qué manía de "coleccionar" seguidores!

Cuidado con los timadores. No sólo en Linkedin, sino en cualquier red social. Si os ofrecen algo que no tenga nada que ver con lo vuestro desconfiad. Si os dicen las palabras mágicas "posiblidad de grandes ingresos" igual. Desgraciadamente el trabajo escasea pero los desaprensivos abundan.

Para terminar os dejo con un interesante vídeo de los Talleres +INCUVI Emprende 2013, llamado ¿Quién eres en LINKEDIN? Talleres prácticos para la búsqueda de empleo 2.0. Se trata de una charla del consultor Alberto Fernández Varela y os aseguro que he visto más de 30 vídeos antes de recomendar este, que sin duda me parece de los mejores para empezar a utilizar de manera efectiva la red Linkedin. Son algo más de dos horas; poneos cómodos con un refresco, boli y papel e id cogiendo ideas.


ANEXO: ALGUNOS GRUPOS DE INTERÉS PARA HISTORIADORES.

Grupos específicos:
Universidades: 
Pongo sólo tres ejemplos, pero a día de hoy no hay universidad pública o privada que no cuente con grupo propio.
Empresas:
Esto al gusto del consumidor o de nuestro perfil. Algunas muestras pueden ser:
Personas que aportan: 
También muchas, aunque cito tan sólo un par de ejemplos dadas las necesidades variables de cada uno.
  • Nuria Parrondo Jiménez, que es Web Marketing Analyst en Social Synapsis. Con ella no dejas de aprender de redes sociales, blogs y con casi todo lo que tiene que ver en la red.
  • Mario Agudo. Director de www.mediterraneoantiguo.com. Si seguís las redes sociales de Licencia Histórica os habréis dado cuenta que compartimos todos sus excelentes contenidos.
Espero os sea de ayuda.

Un saludo.

lunes, 6 de octubre de 2014

Curso de Humanidades Contemporáneas (edición XXXVII) Las brujas en el cine


Hola a todos:

Os presento aquello para lo que he estado trabajando todo el verano, el Curso de Humanidades Contemporáneas Las brujas en el cine bajo la dirección de María Jesús Zamora Calvo. Bueno, no para todo, sino para impartir una conferencia en torno a la película Häxan de Benjamin Christensen. 

Si accedéis al Resumen de ponencias que podéis encontrar en la página del congreso , veréis la mía «Häxan/La brujería a través de los tiempos (1922)»  y las muchas y muy buenas conferencias que conforman el curso

El Programa del congreso es de lo más atractivo con ponencias como «De Verónica Lake a Hermione Granger: las brujas que todas quisiéramos ser» de Valeria Camporesi, «Brujas en 35 mm» a cargo de Raúl Mallavibarrena o «Mujeres, brujas y cine: imágenes femeninas entre la realidad y la ficción» a cargo de Eva Belén Carro Carbajal. 



Curso de Humanidades Contemporáneas (edición XXXVII)  Las brujas en el cine.Fotograma del film de Dreyer que M. Tausiet tratará en «Madres espectrales: Vampyr (C. Th. Dreyer, 1932) y sus antecedentes literarios» . Fuente: https://delprat.wordpress.com/
Fotograma del film de Dreyer que M. Tausiet tratará en
«Madres espectrales: Vampyr (C. Th. Dreyer, 1932) y sus antecedentes literarios»









La nómina de ponentes es impresionante como puedes ver en los Breves CV Para mí es un orgullo poder compartir curso con María Jesús Torquemada, Rafael M. Mérida Jiménez o Rafael Malpartida Tirado entre otros.

Si queréis acompañarnos aquí os dejo enlace para la Inscripción  y os aviso que tan sólo hay 50 plazas. A buen seguro será un curso de lo más interesante e intelectualmente estimulante. ¡Os esperamos! 

Os dejo con todos los datos prácticos del congreso, no sin antes invitaros a que paséis por la página de inicio del curso. Os aseguro que os reiréis. "Me convirtió en un grillo (...) y mejoré". ¿No os suena? Entrad, entrad.

Un saludo.


Datos del congreso: 

  • Fechas: 7, 11, 12, 13 y 14 de noviembre de 2014
  • Lugar: Sala de Vídeo del módulo II de la Facultad de Filosofía y Letras.Universidad Autónoma de Madrid
  • Duración: 25 horas lectivas.
  • Reconocimiento de créditos: Con este Curso de Humanidades se pueden reconocer 2 créditos ECTS para grados de la Universidad Autónoma de Madrid. El sistema de evaluación para la obtención de los créditos ECTS es el siguiente:
  • Asistencia controlada al 100% de las actividades programadas (30% de la nota final)
  • Lecturas críticas de libros (20% de la nota final)
  • Trabajo de investigación (30% de la nota final)
  • Portafolios con el 100% de las actividades programadas (20% de la nota final)
  • Plazas ofertadas: 50


Curso de Humanidades Contemporáneas (edición XXXVII)  Las brujas en el cine.Fotograma del Aquelarre representado en Häxan, de Benjamin Christensen. Fuente: Monsterzine
Fotograma del Aquelarre representado en Häxan, de Benjamin Christensen.
Fuente: Monsterzine

  • Presentación:
A lo largo de la Historia del Cine, la bruja se percibe como una presencia constante, una mujer que inspira admiración y miedo. En muchas de las películas, su imagen es un reflejo de los estereotipos provenientes de la Antigüedad clásica. En otras, se reviste con la sensualidad y el glamour de las actrices que las encarnan. Por ello, en este Curso de Humanidades Contemporáneas nos proponemos realizar un estudio de las brujas en el cine que englobe desde las villanas y malévolas hechiceras, hasta algunas demoniacas; desde las más bellas y jóvenes hasta aquellas que buscan revertir su envejecimiento; y desde las más astutas y engañadoras, hasta las más tontas e inexpertas.
El enfoque que se realizará será multidisciplinar y transversal examinando el reflejo que las brujas fílmicas encuentran en la literatura, analizándolas desde el punto de vista de la antigüedad clásica, la literatura, la historia, la iconografía, la música, la etnografía, la antropología, el arte, el derecho… Los múltiples ejes de reflexión se estructurarán en torno a los temas siguientes:

  • Brujas clásicas y cine
  • Brujas, imagen y cine
  • Brujas literarias en el cine
  • Brujas etnográficas en el cine
  • Emociones, brujería y cine

Curso de Humanidades Contemporáneas (edición XXXVII)  Las brujas en el cine.Fotograma de Häxan, donde se muestra el famoso vuelo de las brujas. Fuente: Terreurvision
Fotograma de Häxan, donde se muestra el famoso vuelo de las brujas.
Fuente: Terreurvision

  • Organización:


Oficina de Actividades Culturales. Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Divulgación Científica. Universidad Autónoma de Madrid
Edificio de Rectorado, 2ª entreplanta
Campus Cantoblanco, s/n. 28049 Madrid (España). Teléfonos: (+34) 91497 4359 / 4645
Fax: (+34) 91497 4174. E-mail: actividades.culturales@uam.es