jueves, 13 de marzo de 2014

Ebook: manual de supervivencia (II)

Lo peor de los libros nuevos es que te impiden leer los viejos.
Joseph Joubert

Como decíamos ayer, el mundo del libro está en una época de cambio muy profundo, debido a la irrupción del libro electrónico, o ebook, y sus indudables ventajas. Pese a que no posee el mismo romanticismo que el formato tradicional en papel, está aquí para quedarse, y quedarse fuera del cambio, sea por tecnofobia, desconocimiento o desidia no parece una buena opción.

Libros en papel y libro electrónico: lo importante realmente es el contenido
Papel o electrónico... cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes. Lo importante es alimentar la mente.
Imagen de tec.nologia.com
Obviamente, uno de los puntos en contra del mismo es la piratería, y no puedo hacer más que apelar a la responsabilidad individual de cada uno, ya que es sumamente fácil hacerse con el best seller de turno de manera ilegal (y siempre habrá una forma de lograrlo, por más que algunos se autoengañen al respecto), por lo que es preciso recordar que el autor que vive de su obra tiene derecho a una retribución justa por su trabajo, y es decisión exclusivamente suya ofrecerla en copyleft, Creative Commons o similar.

Tal como les prometí, les detallo aquí 12 webs para descarga de libros de forma legal y gratuita: 
En la página La viga en mi ojo pueden encontrar una recopilación mucho más extensa, incluyendo el proyecto personal del autor, Javier de Ríos, autor del libro Cuentos para gente impaciente.

Una cosa a tener en cuenta a la hora de descargarse libros es el formato; la mayor parte de páginas ya permiten descargarlo en varios (.mobi, .epub, .pdf, etc.), pero en caso de necesidad, existen varios programas para conversión entre los mismos. Me atrevo a recomendarles Hamster: maneja muchos formatos, es muy sencillo, rápido y gratuito.

Keep calm and write something
Imagen de Lecturalia
Además de las ventajas para el consumidor, también las hay para los creadores. En una época de doble crisis para el mundo editorial (económica y de modelo de negocio), la apuesta por los nuevos autores por parte de las editoriales está en declive, así que la autoedición cobra cada vez más fuerza entre aquellos creadores ávidos de dar a conocer su obra.

Ahora mismo esta tendencia es un hecho: en EEUU un 43% de lo publicado se hace hoy día mediante autopublicación, y la última feria del libro en Fráncfort confirma el fenómeno; ya existen algunas guías al respecto. Una vez redactada la obra, existen múltiples opciones para difundirla, bien de forma gratuita, bien buscando una recompensa económica… y conseguir la difusión es lo realmente complicado, ya que hoy día el problema no es publicar, si no tener visibilidad. Al respecto, he aquí algunos consejos.

Casi todas las citadas anteriormente ofrecen la posibilidad de autoedición (aunque siga sin ser trivial, claro; en este blog les darán buenos consejos al respecto), pero no todas tienen la misma potencia; puesto que nunca me he metido estas lides, no me atrevo a aconsejarles, pero sí les dejo, a fin de que saquen sus propias conclusiones, unos enlaces con información y comparativas de distintas plataformas de autoedición:


En fin, que el libro electrónico está ahora mismo en el ojo del huracán; en plena crisis económica, su aparición está generando un cambio muy importante en nuestra relación con la lectura y en los modelos de negocio relacionados con la misma. Y la pauta no va siempre marcada por gigantes como Amazonconvertido en uno de los "sospechosos habituales" por las autoridades francesas, quienes opino que están haciendo un análisis equivocado del escenario. 

Buena prueba de ello es la aparición de proyectos como Dailylit, que nos envía gratuitamente, todos los días, un fragmento del libro escogido hasta completar el mismo. Cruciforme, por su parte, comienza vendiendo los libros (a un precio muy moderado), y ofreciéndolos a continuación en descarga gratuita cuando llega a un determinado volumen. Empresas como Nubico ya ofrecen un servicio de “tarifa plana” por el acceso a su catálogo. La joven editorial Nautebook ofrece, en formato electrónico y a precios muy competitivos, textos especializados en castellano (sin ser traducciones del inglés, que es lo habitual).

En resumen: el modelo de negocio está sumido en un cambio muy profundo, que tardará unos cuantos años en definirse completamente. Posiblemente sean nuestros hijos quienes realmente vean el equilibrio, usen el libro electrónico de una forma totalmente natural, sin hacer una distinción sentimental entre el mismo y el de papel, y en caso de que tengan capacidad y ganas, puedan dedicarse a la escritura de una forma totalmente distinta a la que conocemos hoy día.

Nos esperan, sin duda, tiempos interesantes.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.