lunes, 26 de mayo de 2014

En torno a la Microhistoria: dos o tres cosas que supongo he aprendido de ella III. ¿Es Historia nocturna obra microhistórica?

Después de En torno a la Microhistoria: dos o tres cosas que supongo he aprendido de ellaHistoria nocturna, el descenso a los infiernos microhistóricos permitidme que me adopte el lenguaje de parábola religiosa. ¿Recordáis la historia de San Agustín cuando intentaba comprender el misterio de la Santísima Trinidad?
-Pero, ¿qué pretendes hacer? El niño le respondió ilusionado: -Pienso meter toda el agua en este hoyo. -Pero ¡¿no te das cuenta que es imposible?! Le contestó san Agustín. Entonces el niño, que ya sabía en las elucubraciones de Agustín le contestó: -Es más posible meter toda el agua del mar en este agujero que intentar meter el misterio de la Trinidad en tu cabeza.
Es poco más o menos lo que estoy intentando hacer yo en unas pocas páginas por lo que os recomiendo encarecidamente apoyar esta pequeña guía con las lecturas que recomendé en el primer post

Sin más dilación intentaremos cerrar la cuestión que abríamos en el anterior post. Intentar entender qué es la Microhistoria a través del libro de Ginzburg Historia nocturna. Abriremos fuego diciendo que el libro de Ginzburg no adopta el análisis microscópico propio de la Microhistoria o la reducción de escala. Si habéis leído el resumen del libro veréis que es simplemente imposible por el tema tratado. Este te impone un lenguaje, un discurso que no se amolda a escuela alguna. 

Sí que encontramos lo que Grendi llamó lo excepcional normal, es decir que para encontrar la lógica del monolítico relato del aquelarre era necesario el buscar las grietas o fallas del sistema. 

El pequeño indicio como paradigma científico, como ya dijimos en el post anterior, es llevado hasta sus límites. 

Habla el propio Ginzburg.
"Como historiadores, tenemos que adaptar nuestros métodos a las fuentes disponibles. Unos pocos indicios pueden traer consigo una gran realidad histórica, siempre que sepamos ensamblarlos correctamente. En este caso, en el que el material procedente de las fuentes era tan escaso como disperso, la comparación se convirtió en un instrumento crucial.(...) i uno fuera a adoptar como punto de partida un enfoque histórico tradicional, jamás llegaría a preguntarse si hubo una conexión histórica –según trato yo de probar en mi libro que la hubo— entre el talón de Aquiles, el zapato de Cenicienta y la danza Yu china, en la que se arrastran los pies para generar un andar de garboso brinco. Pero cuando se llega a ser consciente de la similitud, la existencia de la cual resulta poco menos que  innegable una vez  se le ha prestado la debida atención, entonces uno se ve de repente enfrentado a un problema genuinamente histórico que reclama ser abordado. De aquí que la comparación sea un recurso único y de tanta importancia para los historiadores: nos ayuda a plantear cuestiones."

 En torno a la Microhistoria: dos o tres cosas que supongo he aprendido de ella III. ¿Es Historia nocturna obra microhistórica?. Portada del libro que nos ocupa  en su edición de Península. Historia nocturna de Carlo Ginzburg
Portada del libro que nos ocupa
en su edición de Península.
Otro rasgo, muy asociado al anterior, es la asunción de un status científico débil. La respuesta que da Ginzburg al enigma del aquelarre es lógica y fundamentada pero no demostrable. Se acepta que el status científico sea débil si con ello podemos dar una explicación. Vuelve a hablar Ginzburg y esto hay que leerlo varias veces para captarlo en toda su dimensión. 
"No deberíamos habernos embarcado, en principio, en un debate sobre la verdad en la historia. Tendríamos que haber tenido un debate sobre la prueba. ¿Con qué fundamento puedo argumentar como historiador? ¿Qué significa decir que algo ha sido históricamente probado? ¿Hasta qué punto podemos decir que una tesis histórica ha sido refutada? Es muy notable que los postmodernos, de un modo manifiestamente acrítico, hayan adoptado la incauta idea positivista de la fuente histórica indiscutible y objetiva, una fuente capaz de valer, de una vez por todas, como registro de la verdad última. Un concepto,  para decirlo todo, que caducó hace mucho tiempo, pero que está todavía en el fulcro del debate. Algunos parecen creer que, si se puede mostrar que no hay fuentes plenamente objetivas de conocimiento histórico, es imposible cualquier conocimiento histórico. Eso es un sinsentido, obvio es decirlo. Lo que realmente necesitamos es una noción más sutil de prueba histórica: una noción que, por ejemplo, tome en cuenta todos los problemas especiales con que nos enfrentamos cuando tratamos de investigar asuntos que caen fuera de los dominios tradicionales de la ciencia histórica."
Fuente: El lado obscuro de la historia. Entrevista Carlo Ginzburg (12/3/2006)

