viernes, 29 de julio de 2011

El plagio

La primera intención era no publicar nada hasta después del verano, pero la verdad es que cuando Juan me ha enviado este artículo no he podido resistirme a reseñarlo en el blog.
Se trata sobre el plagio. Ya os comentaba en el post "Cómo citar correctamente I" que:

"Aviso que no citar bien o no hacerlo es uno de los mayores delitos que puede cometer un historiador. No vale coger parte del texto de un autor y porque le parafraseemos con nuestras propias palabras obviar la cita correspondiente. Eso es delito de lesa majestad. Se dice “como afirma Tusell…” y abajo o al lado indicamos la fuente. El trabajo de otras personas se reconoce, es cuestión de honestidad intelectual.Además, de esta manera, facilitaremos a nuestros lectores los medios para, caso de que les interese, acceder al trabajo del compañero citado y leerlo en su totalidad"

¿Y por qué tanto escándalo por el tema del plagio? El trabajo para sacar un buen artículo sólo se valora cuando te enfrentas por primera vez con ello. Y os prometo que después de hacerlo os molestaría y mucho que os plagiaran porque es un aprovechamiento indebido de tus enormes esfuerzos y trabajos, porque demuestra una deshonestidad que debería de costar la cárcel. Y lo peor de todo es que el que plagia es perfectamente consciente del trabajo que está robando. Y aviso a navegantes, el que plagia está muerto profesionalmente de por vida. Aquí no hay segundas opciones. Sed honestos desde el principio, ya sea como estudiantes o ya como profesionales. Referenciad debidamente vuestras fuentes.

El excelente artículo al que me refiero es el escrito por Francisco R. Villaroto en el más que recomendable portal de Amazings.es. Podemos leerlo entero aquí pero antes de despedirme no me quedo con las ganas de poneros unos pequeños párrafos del mismo.

"Plagiar en un artículo nuestro uno o varios párrafos de la introducción de otro artículo es apropiarse de cientos de horas de trabajo de investigación de los autores de dicho artículo (...)
Plagiar es apropiarse del trabajo investigador de los demás y hacer creer que es tu propio trabajo. No hay que engañar a los jóvenes investigadores llamando mala praxis al plagio. Mala praxis es, por ejemplo, copiar referencias bibliográficas de otro artículo sin haberlas leído, porque todo el mundo lo hace y queda bien citar a quienes todo el mundo cita. Mala praxis es reescribir (copiando sin copiar) un párrafo de la introducción de otro artículo, para ahorrarse el trabajo que conlleva escribirlo y porque el hilo del discurso es el que conviene a nuestro artículo. Llamar mala praxis al plagio es engañar, engañar a los jóvenes y engañarse a uno mismo.(...)"

Feliz verano a todos

lunes, 11 de julio de 2011

Quiero ser profesor, quiero ser investigador. ¿Por dónde empiezo?

Este es un blog pensado para aquellos que quieran ser profesores o investigadores. Nacía, y continúa, con el afán de ayudar. Os he hablado de la PDI, de los mejores blogs y webs educativas, de cómo citar correctamente tanto de la manera anglosajona como la latina, de bibliotecas y recursos en la red para investigación, a cómo redactar un trabajo de historia y he ido desgranando libros imprescindibles a lo largo de todo este tiempo aunque el post más condensado sobre esto es el titulado Cambalache literario. Juan os ha dado consejos prácticos desde cómo evitar el estrés del estudiante, pasando por comentarnos el uso de los procesadores de textos y terminado por explicarnos cómo hacer eficaces búsquedas en internet o cómo funciona un buscador. Os remito además a las entradas de Algunas consideraciones previas antes de cursas el Grado de Historia I y II

Digo esto porque he recibido últimamente correos de gente que me pide información sobre cómo ser profesor o investigador. Todo lo que hemos hecho en este blog es intentar dar información sobre ello, pero salgo de mi retiro estival encantado para responder a dichas dudas y condensar en un sólo post toda la información posible.

