viernes, 22 de marzo de 2013

La Semana Santa. El necesario descanso del guerrero.


Estaba esperándola como agua de mayo aunque estemos en marzo. Llega un periodo vacacional de enorme importancia como lo es la Semana Santa. Último respiro para afrontar, posiblemente, la época más dura del año. Ya vamos acabando el curso, el sol empieza a  salir y las fuerzas flaquean. Las vacaciones, por tanto, son asunto muy serio. No debemos de malgastarlas ni tirados en el sillón ni, por supuesto, aprovechar para trabajar pasando apuntes o leyendo bibliografía. La Historia, por unos días, deja de existir.

Buen momento para disfrutar de los bellos rincones
con los que cuentan todas las ciudades de España. En este caso.
la Plaza de la Villa de Madrid. Mi ciudad, vuestra ciudad.
Archivo propio.
No son palabras huecas. Es un buen momento para volcarse en disfrutar de los amigos y de la familia. Empiezo a darme cuentas que vivir con un historiador, o proyecto, tiene sus costos. Uno de ellos es que nos volvemos un poco asociales en épocas de intenso trabajo. Hay que reconocerlo. Es momento de agradecer a los que nos rodean su paciencia y comprensión. 

También es momento de volcarnos en lecturas que nada tengan que ver con nuestra disciplina. Con ello no haremos más que mejorar como historiadores, abrir nuestro campo de visión. ¿Sólo la literatura? Buen momento también para ver esas películas que tenemos pendiente. Os invito a pasar por nuestra sección de filmografía por si andáis cortos de ideas. Buen momento para acercarse al Arte, ya sea por los libros o mejor aún visitando los muchos y buenos museos que tenemos en España. Y por supuesto la música en cualquiera de sus manifestaciones, que para los gustos los colores. Y si es en directo mejor que mejor.

Plaza de Santa Ana (Barrio de las Letras)  en Madrid. Lugar
de chateo (chatos de vino) y tapas desde época de los
Lope y Calderón,  pasando por Hemingway y revitalizado
en la "Movida Madrileña". Lugar idóneo para aunar literatura,
música y diversión. Fuente: Wikipedia

Buen momento para poner en orden nuestra casa o habitación. Guardar esos apuntes o libros que ya no nos hacen falta. Reordenar nuestro espacio de trabajo para que cuando volvamos lo encontremos confortable y agradable. Poner nuestro ordenador un poco en orden. Borrar aquello que no nos sirve y hacer labores de mantenimiento que por obvias omito. Pero, y aunque suene paradójico con lo que acabo de decir y sea en detrimento nuestro, intentad limitar el uso del ordenador. Que también de ellos tenemos y debemos descansar. El correo mirarlo lo imprescindible, caso que lo sea, y sacar la cara de la pantalla. En fin, reagrupar tropas y tomar aire para afrontar con fuerzas lo que resta de curso.

Por nuestra parte nos despedimos de vosotros hasta el día 4 de abril. Juan me ha comentado que ya tiene mucho y bueno preparado. Creo que suena ruido de sable, y tranquilos, no son de golpe de estado. Ahondaremos también en temáticas ya esbozadas, como la cartografía que, junto con nuevas propuestas nos ocuparán de aquí a final de curso. En fin, mucho y todo lo bueno que podamos.

Fuente pinchando aquí.
En cualquier caso no os dejaremos del todo. Seguimos en las redes sociales, Twitter y Facebook, donde intentamos reflejar lo mucho que se mueve en torno a la Historia. Reconozco que está siendo de lo más complicado del blog. Filtrar tantísima información resaltando lo más importante. Intentando no apabullar, pero hay tanto y tan bueno que es muy complicado ¿Dónde está el límite? Pues no pocas discusiones, pacificas edificantes por supuesto, entre Juan y yo genera este tema. No dejéis de visitarnos en las redes sociales.

Ahora descansad mucho, todo lo que podáis, y disfrutad de los vuestros.

Un fraternal saludo.

