viernes, 9 de agosto de 2013

Sin tiempo para los Pitufos. Doce recomendaciones cinematográficas para tórridos fines de semana.

Salgo obligado de mi retiro estival por los Pitufos. Nunca pensé que diría una frase así, pero la omnipresencia de los Pitufos 2  me obliga a ello. Tras una más que prescindible primera parte que no se merecía la genial creación de Peyo, amenazan con martirizarnos por segunda vez. 

Visto el panorama se me ha ocurrido ofrecer algunos títulos, además de los que ya ofrecemos en nuestra Filmografía. Ninguna precisa de mucha presentación y seré muy breve en su descripción, pues como dice una amiga ¡No al spoiler!

Comenzamos por un film de 1933, La reina Cristina de Suecia, que bien se podía llamar El día que la Garbo se coronó. La película es un biopic sobre esta culta e interesante soberana que renunció al trono. Para la segunda recomendación saltamos al año 1953 con la oscarizada Julio César de  Mankiewicz. Siguiendo al pié de la letra el texto homónimo de Shakespeare y con actores como Marlon Brando, el resultado no podía ser otro que un film espectacular. 




Juan ya ha dado buena cuenta de lo mejor de cine bélico en torno a la Segunda Guerra Mundial, pero me ha dejado el resquicio de la poco tratada posguerra  en Europa. Una buena cinta que retrata esta caótica vuelta a la paz es El tercer hombre (1949) y en cuyo reparto está nada menos que Orson Welles. Ambientada en la Viena de 1947, en ella se mezcla el mejor cine negro con una ambientación impecable. ¿Quien no recuerda la banda sonora? 




La cuarta recomendación es un tres en uno. La trilogía por excelencia. Todavía hay gente adulta caminando por el mundo que no ha visto la trilogía de El Padrino (1972/1974/1990). Imperdonable. En ella toda, gran parte, de la historia del siglo XX norteamericano aparece de una forma u otra en ella. Hay una secuencia donde Michael Corleone explica en una lapidaria frase por qué la revolución de Fidel  triunfó en Cuba. Creo que Loquillo se fijó en ella para luego cantar aquello de; 

Billy voló hacia Cuba en el verano del 56.Dejó atrás Nevada, donde cambias un dólar por diez.Billy la Roccaacariciaba el poder.
Un daiquiri en Floriditaal ritmo de Benny Moré.Y en eso se fue Batista,y en eso llegó Fidel.
Pánico en la embajada: los dados no rodaban bien.Sin amigos en La Habana, el dinero era solo papel.Abandonado a su suerte,nadie apostó por él.
Siempre encuentras algo distinto en ellas, otros matices. Las dos primeras son legendarias, lo que hace muy injusto el juicio que de la tercera parte hace mucha gente. Recuerdo con mucho cariño aquellos veranos en que mi hermano y yo hacíamos lo que dimos en llamar "padrinadas", que no era otra cosa que pertrecharse de refrescos y palomitas y ver las tres películas una detrás de otras. Os dejo el primero de los vídeos de aquel legendario Qué grande es el cine donde analizan la segunda parte. 


Séptima recomendación, el biopic de Lutero ( 2003). Película alemana de carácter hagiográfico, lo que le lleva a cometer algunos errores de bulto como presentarnos a un Carlos V poco menos que increíble. Aún así merece la pena verla y acercarnos a este, en realidad, poco conocido personaje y su doctrina.

Constato con estupor que en nuestra Filmografía no reflejamos el filme de Ridley Scott Gladiator (2000). Es una recomendación obvia pero no por ello dejéis de verla. Eso sí, si no habéis visto Espartaco (1960) de Kubrick, que sí reflejamos en nuestra sección de cine, estaréis haciendo aquello de "Quien va a Santiago y no al Salvador,visita al vasallo y deja al señor"

Las dos últimas recomendaciones para aquellos que tengan hijos y quieran compartir un rato de buen cine. La primera recomendación es La invención de Hugo (2012), un canto al cine y una manera muy amena de asistir al nacimiento del séptimo arte. La película tiene una y mil referencias a otros filmes y, dado que tiene protagonistas infantiles, es posible que enganche a niños a partir de nueve años. Es recomendable ver todas las películas en la mayor calidad posible, pero en este caso es especialmente recomendable. Escribiendo esto me viene a la mente la magnífica Cinema Paradiso (1988), que igualmente es un canto al cine con protagonista infantil

Y termino con Hércules (1997)  de Disney. Vale que no es de corte histórico, pero es una oportunidad inmejorable para introducir a los más peques, he constatado que gusta a pequeños de poco más de tres años, en este mito. Disfrutarás, al menos, de una buena historia no exenta de guiños al público adulto y de buena música como puedes apreciar en este vídeo.


Todo sea por no ver por enésima vez a Dora y su maldito mono o a su primo Diego que me enervan los nervios. ¡Qué demonios les pasa a los creadores de dibujos! Y cuando creíamos que nada podía ir a peor nos salen con Pepa Pig

Acabemos ya con este repaso antes de que me dispare. Con estos doce filmes que os presento espero paséis un buen fin de semana, en el que por supuesto no pienso perder un minuto con sus pitufos.

Un saludo a todos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.