Hay una frase que me remiten muchos y es que cuando dicen que quieren ser historiadores la gente les desanima diciendo que hay pocas salidas profesionales. Vayamos por partes, historiadores mediocres hay muchos al igual que en cualquier ámbito laboral. Son gente que hace la carrera porque “hay que tener un título” y que una vez conseguido terminan de vaya a saber usted qué. Pero también es verdad que hay gente que se lo toma en serio, que se lo trabaja y que CON MUCHO ESFUERZO terminan trabajando de historiadores. Datos exactos no tengo, pero creo no equivocarme mucho si digo que de 100 licenciados que salen, 20, a lo sumo, llegan a conseguirlo. Posiblemente porque los otros 80 se desaniman o una vez acabada la carrera la vida les ofrece otras opciones. Ser historiador es una mezcla de mucho trabajo, constancia y una pizca de suerte.

Además, a día de hoy las salidas profesionales son escasas en cualquier ámbito laboral y ya nos podemos olvidar de algunos sueldos que se veían en el pasado. La gente que nos dice con toda su buena intención aquello de las pocas salidas profesionales posiblemente no esté muy al tanto del mercado laboral actual. Pongo un ejemplo doloroso porque se trata de amigos míos. Ingenieros de muy diversas ramas, incluida teleco, verdaderos profesionales altamente cualificados y que trabajan muchísimas horas al día. Seguro que todo el mundo pensará que cobran mucho dinero y que no les falta trabajo. Bien, preguntadles y os sorprenderéis. Y es que se está produciendo una devaluación de los estudios universitarios. Donde antes había 10 ingenieros ahora hay 100, aplique usted la lógica de oferta y demanda y tendrá la respuesta. En mi entrada hay un video de Sir Ken Robinson que os ilustrará más sobre este tema.

A todo esto debemos unir el descrédito de las humanidades en España. Ya hablaré algo más sobre eso a lo largo del curso que viene y algo dije en el último programa de Contratiempo, que creo estará colgado hasta el martes que viene. Tengo la convicción que la única manera de luchar contra este descrédito es con profesionalidad, rigor y trabajo. Por favor no seáis tan cortos de miras de entrar en la estúpida guerra de ciencias y letras. TODOS generamos conocimiento y entre TODOS hacemos este mundo un poquito mejor. Debemos ser personas del Renacimiento, saber de cuanto más mejor de ciencias o “letras”. Estudiamos a la humanidad y nada de ella nos debe ser totalmente ajeno.

Dicho esto, el historiador tiene tres salidas profesionales claras. El mundo de la cultura, la docencia y la investigación. Vamos a ceñirnos a las más obvias como lo son docencia e investigación.

Al camino para trabajar en la docencia le he dedicado dos posts; Cómo enfocar los estudios de Grado hacia las oposiciones de secundaria I y, en un alarde de originalidad, Cómo enfocar los estudios de Grado hacia las oposiciones de secundaria II. La situación actual sobre las oposiciones a secundaria, docencia que es lo que pretendemos, está muy complicada. A nadie se le escapa que estamos en tiempos de crisis y que todas las comunidades autónomas de una manera u otra intentan ahorrar. No sé muy bien por qué pero la educación es siempre la gran damnificada. Si ponemos en Google profesores interinos despido veremos que hay problemas en toda España. A esto debemos unir la inestabilidad que sufrimos en este país de LOES, LOGSES y lo que queda por venir, y los cambios constantes en la mecánica de las oposiciones. Está por ver pero creo que esté quien esté en el gobierno, la idea del “MIR de secundaria” terminará por cuajar tarde o temprano.

¿Qué recomiendo a todos aquellos que quieran ser profesores y estén haciendo la carrera?. OLVIDAOS de todo esto hasta que comencéis el máster en educación. Centraos en sacar las mejores notas posibles, en aprender inglés a nivel bilingüe y por supuesto para ello un Erasmus SERIO es lo mejor. La situación de aquí a tres/cinco años vista es imprevisible y sólo podemos luchar contra ello con fuerte preparación. Las oposiciones podrán cambiar mucho, pero siempre el mejor preparado tendrá posibilidades de triunfar en cualquier escenario.

Vayamos con los que quieren ser investigadores. Empecemos diciendo que investigadores “puros” casi no existen y que es muy frecuente compaginar investigación y docencia. Fuera del abrigo de una universidad es casi imposible investigar. Aquí también es IMPRESCINDIBLE tener un expediente académico altísimo donde escaseen los notables y abunden los sobresalientes. El aprobado es una catástrofe. Sed inteligentes. En cada curso hay dos convocatorias, es preferible dejar pasar una y hacer el examen cuando sepamos que estamos realmente preparados.