ANEXO AL POST:

Antes de publicar se me ha ocurrido lanzaros una serie de propuestas culturales. Ni mucho menos son las únicas, pero si no habéis leído/visto lo siguiente, es buen momento para hacerlo. 

Lecturas: 
Cine: 
Arte: 
Música
  • Fiesta, recopilación de música clásica iberoamericana, interpretada por la Orquesta Simón Bolivar bajo la dirección de Gustavo Dudamel.
  • The Promise, de Bruce Springsteen; doble CD recopilatorio del Boss, con canciones grabadas originalmente para su disco más oscuro, Darkness on the Edge of Town.
  • Les contes d'Hoffmann, ópera de Offenbach inspirada por los cuentos del alemán E.T.A. Hoffmann, siendo él mismo uno de los personajes. El canario Alfredo Kraus ha grabado algunas de las mejores versiones de la misma, en el papel de Hoffmann.

viernes, 15 de marzo de 2013

El futuro ya no es lo que era (y V)

La mejor forma de predecir el futuro es inventarlo
Alan Kay

Hola a todos. Con esta entrada daremos carpetazo al tema que nos lleva ocupando una temporada, sobre la capacidad de previsión del futuro, las corrientes culturales y artísticas en su rededor, y el interés que podría tener para un historiador conocer este punto de unión entre ciencias y humanidades.

Hemos hablado, concretamente, de las predicciones místicas del futuro (más falsas que un duro de 6 pesetas) y de la ciencia-ficción, que mezcla la fantasía con el conocimiento tecnológico para inspirar, y con cierta frecuencia, acertar por donde irán los tiros. Hemos analizado también el retrofuturismo, y las sociedades descritas en utopías, distopías, ucronías y los diversos subgéneros que hablan de futuros y pasados alternativos. Con esto podemos afirmar que, desde luego, ha interés por la temática. Pero puesto que poder predecir ciertos patrones del futuro es cosa que puede resultar muy seria para gobiernos, corporaciones, etc., el tema se ha profesionalizado, como ya mencionamos, ya que hace unos 70 años nació la prospectiva.

Como ya mencionamos, Marinetti había ideado el concepto en los años 10 del siglo XX, no fue hasta los años 40 cuando tomó carta de naturaleza. Fue Flechteim quien propuso la misma con un nuevo enfoque, basado en las probabilidades y sus implicaciones sociales. Nace en esa misma época RAND, destinada primero a, militarmente, analizar escenarios y tendencias relacionados con la Segunda Guerra Mundial, y posteriormente, también destinando sus esfuerzos a otras instituciones y corporaciones. En los años 60 la disciplina se asienta, y comienza su difusión y uso más generalizado; es en 1968 cuando nace el Club de Roma, una de las asociaciones multidisciplinares más famosas en este campo.

Es importante destacar que la idea principal de estas asociaciones (Think Tanks) no es predecir el futuro como algo inamovible, si no preverlo, diseñarlo y mejorarlo, de forma que se corrijan, o al menos, se minimice el daño o las tendencias negativas, y se focalice adecuadamente el esfuerzo para las positivas. Para ello, es imprescindible la presencia de expertos, profesionales y académicos, en múltiples campos: analistas políticos, críticos culturales, gestores de inversión, antropólogos, economistas, ingenieros, historiadores, matemáticos, biólogos, filósofos, etc.

Claro como el agua...  Imagen extraída de aquí
Sin embargo, las grandes asociaciones dedicadas a estos estudios suelen estar rodeadas por teorías conspiranóicas. En el caso de RAND su proximidad al gobierno de EEUU y, sobre todo, a su ejército, la hace blanco de múltiples teorías. El Club de Roma, pese a su carácter de ONG, no está libre de las mismas. No digamos del célebre Club Bilderberg, en este último caso de forma justificada (el que existan las teorías, no que sean justas, quiero decir) debido al secretismo y elitismo que lo rodea. La cuestión es que el riesgo que tienen estas asociaciones es que podrían tener la capacidad de llevarnos hacia una nueva versión del despotismo ilustrado. La necesidad de conocimientos muy específicos, la capacidad de conducir los esfuerzos de la sociedad hacia escenarios pre-acordados, y el elitismo de las asociaciones (debido a la propia necesidad de contar con los mejores) son un buen caldo de cultivo para ello. El mejor resumen al respecto nos lo deja Forges en la viñeta adjunta.