Asociado a ello damos otra característica de la Microhistoria como lo es el rechazo del relativismo. Ginzburg hablando de Historia nocturna dice;
"Refugiarse en el relativismo es un modo demasiado fácil de substraerse a los retos a que nos enfrentamos en el estudio de la historia y de la sociedad en general.  La posición relativista anda fundamentalmente extraviada y es falsa: falsa intelectualmente, falsa políticamente y falsa moralmente."

Última característica de la Microhistoria es la atención a la recepción y al relato. ¿Recordáis las críticas de "demasiado literaria" a la obra de Natalie Zemon Davis? Vuelta a la entrevista que tanto nos está sirviendo para entender qué es la microhistoria. 
"Para mí, esto no es sino una nueva contradicción artificial. Ver la historia y la literatura como dos campos completamente distintos es errado y es ahistórico. Esos dos campos, siempre se dieron en diálogo, más o menos solapados. El hecho de que la historiografía trueque a veces en ficción y de que, además, se apoye con frecuencia en modelos literarios, no debería sorprendernos. Mucho más interesante resultaría –tanto para la historia, como para la literatura— partir del hecho de que ambas disciplinas comparten una obligación para con la verdad, y ver entonces cómo se ha vivido eso en las distintas épocas. Yo considero la modernidad literaria, por lo pronto, como un intento de descubrir nuevas formas de veracidad,  también, y de manera decisiva, en el plano formal. En este respecto, para mí, como historiador, es supremamente relevante."

Me gusta especialmente de la forma de narrar microhistórica la posición que toma el historiador. No es el de experto inapelable donde lo que dice no tiene lugar a respuesta. El historiador te hace partícipe de sus avances, retrocesos y dudas. El historiador te incluye en el relato como una suerte de Watson y, al menos a mí, eso me infunde confianza. El historiador como investigador de indicios. 

En torno a la Microhistoria: dos o tres cosas que supongo he aprendido de ella III. ¿Es Historia nocturna obra microhistórica?. Estatua de Sherlock Holmes en Picardy Place en Edimburgo
Estatua de Sherlock Holmes en 
Picardy Place en Edimburgo (Wikimedia)
La relación entre Sherlock y la Microhistoria está explicitada en el libro Mitos, emblemas, indicios. Morfología e indicios, de lectura obligada. Si ya era admirador de la obra de Conan Doyle, imaginen el impacto en mí de esta forma de plantear una investigación histórica. Y lanzo, para no extenderme más, un nombre y aten cabos señoras y caballeros; Umberto Eco. Otro de los grandes referentes de Licencia Histórica ¡Al fin se ha cerrado el círculo!

Salvo el análisis microscópico, Historia nocturna cumple todas estas características. Pero cuidado, no por ello hay que decir que muchos otros historiadores compartan algunas cosas con los microhistoriadores. Pero recordemos que la microhistoria nunca fue una escuela al estilo de Annales. Fue un grupo de historiadores que compartieron intereses comunes en un momento concreto. Carlo Ginzburg sigue en activo, buscando nuevos caminos como podemos leer en esta entrada de Anaclet Pons

La Microhistoria no sólo es Ginzburg, pero sí el más afamado de sus miembrosOs invito a seguir indagando en otros miembros. Juan me ha indicado, y con razón, que en esta ocasión "tiro demasiado de cita", y me disculpo por ello pero estimo que mejor es escuchar al maestro que al alumno.

¿Qué es para mí la Microhistoria? ¿Qué ha sido de ella? Tendremos que ir haciendo las conclusiones pero ahora no, para ser lunes con esto basta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.