jueves, 30 de octubre de 2014

HHhH, de Laurent Binet

¡Lídice vivirá!
Eslogan creado tras la masacre de Lídice, pueblo checo arrasado por los nazis tras el asesinato de Heydrich.

Portada de HHhH, de Laurent Binet (Seix Barral)
Portada de HHhH
(Planeta de libros)
Durante este verano he leído mucho sobre la Segunda Guerra Mundial; esto no es, en absoluto, algo infrecuente en mí, ya que siempre me ha fascinado el mayor conflicto de la historia de la humanidad. Pero en esta ocasión me he alejado de los campos de batalla para acercarme a una de las mayores aberraciones de la humanidad, el denominado Holocausto, ya que consideraba que era preciso hacerlo antes de una visita a Auschwitz como la realizada este agosto.

Uno de los aspectos a los que he dedicado más tiempo ha sido a la teoría del revisionismo, que pretende en mucho casos minimizar su alcance, y en los más fanáticos negar la existencia del mismo; sus argumentos (muchos basados en falacias lógicas o no válidos desde un punto de vista científico) tienen respuesta a través de páginas como Nizkor

En todo caso, recomiendo que, si les interesa el tema de "la solución final", lean acerca de las tesis revisionistas, ya que la exposición a éstas (de enorme carga ideológica, por otra parte) obliga a dudar, documentarse y buscar respuesta a las mismas, en lugar de tomarse como dogma, lo cual siempre es más sano e intelectualmente honesto.

La cuestión es que, saltando de lectura en lectura sobre el tema, y tras acabar el recomendable Pensar el siglo XX de Tony Judt (que trata en varios puntos, desde el punto de vista del cambio social que produce el mismo), llegué a HHhH, de Laurent Binet. Curioso título que se corresponde con las siglas de Himmler's Hirn heißt Heydrich: el cerebro de Himmler se llama Heydrich. 

Reinhardt Heydrich, apodado también "la bestia rubia" o "el carnicero de Praga" fue  jefe de la Gestapo, Obergruppenführer de las SS, uno de los principales responsables del Holocausto, y, como protector de Bohemia y Moravia, de una brutal represión en dichas zonas. Su posición en la jerarquía nacionalsocialista, su red de espionaje, lo cruel de sus decisiones y su simbolismo lo convirtieron en objetivo claro para la resistencia y los aliados. 

El libro narra, a través de 257 breves capítulos (alguno de apenas 3 palabras) y casi 400 páginas, tanto una breve biografía del "nazi perfecto" que fue Heydrich como los entresijos de la Operación Antropoide que acabó con su vida, así como propio proceso de investigación y redacción por parte del autor (esto les recordará el también recomendable Soldados de Salamina). Por ello podemos enclavarlo dentro del género de novela histórica, pero con el matiz de que no es, en todo caso, una al uso.
 
HHhH, de Laurent Binet: Monumento a la "Operación Antropoide" en Praga
Monumento a la "Operación Antropoide" 
en Praga (Praha 8)










Galardonada con el premio Goncourt en 2010, resulta muy llamativa por la frescura y agilidad con la que trata el tema, haciéndonos saltar a través de los breves capítulos desde la Bohemia medieval a la infancia de Heydrich, de la anexión de Checoslovaquia por Alemania al proceso de documentación del autor, de las calles de Praga a los probables pensamientos de los miembros del comando durante los instantes previos al atentado, de la descripción de la matanza de Babi Yar a la de de Lídice como respuesta al atentado. Cada palabra parece medida para atrapar al lector en la trama de unos hechos, que si bien son conocidos para cualquier aficionado a la Segunda Guerra Mundial, adquieren una gran viveza en el libro.

Un punto muy interesante para los jóvenes historiadores es fijarse en cómo Laurent Binet narra, insertándolo en la narración, su proceso de documentación, sus dudas y cómo el libro llega a convertirse en una obsesión: pese a ser una novela, cada detalle debe estar respaldado por la verdadera historia. Las licencias literarias deben respetar la veracidad. Si es el coche de Heydrich es verde oscuro debo estar seguro y no escribir que es negro. 

A pesar de que el autor no es historiador, su padre sí lo es, con lo que es de suponer que habrá recibido buenos consejos al respecto. En todo caso, el mensaje general es: leer, leer, leer. Sobre la época en general, sobre los personajes, sobre los sitios, sobre las armas de esa guerra, sobre las matanzas de los einsatzgruppen, sobre la historia de Bohemia, sobre los detalles del atentado, sobre el combate final en la iglesia. Leer, documentarse, contrastar. Y saber cuando parar, que es lo más dificil.

Me despido dejando el enlace a una interesante entrevista realizada al autor, hablando de la novela. Creo que les dará muchas claves sobre la naturaleza de la misma. Espero que disfruten del libro, les aseguro que, en mi humilde opinión, merece la pena.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.