Resulta sin embargo, paradójico, que algunos de los líderes implicados en estas decisiones y estudios no parecen confiar mucho en sus propias capacidades. Como ya dijimos en el primer artículo de esta mini-serie, desde siempre los engañabobos que dicen ser capaces de predecir el futuro han hecho su agosto con todo el mundo, pero a mí me desconcierta sobremanera que lo consigan a día de hoy, y encima con gente supuestamente formada, y, lo que es peor, con poder.

Por ejemplo, tal como pueden leer aquí, Boris Yeltsin tenía en nómina astrólogos, magos y hechiceros; su adivina particular era una mujer caucasiana llamada Dzhuna, una Rasputín de finales de siglo. Ronald Reagan recurrió a la astrología para tomar importantes decisiones en la Casa Blanca. El que fuera presidente de Brasil, Fernando Collor de Mello, practicaba la numerología para conducir los destinos del país. Continuando la lista a través de este enlace, Mitterrand consultó a Elizabeth Teissier sobre la guerra del Golfo y el referéndum de Maastricht; el astrólogo Maurice Vasset asesoró, al parecer, a De Gaulle de 1944 a 1969. En Wall Street hace estragos la astrología financiera, e incluso algunas consultorías utilizan los horóscopos para seleccionar personal. En 1993, la inspección de trabajo francesa dictaminó que no se podía excluir a una persona de un trabajo por ser capricornio.

Bien es cierto que he citado principalmente a políticos, por ser los casos más notorios;  generalmente, para temas con un mínimo de enjundia, descubrimos que la cabeza les venía de serie con el resto (en algunos casos ni eso). Pero, puesto que son los que al final toman las decisiones, no sabe uno si respirar aliviado ya que está complicado que con esos mimbres salgan los cestos del despotismo ilustrado citados anteriormente, o terminar de asustarse al ver en manos de quien andamos. El día que se ilegalice, por constituir una estafa, tanto a los fabricantes de “productos milagro” como a toda la caterva de videntes, tarotistas, quiromantes y similares lo mismo avanzamos algo. Al menos, si les aplicamos la merecida pena de galeras, avanzará el barco…

Finalmente, creo que merece la pena mencionar algunas de las actuales previsiones para el futuro. Páginas como Proyecto A1, Futuro y Prospectiva, Tendencias21, así como fuentes de información generalistas nos ofrecen recopilaciones y análisis de algunos probables hechos del futuro. Recopilaciones exhaustivas pueden verlas aquí y aquí; les destaco algunas de las que me parecen más llamativas en lo referente a tecnología: 
  • Corazones totalmente artificiales construidos en laboratorio (2015)
  • Insectos artificiales y pequeños animales con cerebros artificiales, así como reconocimiento de derechos básicos para los mismos (2020)
  • El conocimiento de las máquinas excede al humano (2020)
  • Sólo el 15 % de las muertes a nivel mundial se producen por enfermedades infecciosas (2025)
  • Hígados artificiales (2030)
  • Primer viaje tripulado a Marte (2040)
La aparición de nuevas profesiones es también algo a tener en cuenta: expertos en ética científica, granjeros verticales, nanomédicos, especialistas médicos en la tercera edad, ingenieros de vehículos alternativos… La lista es para tenerla en cuenta y tener claro hacia donde nos conviene animar los estudios de nuestros hijos.

