lunes, 23 de junio de 2014

Humanistas empresarios. TYQUE guías turísticos. Entrevista a David Estévez

Que la cultura no da dinero, que las humanidades no valen para nada, que… y una larga lista de “ques” con la que nos bombardean a diario. Parece que sólo podemos dedicarnos a la docencia o la investigación en el mejor de los casos, o irnos al paro. ¡Hay vida fuera de la universidad!

Hay gente emprendedora que lucha por mostrar su valía dentro de la empresa privada y que rompe el tópico de la cultura como algo que siempre deba ir subvencionado, demostrando cómo ésta también puede generar riqueza y empleo. Probablemente ricos no nos vamos a hacer, pero eso ya lo sabíamos desde hace mucho… pero sí podremos vivir de nuestros conocimientos en humanidades tan bien como otras muchas profesiones.
Desde Licencia Histórica nos hemos propuesto presentaros algunos ejemplos de gente que siendo de humanidades se ha lazado a la arena del mundo empresarial.

El primero que os presentamos es a David Estévez Villalón, dueño, trabajador, publicista, contable y cualquier cosa que se os ocurra en su empresa TYQUE Guías turísticos, además de presidente de la Asociación Profesional de Informadores Turísticos de Asturias.


P: Bienvenido D. David. Empecemos por conocerte un poco más. ¿Cuál es tú formación académica?     

-Técnico de Empresas y Actividades Turísticas (TEAT).
-Licenciado en Geografía e Historia. Especialidad Historia del Arte.
-Posgrado de Experto Universitario en Guía del Patrimonio Cultural.
-Máster (antiguo doctorado) en Historia del Arte. Ciudades del Arco Atlántico.

Pero, como suelo decir, más enseña la necesidad que la universidad…

P: Ahí es nada. Prosigamos...Obviamente, además de esta formación inicial es preciso seguir aprendiendo continuamente. ¿Cómo enfocas esta necesidad, y cómo priorizas entre todos los campos posibles? 

Efectivamente. Más allá de la formación académica es necesario seguir, pulir y actualizar continuamente la formación. En mi caso eso lo aplico a todo lo concerniente al patrimonio cultural especialmente priorizando el patrimonio cultural asturiano ya que es mi ámbito de trabajo. De todos modos (y creo que a buen entendedor…) nunca hay que perder de vista que el río tiene dos orillas y que la montaña varias laderas y caras. 

Como puedes imaginar, el abanico de ese patrimonio cultural es amplísimo ya que no sólo se extrapola a los aspectos histórico artísticos, sino también al natural, a la gastronomía, etnografía, etc, etc. 

P: En tu opinión, ¿qué formación debería impartir la universidad para el humanista del futuro? 

Se echa de menos la antigua transversalidad. La visión global que había antes. En Geografía e Historia, antes de la especialidad que decidías, estudiabas obligatoriamente Filosofía, Latín, Literatura, etc. Hoy no se hace. Creo que no hay nada tan integral como las Humanidades. Esa ambigüedad es su fuerza… y su debilidad. Sobre todo cara a la conciencia tan políticamente práctica de que “no es nada funcional”. Cuando, en realidad, es todo lo contrario. Las Humanidades no son exactas. Abarcan un amplísimo campo de saberes y, lo de menos, es que éstos “sirvan” o no para algo. Tienen una consecuencia “más peligrosa” para los poderes establecidos: acercamiento al mundo real, fomento de la curiosidad y, además, agudizan y maduran el sentido crítico. Y eso, qué duda cabe, no interesa a determinados sectores. Las Humanidades son una apuesta a largo plazo. Insisto: como toda maduración. Vivimos una época en que se manejan daros y más datos. Opino que el saber interpretarlos es uno de los aspectos esenciales de las Humanidades.

P: Relacionado con lo anterior, y viendo lo denostada que está ahora mismo: ¿de qué ha servido tu paso por la universidad? 

La Universidad te da la linterna y te indica algunos caminos. En ti está el alumbrar, elegir y recorrer algunos de ellos. Tú eres el que camina y el que porta la linterna. No lo es el profesor, ni tus compañeros… Eso sí: el alejamiento con el mundo real es extraordinario salvando excepciones. Los propios profesores, en su mayoría, no entienden ni quieren entender el mundo empresarial y se dejan cerrar por la burbuja docente e investigadora universitaria.

