jueves, 13 de junio de 2013

@FLMadrid Entrevista a Miguel Casasola. Poeta, editor, Historiador y librero.

Hola a todos:

Como prometimos, a lo largo de la Feria del  libro contaríamos con otra interesante entrevista relacionada con dicho evento. Después de la respuesta de Juan Gómez Bárcena, no me atrevo a decirle a mi invitado que se presente por lo que lo hago yo. D. Miguel Casasola, extremeño de nacimiento, poeta, editor, historiador, compañero mío de trabajo en la desaparecida librería Crisol y actualmente mi “camello de libros” en la Librería Lé. Empezamos; 

P: De todas estas facetas ¿en cual te sientes más cómodo?

Creo que en todas por igual. Piensa que son facetas complementarias, de tal forma que las unas enriquecen a la otras, se nutren unas de otras; y eso, en definitiva, te permite disfrutar de una experiencia más completa del "hecho literario".

P: ¿ Hasta qué punto te ayuda tu faceta de historiador en tus múltiples trabajos?

Creo que el hecho de tener ciertos conocimientos de Historia (que al fin y al cabo también es tener un conocimiento de la naturaleza humana) te hace tener una perspectiva más crítica no sólo en lo laboral, sino en todos los aspectos de la vida en general. Te permite desarrollar una capacidad empática y posicionarte en una actitud relativista frente a lo que te rodea, cuestionarlo todo (siempre desde el entendimiento y la empatía), empezando el cuestionamiento por uno mismo, claro.

P: Vamos a centrarnos en tu labor poética. ¿Cómo surge tu vocación y quiénes son tus referentes? ¿Se ha visto tu poesía influenciada por la Historia o son caminos paralelos?

Presentación de Esquinas y rincones en Librería Lé.
Integrantes de ÁRTEse quien pueda.
Supongo que la necesidad de escribir siempre ha estado ahí.  Sucede que llega un momento en la vida en la que uno se plantea que no es lo mismo escribir sólo para uno mismo, que escribir para uno mismo y a la vez para los demás, o dicho de otra forma, no es igual escribir que ser escritor. En mi caso, ese punto de inflexión sucedió gracias a un profesor de literatura del instituto y a un poema de Lorca que cambió mi percepción de la poesía... pero esa es otra historia... 


Sobre los referentes, un amigo mío también poeta (Paco Najarro, para más señas) siempre dice, cuando le hacen esta pregunta, que no se trata de poetas de referencia sino más bien de poemas de referencia. Y yo estoy completamente de acuerdo con esta afirmación.

En cuanto a la relación entre poesía e Historia, en mi caso son claramente caminos paralelos; aunque es cierto que, como comenté anteriormente, el conocimiento de la Historia influye en tu percepción del mundo, por tanto, también influye de alguna manera en tu forma de escribir o en los temas y su tratamiento.

P: Andas metido en un bello proyecto como lo es Ártese quien pueda. Comenta a nuestros lectores de qué se trata.

Ártese Quien Pueda es una editorial sin ánimo de lucro.  Esto quiere decir que el dinero que se saca de la venta de los libros se destina íntegramente a la edición de otros libros. Todos los que trabajamos en este proyecto editorial  lo hacemos de forma gratuita. Una de las principales intenciones de Ártese es acercar a autores interesantes a lectores interesados, y todo ello con un precio muy accesible. También es importante en Ártese la figura del mecenazgo: una persona que pone el dinero necesario para que otra pueda publicar su libro; y esta inversión no es a fondo perdido, ya que el mecenas recupera su dinero conforme se va vendiendo el libro. También debo decir que hasta ahora todos los mecenas han preferido no recuperar su dinero y reinvertirlo en la publicación de otro libro. Y esto es bonito: comprobar que incluso en estos tiempos de crisis hay gente que cede su dinero sin esperar sacar beneficios económicos, tan sólo en pos del arte, te llena de cierta esperanza y te anima a seguir adelante en este proyecto. Y quien esté interesado en conocer más sobre Ártese Quien Pueda Ediciones, puede visitar nuestra página web: http://www.artesequienpueda.com/

P: Sabes que, aunque amigos y coincidentes en muchas cosas, no estoy en absoluto de acuerdo con la gratuidad de la cultura. Ya hemos polemizado en torno a eso en ocasiones y quería que nos expusieras tu postura al respecto.