Estas son sólo algunas previsiones, y no parecen tener un cariz pesimista (más bien todo lo contrario), pero, lógicamente, hay algunas que ponen los pelos como escarpias. Por ejemplo, es ya conocido el informe de la ONU que declaró que las guerras futuras serán por el agua. También es preciso tener en cuenta temas como los problemas energéticos actuales, que repercutirán en la forma de viajar, por ejemplo; lo cual repercute en cómo se propagan las pandemias. Por su parte, el auge de potencias como China también cambiará el escenario político de las próximas décadas, y hay que esperar a ver cómo evolucionan los países musulmanes tras la “primavera árabe”, en los que ya que estamos viendo, en varios casos, un resurgimiento del islamismo.

En resumen, la prospectiva es una disciplina que pretende averiguar las tendencias por las que discurrirán los años venideros. Pero puesto que al final todo está interrelacionado, es muy complicado tener en cuenta todas las implicaciones que pueden tener sucesos concretos. Y de hecho, dista mucho de ser una ciencia exacta; por ejemplo, hoy día produce sonrisa leer previsiones de estrategia política realizadas justo antes de la caída del muro de Berlín, que pilló a casi todo el mundo por sorpresa. Si bien algunos analistas serios ya predecían que la Tercera Guerra Mundial sería totalmente distinta a las anteriores y se basaría más en guerrillas, los hechos del 11-S y sus consecuencias no estaban, lógicamente, registrados en las previsiones. Sobre los logros de la tecnología prevista hace no demasiados años podemos citar una larga lista de predicciones erróneas que llegan a mover a la sonrisa.

Y no sé ustedes, pero aunque me gusta que los novelistas usen su imaginación, estimulando las de sus lectores, y que los expertos hagan sus previsiones para poder planificar, minimizar problemas e incentivar los aspectos más positivos, prefiero que, en general, el futuro me sorprenda. No creo en el determinismo ni la predestinación, y el azar (entendido en todos los niveles que quieran) sigue teniendo un gran impacto en el desarrollo de cualquier acontecimiento. Y en todo caso, el porvenir sigue siendo cosa de todos.

Nos vemos en el futuro. Hasta entonces, cuídense.

PD. de forma excepcional, me gustaría dedicar esta serie de entradas a Daniel, de Sevilla, quien está sufriendo en propias carnes la división de mundos "ciencias - humanidades". Espero que lo que he ido contando en estas entradas sirva como buen ejemplo de que un historiador con conocimientos de otros campos puede aportar mucho si le dan la ocasión.

jueves, 14 de marzo de 2013

Bibliografía sobre los hermanos de Francisco I. Los jesuitas en la Historia.

El  nombramiento de un jesuita para ocupar el trono de Pedro es un hecho histórico sin lugar a dudas. En las redes sociales ya hemos llamado la atención sobre dos entradas en el blog muy directamente relacionadas con ellos como lo son Los jesuitas. Religión, política y educación (siglos XVI-XVIII) y  Japón y España: acercamientos y desencuentros

Está claro que la orden de los jesuitas va a ser centro de atención durante muchos días por parte de todos los medios de comunicación. Supongo que será, como casi siempre, un análisis superficial, de grandes titulares llenos de errores. Por eso me he puesto manos a la obra para encontraros un repertorio bibliográfico sobre los jesuitas y he dado con un archivo que podéis descargar con el siguiente índice.
Me parece un auténtico lujo. Si os interesa completo pinchad aquí para tenerlo. Disfrutadlo mientras esperáis la nueva entrada de D. Juan, que de esta semana no pasa.  Este es un mini reportaje empujado por la actualidad, nada que ver con la fantástica entrada que nos tiene preparada. Atentos que en casa de Juan ya vemos también "fumata blanca".

Un saludo

jueves, 7 de marzo de 2013

Pintadas en el Templo de Debod. La incultura como enfermad contagiosa y dañina. ¿Piramidiotas o masonidiotas en Madrid?

Estoy francamente indignado ante la noticia de que unos ineptos han pintado el  Templo de Debod. Tanto, que he pedido permiso a Juan para saltar nuestro ritmo natural de publicación. Siento privaros de Juan esta semana, pero creo que las pintadas que han aparecido en el citado templo lo justifica.