Imaginemos que queremos centrarnos en los templarios. Nosotros los primeros años nos centramos en sacar buenas notas y en saber qué profesor de nuestra facultad toca más o menos este tema. Evidentemente cogeremos asignaturas de Medieval a lo largo de la carrera y nos centraremos en conocer bien el claustro de profesores. Ya a finales del segundo curso nos acercamos a ése profesor y les decimos “Mire, soy Pepito/a Pérez, llevo un expediente alto y estoy seguro/a que quiero hacer un doctorado sobre Templarios. ¿Qué me recomienda?”. Y os aseguro que el profesor o la profesora os guiarán encantados. Cuidado, no confundir hablar con un profesor de manera seria con “despaching” o peloteo. Los profesores no son tontos y están normalmente muy atareados. Sólo nos harán caso si demostramos seriedad, profesionalidad y un expediente fuerte. Tras acabar la carrera olvidaos de llamaros historiadores. Sois licenciados o graduados en Historia lo cual es muy diferente. El camino para haceros historiadores empieza con el máster donde debéis “clavarlo” tanto con las notas como con el trabajo final. Es nuestro paso previo al doctorado.

El expediente fuerte no es sólo nuestra carta de presentación, es vuestro salvoconducto a las becas, y son las becas fuertes las que nos refuerzan nuestro expediente a su vez. Las becas en este país son las que son, escasas, y más para los de Humanidades. No perdáis el tiempo en quejaros y utilizadlo para empaparos mucho de todas las becas que ofrecen tanto organismos públicos como privados y para sacar las mejores notas posibles. Enteraos de los grupos de investigación que funcionan, en una palabra involucraos al 100%.

También en este caso es muy recomendable hacernos un Erasmus donde el país elegido debe, obviamente, estar en consonancia con el objeto de nuestra investigación. Si lo que queremos hacer es investigar sobre templarios, Francia (y su idioma) se me antoja destino obligado. Y en la recámara tened preparada una visita a Israel .

Ya para ir terminando quiero dejar una pincelada de algo que pretendo desarrollar en el próximo curso y nace de lo que he visto en los perfiles de algunos que me escribís. Tened mucho cuidado con vuestra “identidad digital”. Con ello me refiero a lo que sale en vuestros perfiles de facebook, twitter o simplemente tecleando vuestro nombre en internet. Un historiador sólo debe hablar de Historia. Si tenemos venas literarias o artísticas bajo pseudónimo pues el academicismo no suele verlo con buenos ojos. He visto blog de alumnos muy buenos y otros que, aunque meritorios, no se puede permitir un historiador. Consideraciones personales aparte, no seamos ingenuos y aprendamos las reglas no escritas de nuestro mundo. Por supuesto evitad toda referencia política e incluso deportiva. Luego en nuestra vida privada paseamos con la rosa, la gaviota o acampamos, pero que quede en nuestro ámbito privado. Cuidado con las fotos. Yo no soy muy amigo de fotos, pero cuidado con las imágenes que circulan de nosotros por internet. Aquí el peligro es mayor por los amigos que sin maldad cuelgan las fotos de la última fiesta del pueblo donde sales con los ojos rojos cual conejo y no digamos nada de un video donde sales cantando “Pim pam toma lacasitos”. Todos tenemos derecho a un día de fiesta, responsable por supuesto, pero si queda en la intimidad mejor que mejor.

El post es inmenso pero espero que os sirva. En cualquier caso quedamos a vuestra disposición durante todo el verano para resolver cualquier duda.

lunes, 4 de julio de 2011

Vacaciones y Contratiempos en 4 de julio.

Hoy 4 de julio empecemos felicitando a los Estados Unidos de América por su independencia. Vaya este video como homenaje a sus gentes. Al país de la pena de muerte, de los ataques preventivos y de los Guantánamos, pero también al país de Woody Allen, de Bogart, de Paul Auster, de Nueva York y, no lo olvidemos, del pueblo que ayudó a Europa a combatir a Hitler. En definitiva, a un pueblo con sus luces y sombras como todos.