Es un tema muy extenso para desarrollar aquí, ya que alberga muchos matices y ramificaciones; pero sí puedo decir, de forma muy general, que considero que la gratuidad de la cultura no implica necesariamente una minusvaloración de la misma , que es un argumento muy extendido entre los que no estáis de acuerdo con esa gratuidad.

P: Hablemos ahora de tu faceta de librero. Dónde la desarrollas y, de nuevo, si tu faceta de historiador te ayuda en tu día a día.

El Miguel Casasola librero se desarrolla en Librería Lé, una librería ubicada en el Paseo de la Castellana, cerca del Bernabéu... y a la que os invito a hacer una visita, no sólo para comprar libros, sino también para charlar con nosotros o para disfrutar de las presentaciones de libros, encuentros con autores, cuentacuentos y otros actos que solemos organizar.

En este caso, mi faceta de historiador, me ayuda de una forma más práctica y concreta, ya que me permite poder recomendar ciertos libros con un criterio más acertado.

Preparando la entrevista te he encontrado comentando tu trabajo en la librería en un vídeo. 




P: ¿Papel o electrónico? ¿Cómo ves esta, en mi opinión falsa, controversia?

Este es también un tema largo que se presta al debate. Intentando resumir, creo que ambos formatos pueden coexistir si el tema se gestiona bien, y que el libro electrónico no tiene por qué suponer una amenaza al libro en papel, ambos formatos pueden ser complementarios.  Ahora bien, dicho esto, yo prefiero sin duda alguna leer en papel. Desde mi punto de vista, leer en papel y leer en electrónico son experiencias completamente distintas, y yo me quedo con la primera.

P: Andas por la Feria del Libro estos días. ¿Qué ambiente se respira y qué significa para ti la Feria?

Me gusta mucho La Feria del Libro de Madrid porque consigue que durante unas semanas libreros, editoriales y autores puedan tener una cercanía, un trato de tú a tú, con una gran cantidad de lectores. Siempre se respira un aire festivo y más si el tiempo acompaña, como está siendo el caso de este año (crucemos los dedos... aunque sin la ya tradicional lluvia de Feria, no es lo mismo...). Siendo librero la disfrutas de forma distinta, por diversos motivos. Por ejemplo, para mí la Feria también supone encontrarme con personas relacionadas con el sector que conozco y que a lo largo del año no tienes ocasión de ver mucho.

P: Recomiéndanos un libro…¡o varios!

Pues voy a recomendar tres. Uno de poesía: Zurita, de Raúl Zurita, en la editorial Delirio.  Una novela:  Trabajos del reino, de Yuri Herrera, en la editorial Periférica.  Y uno de relatos: Los que duermen, de Juan Gómez Bárcena. Y uno más, éste para los amantes de la Historia: La liebre con ojos de ámbar, de Edmund de Waal, editorial Acantilado.





P: Para ir terminando…..un poema tuyo que sea especial para ti y explícanos por qué.
Pues hay dos o tres poemas de los que siempre digo que son mis hijos predilectos. Tal vez no sean mis mejores  poemas, pero si son a los que más cariño tengo, cada uno por un motivo. Uno  de ellos es "Llevo tanto tiempo practicando la soledad", incluido en mi libro Esquinas y rincones.



P: Para terminar definitivamente. Un poema que no sea tuyo y que de alguna manera te haya marcado.
Tal vez debería decir el poema de Lorca del que he hablado antes, pero ese lo voy a seguir dejando en misterio... De cualquier forma, es difícil elegir un sólo poema, sobre todo porque más que marcarte un poema, lo que te marca son determinados versos de determinados poemas. Me vienen a la cabeza unos versos de Cernuda que me gustan mucho: "Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien/cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío"



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.