lunes, 16 de junio de 2014

Immanuel Velikovsky, los mundos en colisión y los siglos caóticos

En cualquier rama del conocimiento hay transgresores que intentan romper con todo lo establecido, y son imprescindibles para la evolución del saber. El problema es que hay mucho visionario que, directamente, entra en la categoría de magufo, cuando no en la de orate. Y claro, el campo de la investigación histórica no podía ser menos en cuanto a la existencia de los mismos. 

Ya hablamos por aquí de las alocadas teorías expuestas por Anatoly Fomenko y Comnys Beaumont. Hoy hablaremos de las peculiares tesis del ruso Immanuel Velikovsky, psiquiatra de origen ruso (nacido en Vítebsk en 1895 y fallecido en Princeton en 1979) y autor del libro Mundos en colisión, publicado en 1950.

Este libro podría pasar por una novela de ciencia-ficción, si no fuera porque pretende ser un estudio científico serio. Según el mismo, en el siglo XV a.C., el paso de un cometa alteró el giro de nuestro planeta, lo cual se ha visto reflejado en las distintas tradiciones, mitologías y religiones mundiales. Hasta aquí, si aporta pruebas, parece una tesis razonable y un punto de partida prometedor, como dice esa señora del fondo.

mmanuel Velikovsky, los mundos en colisión y los siglos caóticos - El añorado Carl Sagan debatiendo con Velikovsky
El añorado Carl Sagan debatiendo con Velikovsky (Skeptoid)
Peeeeero, héteme aquí, queridos niños, según el señor Velikovsky este cometa no era otra cosa que el planeta Venus, eyectado por Júpiter. El cual, además pasó 2 veces, con 52 años de diferencia, provocando también que Marte alterase su órbita, afectando a la de la Tierra. Y claro, cada uno de estos acontecimientos planetarios generó una serie de cataclismos. Mal empezamos...

Por supuesto, toda la comunidad científica de la época se tomó la teoría como el disparate que es; el problema es que tal vez le dio demasiado bombo para desmentirla, y consiguió (como tantas veces pasa) que alguna gente llegase incluso a tomarla en serio. 

Esto se debe a que la obra fue publicada, tras 8 rechazos editoriales previos, por la prestigiosa editorial MacMillan, quienes la incluyeron en su catálogo por considerarla un estudio de mitología comparada realizada por un psiquiatraPero claro, los astrónomos se llevaron las manos a la cabeza, y pusieron los pies en la tierra y el grito en el cielo, dando una publicidad inmerecida a la obra (que MacMillan acabó retirando y cediendo a Doubleday). 

El hecho de que no haya ninguna evidencia geológica ni astronómica, y la teoría se sustente exclusivamente en la mitología comparada no hace que el sector magufo se arredre, claro... nunca lo hace, aunque me pregunto como consiguen acallar de forma tan eficaz al sentido común.

Eso sí, y justo es reconocerlo, como mencionan en Erraticario, la teoría tuvo un par de puntos a su favor: la superficie de Venus está a una temperatura superior a la que se creía entonces, y su ionosfera puede, bajo ciertas circunstancias, extenderse de forma que se asemeja vagamente a un cometa. En todo caso, fueron los únicos puntos de acierto tangencial, ya que la teoría en conjunto directamente viola las leyes de la mecánica. 

Immanuel Velikovsky, los mundos en colisión y los siglos caóticos: Atenea (no Afrodita) naciendo de la cabeza de Zeus
Atenea naciendo de la cabeza de Zeus (Wikimedia)
Además contiene otros errores de bulto en lo referente a la interpretación mitológica, tal como indican en Siglos Curiosos. Por ejemplo, tomar el mito de Atenea surgiendo de la cabeza de Zeus como una alegoría de la eyección de Venus desde Júpiter, cuando Venus equivaldría a la griega Afrodita.

Aprovechando, en todo caso, el tirón de este libro, Velikovsky publicó más obras. La que más repercusión tuvo fue Los siglos caóticos, en 1952. En la misma postula (¡qué original!) una nueva cronología para Egipto y Oriente Próximo basándose en el Éxodo judío. 

Para realizar el ajuste abría que desplazar los hechos unos 500 años, situando el Éxodo durante la caída del Imperio Medio de Egipto. Si bien puso el dedo en la llaga en algunos puntos dudosos de la cronología del antiguo Egipto (técnica magufa clásica: incidir sobre el 1% problemático), sus teorías han sido desacreditadas por los más respetados historiadores y egiptólogos, e incluso criticadas por otros revisionistas.

En fin, unas teorías que harán las delicias de los tripulantes de "la nave del misterio". Y también de cualquier otra persona amante del saber, aunque creo que por motivos muy distintos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.