domingo, 18 de agosto de 2013

En memoria de Federico.

Hoy sólo habla el poeta, hoy todo lo demás sobra. Disfrutad hoy con sus versos y su palabra. Hoy todo lo demás sobra...¡Que nunca se acabe la madeja!

Quiero llorar mi pena y te lo digo            
para que tú me quieras y me llores       
en un anochecer de ruiseñores,             
con un puñal, con besos y contigo.        

Quiero matar al único testigo   
para el asesinato de mis flores 
y convertir mi llanto y mis sudores         
en eterno montón de duro trigo.           

Que no se acabe nunca la madeja          
del te quiero me quieres, siempre ardida          
con decrépito sol y luna vieja.  

Que lo que no me des y no te pida        
será para la muerte, que no deja           

ni sombra por la carne estremecida.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.