Siempre que pienso en USA lo primero que me viene a la cabeza es esta canción y hoy más que nunca tras la desaparición de Clarence Clemons, saxofonista de de la E Street Band, D.E.P. Sirva este video de homenaje a él y a Juan y CGA por su ayuda, aunque este último sea más de Money for nothing


Aprovecho el anuncio del programa de mañana en Contratiempo para deciros que el blog entrará en "modo vacaciones". Algo publicaré en verano pero no con el ritmo acostumbrado. Ni que decir tiene que a mediados de septiembre volveremos con más fuerza, nuevos temas y formatos. Juan y yo ya estamos trabajando duro en ello con mucha ilusión. Ya estamos pensando en futuros posts en los que trataremos nuevos aspectos de investigación y estudio, relacionaremos Cine e Historia, cómo citar fuentes en internet, elección de hardware, software de utilidad, libros electrónicos, uniremos Historia y Ciencia y en definitiva todo aquello que creamos de utilidad para el estudio y desarrollo de nuestra labor histórica. Estas son las líneas en las que por ahora trabajamos pero no descartamos otras opciones. Como se puede ver el plan en ambicioso y las ganas muchas.

La verdad es que cuando inicié esta aventura pensé que poco después la tendría que dejarla por falta de resultados, pero parece que poco a poco vamos creciendo y mejorando. De las primeras 100 visitas mensuales, hemos acabado rondando las 700. Cifra con las que no me atrevía a soñar.

Sólo me queda daros las gracias a todos por visitar este blog y desearos unas muy felices vacaciones. Os dejo con el anuncio del programa de mañana en Contratiempo y recordad que en tres o cuatro días lo podréis escuchar on line pinchando en el logo que encontraréis al final de la página. Deciros que hay una pequeña errata en el anuncio. El programa será de 18 a 19 y no de 20 a 21 como se anuncia.

Lo dicho, Feliz Verano a todos (y todas por supuesto)
Estimados amigos:

Una semana más vuelve Contratiempo, el programa sobre Historia y Memoria de Radio Círculo (100.4 FM), que se emite todos los lunes de 20:00 a 21:00 horas.
Conversaremos en esta ocasión con Belén Suárez de Lezo, Carlos Antolín Rejón,
Iris Rodríguez Alcaide y Ana Sanz Martínez
, cuatro estudiantes de último curso de la licenciatura de historia que nos transmitirán sus experiencias acerca de la enseñanza que han recibido. Hablaremos, entre otras muchas cosas, de las relaciones entre alumnos y profesores, del modo en que ven la historia universitaria y el papel del conocimiento histórico en nuestras sociedades, de sus inquietudes y trayectorias futuras.
·En nuestra página web www.contratiempohistoria.org puedes escuchar los programas anteriores y conocer nuestras actividades.

·También puedes escuchar el último programa emitido en la web de Radio Círculo> Radio> Contenidos> Contratiempo




sábado, 2 de julio de 2011

Cambalache literario

Llevo días pensando en cómo enfocar este post. El propósito es recomendar algo de lectura para el verano, pero es que hay tanto que no sé ni por dónde empezar. Por eso voy a decir los primeros que me vengan a la cabeza, por aquello de cambalache literario.....

Juan me pide que no deje de recomendar Allegro ma non troppo, de Cipolla. Libro original, divertido y provocador. Aunque famoso por su "Tratado de la estupidez humana", no os perdáis la primera parte sobre la importancia de la pimienta en la Historia. También me pide que no deje en el tintero El antropólogo inocente, de Nigel Barley. Otra divertida joya sobre un antropólogo que viaja a Camerún. Imprescindible para entender un poco el continente africano. Hablando de antropólogos... Vacas, cerdos, guerras y brujas, de Harris, imprescindible.

No quiero dejar de lado los clásicos. Un buen historiador no puede permitirse no haber leído la Celestina, el Quijote, a Lope o Shakespeare. El verano es un buen momento para afrontar su lectura. Recomiendo la editorial Cátedra cuando sea posible; son los mejores preparando textos.

Cosas que deberías leer antes de morir, apuesta totalmente personal. El monje de Lewis, novela gótica ambientada en Madrid. Sherlock Holmes; seguro que has visto mil películas y que de pequeño/a, o algo leíste de él: vuelve a hacerlo y no te arrepentirás. La edición que propongo es una joya. Cien años de soledad de García Márquez, eso exactamente es lo que mereces si no te acercas a este libro; la edición que os facilito es la mejor con diferencia y de las más económicas. El Conde de Montecristo: el libro peor adaptado a la pantalla grande o pequeña. Una verdadera maravilla. Los Cuentos de Poe, con la traducción de Cortazar, por supuesto. Cualquiera de Paul Auster, pero sin lugar a dudas, para empezar elegid El libro de las ilusiones. Otro imprescindible y que los de Humanidades entenderemos, porque nos caricaturiza muy bien, es La conjura de los necios, de Toole. ¿Españoles? De lo mejor que he leído últimamente cualquier cosa de Rafael Reig. Irónico, divertido e inteligente. De elegir alguna, Manual de Literatura para caníbales.