Humanistas empresarios. TYQUE guías turísticos. Entrevista a David Estévez.David en las calles de Oviedo, su hábitat natural. Enlace a entrevista de un medio de comunicación.
David Estévez.
Fuente: El comercio.es
P: ¿Qué nos falta a los de Humanidades a la hora de afrontar un proyecto dentro de la iniciativa privada? 

No creo que sea cuestión de Humanidades. Es cuestión de cómo sea la persona y el proyecto. Pero, en general, un poco de coraje, curiosidad, esfuerzo y el conocimiento en ocasiones del mundo real empresarial. Y mucho, mucho tesón, porque mentalizar a los poderes públicos o a interlocutores del ámbito privado teniendo por bandera proyectos culturales de carácter humanístico cuesta muchísimo. Tenacidad y convencimiento de que crees en tu proyecto, en tu idea. Y, claro, venderla.

P: ¿Está profesionalizado el mundo de la cultura? ¿Qué relaciones hay con el ámbito oficial? 

En gran parte la Cultura está profesionalizada. Y es un riesgo.  Las Administraciones públicas no son muy sensibles porque no lo ven “rentable”. La rentabilidad social es el arma que puede inclinar a tu favor un proyecto. Pero hay cierta manipulación porque muchas veces se disfraza el interés puramente económico con el traje de la rentabilidad social. Saber equilibrarlos es una máxima. 

Por otra parte, a mi juicio, hoy vivimos una falta de libertad importante en el mundo de la cultura. Mediatizada por nombres consagrados hay pocas apuestas por lo incipiente porque comporta riesgo. Riesgo que pocos quieren asumir. Hay iniciativas en este sentido pero son flor de un día. Tanto en Literatura como en Artes Plásticas, Música, Cine, etc. hay un “aborregamiento” preocupante. Perdón por la opinión pero es lo que pienso.

P: ¿Cómo luchas desde tu ámbito por el mundo de la cultura? ¿Cuál es tu ideal profesional? 

Soy un auténtico Pepito Grillo. Mi ideal es mi lema es: trata a la gente como quieres que te traten a ti.

P: ¿Cuáles son, según tú, los principales puntos de encuentro ahora mismo entre los profesionales de las humanidades y los de las ramas científicas? ¿Qué debemos aprender unos de otros? 

Aprender a tolerarnos. Más. Hay mucho encasillamiento. Yo no los diferenciaría. Por ponerte un ejemplo, las matemáticas y la geometría son básicos en Arte y también en Historia. El latín, la filosofía, son la base de la Medicina, la Biología, etc.

P: ¿Qué iniciativas propones para este verano? ¿Son siempre las mismas o hay un elemento de innovación? 

Siempre procuramos innovar con nuevas cosas, pero, evidentemente, estás muy mediatizado por lo que te solicita el cliente. Pero cuando tienes y te dejan capacidad de maniobra claro que innovas. Yo mismo descubro siempre cosas nuevas de Asturias. Siempre asombra. Pero te adelanto que organizaremos algo nuevo este verano en Oviedo. Sólo que un buen jugador no muestra sus cartas… Te dejo tres enlaces ya activos sobre algunas singulares visitas que organizamos por Oviedo para la gente que va un poco por su cuenta:




P: ¿Por qué tenemos que ir a Asturias? Aunque sabes que por aquí lo hacemos siempre que tenemos un hueco. 

Te podría dar mil motivos para que la gente conozca el maravilloso bocadillo verde entre montaña y mar que es Asturias. Para comérselo. Pero quedaos con que, sencillamente, es la única CA de la Península que termina en plural. Y eso es por algo. Una auténtica isla en la península para descubrir y asombrarse.

P: Recomiéndanos un buen libro. 

El abuelo que saltó por la ventana y se largó de Jonas Jonasson. Una historia fresca, divertida y muy profunda.

P: ¿Algo que añadir antes de despedirnos? 

La Cultura y, especialmente las Humanidades, no es que ayuden a saber más (que también). Hacen que seas mejor persona. Y lo subrayo. Como se dice más de una vez en la caja tonta incluso “persona humana”… Sin palabras. Por último agradecerte el interés en conocer un poco la actividad de los Guías de Turismo. Y no pierdas el norte: Asturias te espera. Os espera.

Mil gracias D. David. Un placer tenerte con nosotros. Como te digo en numerosas ocasiones siempre aprendemos algo contigo.

Un saludo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.