Captura de pantalla del reportaje que Telemadrid
en torno a las pintadas
Es cierto que la  masonería pretende tener como antecesores, entre otros, al pueblo egipcio. Dudo muchísimo que esto sea así, pero de lo que no dudo en absoluto es que no quiero entrar en bizantinas polémicas. A mí en la vida se me ocurrió mezclar el Templo de Debod con la masonería hasta que en un programa  de televisión llamado Rastreadores de Misterios de Telemadrid sacó  un especial titulado El esoterismo franquista. No os lo perdáis. No tiene desperdicio, es una majadería de principio a fin. Reconozco que veo estos programas para reírme un rato, pero la risa se me ha torcido al tener sospecha que los descerebrados que hicieron la pintada puede que lo vieran.

Templo de Debod. Fuente Wikipedia
Zahii_Hawass, también polémico, tuvo una frase mítica cuando hablando de todos aquellos que mezclan a los egipcios con los marcianos y no sé qué majaderías más, les calificaba de piramidiotas. Aquí creo que tenemos a piramidiotas en un nuevo modelo masonidiotas. Pues bien, Queridos masonidiotas, no tenéis ni idea de lo que habéis hecho. No sabéis el enorme daño que habéis hecho a la piedra, por no hablar del dinero que va a costar quitarlo, ya que en este éste caso es lo de menos. Pero queridos masonidiotas, lo peor de todo es que posiblemente la responsabilidad  no sea vuestra al cien por cien. Porque el Templo de Debod ha sufrido el abandono por parte de todas las autoridades, de actos vandálicos, de la indiferencia de mucha parte de los ciudadanos de Madrid. Señoras y señores, tenemos sin lugar a dudas el mejor edificio del Egipto faraónico (fuera de Egipto, se entiende) en el mundo. No tiene sentido que marchemos todos al Louvre o al British o a Egipto sin casi conocer el maravilloso Templo de Debod.

Templo de Debod. Fuente : Wikipedia
Debemos darle las gracias a Martín Almagro Basch  que tengamos esta maravilla llegada a España en 1970. Si otra nación (Francia, Inglaterra, Alemania sobre todo) hubiera conseguido tal logro, el arqueólogo en cuestión tendría estatuas y reconocimiento de todos sus conciudadanos. Aquí , en general, el olvido y la ignorancia. Y llegó gracias sobre todo a su enorme trabajo en la zona de Nubia en las campañas de salvamento (1960).  También hay que valorar el enorme  esfuerzo que llevó su reconstrucción en España. Este video creo que da una idea de ello.

Es el propio Martín Almagro el que nos relata tan arduo trabajo:


En 1961 se trasladaron todos los bloques del templo a la isla de Elefantina, frente a Asuán, y se realizaron algunas excavaciones de los cimientos de la construcción y en los alrededores del templo. Estos trabajos realizados a expensas de la UNESCO los llevó a cabo el Servicio de Antigüedades de Egipto, asistido por algunos arqueólogos polacos. Se hicieron, a nuestro juicio, con demasiada precipitación, como hemos podido comprobar en varias ocasiones a lo largo de nuestros trabajos de reconstrucción del monumento en Madrid.

Bloques de piedra de la zona del mammisi.
Archivo propio.
Además se renunció a salvar elementos de la construcción que creemos debieron ser salvados. Así, no se recuperó ninguna de las piedras del fundamento de la construcción, ni siquiera aquéllas sobre las cuales arrancaban los muros y que tenían un interés por su labra. Sólo a base de los antiguos planos y secciones que nos dejaron los estudios llevados a cabo por los arqueólogos que se ocuparon del templo, hemos podido reproducir la forma de la moldura que ofrecían los bloques sobre los que se cimentó el templo y hemos salvado así este importante detalle. Nada se recuperó de la vía sacra, ni del embarcadero, lo cual es más comprensible, pues en parte alguna fuera de Egipto se podría organizar un ambiente topográfico equivalente. De las tareas realizadas y circunstancias en que se desenvolvió el trabajo sólo se ha publicado una breve  descripción. Hemos pedido en más de una ocasión si se nos podría facilitar alguna exposición circunstanciada de los trabajos de desmonte del templo, pero no hemos logrado alcanzar a saber si tal relación se hizo.

