miércoles, 16 de noviembre de 2011

¿Qué es Bolonia?

Llevamos ya algunos años con el llamado Plan Bolonia y temo que no muchos aún lo tenemos muy claro. Como el primero que no lo tenía claro era yo, puse en San Google “Plan Bolonia” y me ha salido una página llamada ¿Qué es Bolonia?, promovida por el MEC y de gran interés. Tampoco dejéis de visitar la página oficial de Bolonia, en este caso en inglés.
Vaya por delante que soy defensor del Plan Bolonia, pero el problema es que para implantar Bolonia como se merece se necesita dinero. Dinero que no se puso en la bonanza y que no se va a poner en la crisis. Y no lo dotarán realmente de dinero ni tirios ni troyanos. Como dice Loquillo en una canción;

Sin líder a quien adorar 
Ni izquierda ni derecha 
que me obligue a avanzar .
Desconfiado como un animal 
que defiende su espacio vital


Pero volvamos a Bolonia… sus loables principios puedes consultarlos en su Declaración de Bolonia. Se supone que amplía tus salidas laborales en toda Europa y equipara en titulaciones a todos los europeos. Y digo se supone. En torno a la problemática de la “privatización” de las universidades, el portal aporta un artículo que puedes leer aquí. Como todos tenemos una edad y un criterio propio, o eso espero, leed el artículo y sacad vuestras propias conclusiones.

En definitiva, en estas páginas tenéis mucha información al respecto. Lo que no quiero pasar por alto es un artículo que se encuentra en dicho portal titulado “Bolonia y el dúo humanidades / Ciencias”. Empecemos por el título. Mal vamos si las humanidades tienen que ir en minúscula al lado de la Ciencias en mayúscula. Es un error tipográfico sin importancia si no fuera porque el inconsciente del redactor le está jugando malas pasadas. Copio y pego algunos extractos…

Facultad de Filosofía y Letras de la UAM.
“Las ciencias experimentales y sociales han desarrollado históricamente aspectos aplicados con gran utilidad social, que se enseñan en las universidades. Las humanidades quizá lo han hecho en menor medida, y el proceso de Bolonia ofrece una oportunidad para que las humanidades desarrollen la enseñanza de sus aspectos más útiles para una sociedad con una demanda potencial enorme de bienes culturales y humanísticos.”

Fascinante la negrita, por cierto mía. No hay que ser muy ducho para saber lo que nos están diciendo.  Stuart Mill estaría la mar de contento con esta frase.  Lo más gracioso es que, y hablo de nuestro caso, no es útil saber sobre nuestra Historia a lo que se ve. Eso sí, nos ofrece la oportunidad de que “desarrollen la enseñanza de sus aspectos más útiles para una sociedad con una demanda potencial enorme de bienes culturales y humanísticos.”  Es decir, que seamos profes o guías de museo pero que no investiguemos mucho que “no mola”. Con esto no quiero decir que ser profesor o guía o cualquier otra cosa sea peor, pero que tanto el profesor como  el investigador son igualmente interesantes y necesarios para la sociedad. Si nuestro propio sistema universitario nos ningunea de esta manera....

Otro párrafo de enorme interés…

foto de la Facultad de Filosofía y Letras
Facultad de Filosofía y Letras. Oviedo.
“El progreso social, humanístico, científico y tecnológico necesita universitarios preparados y dedicados a las letras y a las ciencias puras, que contribuyan a la investigación, a la creación, a la reflexión y al estudio. Aunque el mercado solo puede absorber unos pocos, a menudo consiguen buenos empleos. Por lo tanto, el sistema universitario debe asegurar la formación de humanistas y científicos competentes al más alto nivel, pero no puede dedicarse exclusivamente a ello porque lo haría en detrimento de las expectativas de muchos estudiantes y desatendería las demandas de la sociedad en su conjunto. Además, un universitario bien formado en cualquier rama, encuentra empleo.”

Es decir, que un país como España, con una Historia y un Patrimonio como el que maneja sólo puede absorber a unos “pocos elegidos”, pero no muchos y que no puede dedicarse a ellos porque la sociedad no los quiere. Habría que preguntarse por qué es así y empezar a repartir responsabilidades (yo también la tengo, y tú…) y pensar en soluciones sobre una sociedad que no demanda una investigación competente que pudiera poner en pie una “industria cultural” equiparable a muchos países de nuestro entorno. Y apostillo, estoy deseando conocer a aquellos historiadores que consiguen "buenos empleos". ¿Qué entendemos por buenos empleos? Temo la respuesta.

Facultad de Filosofía y Letras. Valladolid

Y ya el párrafo memorable es cuando cual Pilatos, el documento dice que;

“Será cada universidad, a través de sus órganos colegiados, quien decida junto con la Comunidad Autónoma si oferta o no títulos de “letras”, cuáles y con qué planes de estudios, para cumplir la misión que esa universidad haya definido. Ninguna norma estatal limita las humanidades, ni  los sistemas de financiación de la educación universitaria pública penalizan estos estudio”

De esta manera no sabremos nunca de quien es la responsabilidad última de los posibles fallos del sistema.

Y reitero que estoy a favor de Bolonia, pero vuelvo a decir que sin financiación todo queda en papel mojado y por eso tenemos que justificar lo que no se puede justificar.

En cualquier caso, estudiad bien Bolonia y aprended a sacar partido al sistema. Buscad la grieta. Es lo que hay...

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Rogamos que se respeten las reglas gramaticales y ortográficas en los comentarios.

Las faltas de respeto, la publicidad, spam, o cualquier otro comportamiento inadecuado implicarán la eliminación del comentario de manera taxativa.