jueves, 14 de febrero de 2013

De re filmica: el cine como fuente histórica

Dalí y Buñuel. Autores de un perro andaluz (1929)
Imagen extraída de aquí.
Una de las noticias que más me ha llamó la atención a lo largo de estas vacaciones (¿?) navideñas es la puesta en marcha por parte de la Filmoteca Nacional y RTVE de de un portal conjunto llamado Filmoteca española. En sus fondos se puede disfrutar de filmes completos como Un perro andaluz (1929) de Buñuel y Dalí, de noticiarios completos del NO-DO o de interesantes documentos del reinado de Alfonso XIII. Hasta este momento para disfrutar de estas imágenes había que acceder a la Filmoteca Nacional con sede en Madrid, pero afortunadamente con este proyecto todos los españoles podemos empezar a disfrutar de nuestro patrimonio fílmico que, hasta donde yo sé, ha sido poco utilizado como fuente primaria por parte de los historiadores. 

Se me ocurren una y mil utilidades como por ejemplo rastrear la verdadera historia y vida cotidiana de los españoles del siglo XX. Reconozco que ahora mismo me encuentro bastante influenciado por la lectura que estoy realizando: La vida cotidiana en el mundo hispánico con Manuel Peña como editor y publicado recientemente por Abada. Me parece muy interesante este campo de la Historia y creo que podría dar muchos frutos en todos los momentos históricos. Evidentemente los modernistas o medievalistas no pueden recurrir a la fuente visual, y  los historiadores que utilicen la imagen deben hacerlo teniendo en cuenta que lo que ven es una visión sesgada de la realidad, realmente como cualquier otra fuente. El cine-ojo de Vertov dio films tan buenos como El acorazado Potenkim (1925) de Eisestein, pero la pretendida objetividad resultó ser, cómo no, otra utopía inalcanzable.

Realmente los historiadores deberíamos estar más atentos a las necesidades a la sociedad que servimos. Los éxitos de Cuéntame o Amar en tiempos revueltos pueden tener una y mil lecturas, pero una de las que nos interesa a nosotros es que los españoles tienen la necesidad de revisitar o ahondar en nuestra historia reciente. No dudo de la honestidad de los guionistas de la serie, pero es evidente que estas series muestran una realidad teatralizada de aquellos periodos históricos y que el material que ahora se pone a nuestra disposición puede ayudarnos, a nosotros historiadores, a explicar a los españoles la postguerra y la transición democrática de manera más realista.  A los más jóvenes lo que más les puede chocar de aquellas épocas es la manera de concebir la vida, el mundo, o el amor. Si contáramos con el Delorean, viajásemos a 1960 y hablasemos con personas que tuvieran la misma edad que nosotros, se produciría un choque  brutal  ¡Y casi no nos separan ni medio siglo! Y es que otra vertiente de la historia que me parece sumamente interesante es la complicada y sugestiva historia de las emociones. Leí hace algún tiempo una obra enormemente interesante titulada Accidentes del alma. Las emociones en la Edad Moderna, editada también por Abada con James S.Amelang y María Tausiet como editores. Y es que el sentimiento del amor es universal, atemporal, pero no su manera de mostrarlo y sentirlo. El cine vuelve a ser un buen barómetro para afinar en estas escurridizas cuestiones. Ejemplo de ello es la imprescindible Un tranvía llamado deseo (1951) del controvertido Elia Kazan y que hizo de Marlon Brando un mito erótico. Esta película sería a día de hoy irrealizable y Marlon Brando habría sido tachado de maltratador sin paliativos. Cambian las sensibilidades y esos cambios tienen su reflejo en la Historia.  

Fort Apache (1948)
Cambian también las sensibilidades incluso a la hora de crear, de recrear, nuestro pasado histórico. Fijaos por ejemplo el cambio de perspectiva de Fort Apache a Bailando con Lobos, de Objetivo Birmania a Salvar al soldado Ryan. Es algo obvio, pero no lo es tanto el analizar el por qué de esos cambios. Y también muy interesante reflexionar sobre por qué quieren contarnos así la historia. Porque seamos sinceros, la historia a día de hoy no se cuenta en las aulas sino que se proyecta en nuestras pantallas.  Ejemplo de ello 300. A nivel visual impresionante, como historia muy potente, pero desde el punto de vista histórico muy interesada y sesgada. Nacida tras la conmoción de los atentados del 11- S, se nos presenta un Oriente decadente, monstruoso y bárbaro frente a un Occidente recio, recto y noble. ¿Fueron realmente las cosas así? ¿Qué sabe sobre los persas un espectador medio? Posiblemente nada y saldrá con una imagen de ellos que nada tiene que ver con la realidad.

Cine e historia. Dos mundos hermanos. Dos mundos que se interrelacionan de manera inevitable. En medio de la crisis de las Humanidades, crisis por otro lado tan antigua como las propias Humanidades, de reordenación de los programas universitarios, de crisis del modelo. ¿No parece pertinente que la Historia del Cine entre a formar parte de nuestra formación y saberes para desarrollar mejor nuestra tarea? Hay mucho que hacer, mucho que aprender y el pesimismo no es ni siquiera una opción. A pesar de todo, siempre nos quedará París.

Que la fuerza os acompañe.

1 comentario :

  1. a mi en particular me encanta ver la historia, digamos que en contextos más cercanos, no sé como explicarlo...pero sí la literatura y el cine son fantásticos para comprender mejor ciertos periodos.Aunque obvio es importantísimo tener bien las bases, así se disfruta más...por ejemplo cuando leí Oliver Twist pues ya tenía referencias del contexto del siglo XIX...se habla mucho de los niños que trabajaban pero no tanto de los que preferían vivir de robar (aunque arriesgaban su libertad con eso) a soportar las 16 hrs de trabajo, entonces como que ves las dos caras de la moneda. Y ver la peli--aunq le cambian muchas cosas al libro--te mete mas en ese mundillo tan sucio y podrido q x desgracia exisitió (y en muchos lugares del mundo aún existe)
    En fin, más q libros y fechas y personajes importantisimos me agrada ver historias de la gente común y como su contexto afectaba sus vidas ejm, q largo coment!! :S bueno me voy
    felicidades x el blog me ha gustado mucho

    http://thekids-areallright.blogspot.mx/

    ResponderEliminar

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.