Solamente cuando se nos entregaron las piedras del templo se nos dio un plano del monumento y un croquis de los alzados con una numeración de situación de las piedras. Los planos se completaron con una colección de fotografías. Todo ello sin ninguna referencia escrita.

Nosotros pacientemente tuvimos que ir interpretando las signaturas y subsanando algunos errores, pues había bloques que tenían la misma referencia topográfica y que precisó averiguar pacientemente cuál era su verdadero sitio . Algunas piedras las recibimos sin numeración, otras la perdieron. Incluso los sillares del primer pilono, por estar derrumbado, como ya hemos dicho, quedaron sin numerar y hemos tenido que reconstruirlo con gran dificultad y con posibles errores de menor importancia (…)Sin embargo, las partes del templo decoradas, las más importantes, han llegado a Madrid sin mayor deterioro, pero algún fragmento se debió romper o se ha perdido antes de llegar a Elefantina. Sin embargo, no es demasiado grave lo que este conjunto decorativo del arte egipcio ha padecido en el traslado, excepto lo que han perdido los bordes de los bloques muy desgastados en sus juntas


También se ha escrito mucho sobre el motivo por el que el Templo acabó en España. Queridos masonidiotas, leed este breve fragmento y decidme de dónde demonios os sacáis la masonería.

Hay que decir que, muy probablemente, éste fue un requisito importante, pero que, el profundo tesón y la encomiable labor del Profesor Almagro y de personas como D. Constantino Fronista, Canciller de la Embajada de España en El Cairo, fueron también factores determinantes para poder obtener como resultado final la adjudicación del templo a favor de España.

(...)

No obstante, también debieron pesar en la decisión final del gobierno egipcio otras consideraciones, vinculadas a las propias circunstancias que la política exterior egipcia contemplaba en dicho momento; por ejemplo, pudiera haber sido trascendente el destacado papel mediador y de apoyo a los países árabes que España ejercitaba en aquel momento en la crisis de Oriente Medio.


Enlace a fuente original de la imagen
Fíjense si somos de lo que no hay, hagan un experimento. Bajen a la calle y pregunten quién descubrió Pompeya. ¿Quién no ha visto un documental, o una película o leído una novela? Pues señoras y señores, fue un español llamado Roque Joaquín de Alcubierre. Pues como buen maño no sé contentó con encontrar Pompeya y antes encontró Herculano. Ahí es nada. Llámenme chovinista, pero creo que su nombre debería estar al lado de Howard Carter, Heinrich Schliemann o Flinders Petrie.

Está claro que la diferencia radica en el reconocimiento que el pueblo da a su Patrimonio. Berlín adora su busto de Nefertiti. Nosotros ignoramos nuestro espectacular templo. El templo tiene enormes problemas de degradación, y al hilo de este desafortunado incidente deberíamos de tomar conciencia de lo que tenemos  e invertir en su conservación, que por lo que podéis leer en este informe, no es que sea la mejor. Claro está que también se debería de pensar en su explotación para que su beneficio revierta en su estudio y conservación.  Crear un centro de estudios, evitar en lo posible su visita masificada, en general, gestionar tan espectacular edificio como se merece.


Templo de Debod. Archivo propio
Relieve, que se está deteriorando a pasos agigantados,
del dios Amón Debod y del dios Mahesa en el exterior
del templo. Archivo propio (como el dedo que aparece)
Dejo que indaguéis vosotros en su historia. Dejad que la fascinación por el Templo de Debod os atrape. Dos  enlaces para ello y, por supuesto, libros y artículos listos para descargar de manera gratuita y legal:
La semana que viene volveremos a recuperar a Juan y sus fascinantes series. Lo pasaremos bien de aquí a Semana Santa. 

Saludos.