De ciencias, que no sólo de humanidades vive el hombre. Para tocar un poco de las distintas ramas, Breve historia de casi todo, de Bill Bryson. Los ya clásicos Historia del tiempo, de Hawking, y El gen egoista, de Richard Dawkins (aunque ahora es más conocido por sus proselitismo ateo). Más recientes, El ladrón de cerebros: ciencia para todos, de Pere Stupinyá, y una Historia de la Ciencia de Fernando del Álamo. Hay una Historia de la ciencia más clásica que es la de Austral, referencia obligada.

Novelas históricas... aquí cuidado con elegir cosas medianamente majas. Yo Claudio y Claudio el dios y su esposa Mesalina de Robert Graves, El nombre de la Rosa o El Péndulo de Foucault de Eco sin duda. Cualquiera de Pedro García Martín, Ladrones de tinta de Mateo-Sagasta en bolsillo, Q, de Luther Blisset o La cuarta verdad de Iain Pears por cerrar con alguna de las muchas y buenas novelas históricas que hay. Esta última tiene un pequeño bajón en su segunda y tercera parte, pero compensa con la primera y la última.

Ensayo de historia... esto es más complicado porque depende de qué os guste. Recomendaré dos o tres por época/periodo. Si no has empezado la carrera o te estás pensando en hacerla te recomiendo El oficio del historiador de Moradiellos. Libro básicos pero fantástico para que te pique el gusanillo de la Historia Antigua y la Arqueología es el de Ceram Dioses, tumbas y sabios. Difícil de encontrar pero imprescindible para entender cómo es una excavación con flema inglesa es La tumba de Tutankamon, de Howard Carter (en este caso está un poco complicado encontrarlo en castellano, pero es una buena excusa para practicar el inglés). Sobre la Edad Media es obligatorio leed El otoño de la Edad Media de Huizinga, Las cruzadas vistas por los árabes de Maalouf y como complemento a este Las Cruzadas de Carlos de Ayala e Historia visual de las Cruzadas modernas de Pedro García Martín. De Duby cualquier cosa, me gusta especialmente Guillermo el Mariscal.

En Edad Moderna me puedo volver loco recomendando pero me ceñiré a unos pocos títulos. Historia nocturna de Ginzburg, aunque cualquier libro de Ginzburg es lectura obligada al igual que cualquier obra de Braudel. El Mediterráneo es obra imprescindible. Peter Burke, otro clásico básico sobre todo por su obra La cultura popular en la Europa Moderna. De lo más original que he leído últimamente Los accidentes del alma; Las emociones en la Edad Moderna editado por James Amelang y María Tausiet. No os perdáis tampoco de esta última Ponzoña en los ojos. Junto a este leed de María Jesús Zamora Ensueños de la razón y de Henningsen el Abogado de las brujas. Del catedrático Martinez Millán me quedo con La inquisición española, pero tiene mucho sobre la corte de los austrias de gran interés. Por supuesto cualquier cosa que caiga en vuestras manos de Caro Baroja es oro puro. Elliot, cualquier cosa de Elliot, pero sobre todo El conde-duque de Olivares. Geoffrey Parker, otro imprescindible autor. Por citar una de sus obras... Felipe II. En contemporánea no tengo tanta idea; he oído hablar bien de Ángel Viñas y de Moradiellos, pero aquí ando más perdido.

Tampoco nos vendrá mal leer algo sobre cine y arte. Sobre cine podemos mirar Historia del cine universal de Javier Memba. Es un libro muy básico pero perfecto para comenzar, aunque el verdaderamente bueno en esto es Historia General del Cine de Cátedra en XII tomos.

Os dejo un video de Edison, que por cierto fue un escándalo en su época para la sociedad americana. Se veía nada menos que...¡un beso!



Sobre Arte, por darle un repaso y refrescar conceptos La Historia del Arte de Gombrich.

¿Y qué sería de la vida sin un poco de poesía? Gil de Biedma está entre mis favoritos por recomendar uno. Os dejo con un poema suyo y animaos a recomendar algo vosotros.


NO VOLVERÉ A SER JOVEN
Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.