lunes, 22 de mayo de 2017

Pint of Science en el Café Moderno

La semana pasada algunos miembros del equipo de Licencia Histórica nos pasamos por la Pint of Science que se realizó en Madrid. ¿Qué es la Pint of Science? Es un evento, que ya va por la tercera edición, en la que se reúnen investigadores y ciudadanos de a pie en diferentes bares para hablar de distintos aspectos de la ciencia, tanto natural como social. Podemos decir que es un gran festival, que se realiza en más de cien bares de 42 ciudades por toda España, pero también se realiza internacionalmente, de divulgación científica.
Pint of Science
De los distintos bares en los que se realizó este evento, nos presentamos en el que se realizó en el Café Moderno (Plaza de las Comendadoras,1). Solamente pudimos asistir a las charlas realizadas los días 15 y 16, por temas de trabajo, pero a los que estuvimos presentes, en mi opinión, nos dejó muy bien sabor de boca.

Las presentaciones fueron muy variopintas. El primer día, por ejemplo, se mezcló mitos de los científicos con capiteles románicos y el vestido camisa como símbolo de revolución. 

Marcos Méndez (archivo propio)
En la primera de ellas, el científico Marcos Méndez, profesor titular en la Universidad Rey Juan Carlos, nos estuvo explicando los mitos de los científicos a través de diferentes películas como la de Regreso al futuro (1985), en la que se puede ver a "Doc" Brown, como el típico científico loco. De esta manera, y con otros ejemplos, Marcos intentaba negar que realmente los científicos no son de esa forma. Por otro lado, también defendió el papel imprescindible que los científicos tienen en la opinión pública, muy por encima de los políticos o los periodistas, aunque muchos no lo piensen.
Doc Brown en Regreso al futuro
Cristina Párbole (archivo propio)
La segunda charla, no tuvo nada que ver con la primera, pero también fue muy interesante. Esta, estuvo a manos de Cristina Párbole, miembro de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico y directora de la Huella Románica, que nos intentó acercar al románico palentino, a través de su iconografía. Pudimos acercarnos a través de las diferentes imágenes de los templos palentinos (como la ermita de Santa Cecilia de Vallespinoso de Aguilar) a las formas de vivir de la población durante la Edad Media, sus costumbres, miedos y pasiones.

Beatriz Bermejo (archivo propio)
Vinculado a la historia, aunque siglos después, y enfocado a la moda, Beatriz Bermejo de Rueda, miembro del Instituto "La Corte en Europa" (IULCE), nos introdujo a las diferencias del vestido tras la Revolución Francesa y sus repercusiones por Europa, desde entonces hasta las dos primeras décadas del siglo XIX. Tal y como ella defendía, la Revolución Francesa fomentó una nueva estética y de esta forma apareció el vestido camisa o "chemisa", que se define como una prenda de muselina blanca y cintura alta, similar a las túnicas griegas o romanas. Con ello, el cuerpo femenino se innovó y modernizó, ya que a diferencia de los anteriores vestidos que llevaban este era liso. Otra de las novedades que este vestido supuso, fue la introducción de los complementos como bolsitos llamados "ridículos", los guantes, o las sombrillas. También se introducen nuevos tipos de zapatos para acompañar la nueva moda. De esta manera, se pasó de la moda Rococó a la moda neoclásica.

Con estas tres conferencias, se dio por concluida el primer día de la sesión. Los tres ponentes tuvieron algunas preguntas que resolvieron sin problemas, y el lugar estuvo bastante concurrido a lo largo de ellas, contando alrededor de 50 personas en el bar, que se interesaron por estos temas.

Roberto Morales (archivo propio)
Al día siguiente, también pudimos pasarnos a seguir disfrutando de este evento. Para ese día las charlas iban enfocadas a brujería y a la realidad virtual en los Sitios Reales. Para este día, el público se incrementó mucho más que el día anterior, teniendo el bar cuasi completo. Además de tener todo el bar a la disposición de este evento, se presentó TVE para realizar un pequeño avance de las noticias de ese día sobre la Pint of Science.

La primera charla estuvo a manos de nuestro compañero y fundador de Licencia Histórica, Roberto Morales Estévez, también miembro del IULCE. Bajo el título ¿Hacemos un aquelarre? La brujería, mito y realidad, Roberto intentaba analizar la imagen de la bruja y su realidad para demostrar que su estudio es necesario hoy en día para cambiar nuestra sociedad actual.

María Jesús Zamora (archivo propio)
En este mismo sentido, María Jesús Zamora Calvo, profesora titular en la Universidad Autónoma de Madrid, completó la charla de Roberto, para erradicar los mitos y las leyendas que se crearon en torno a la brujería y sobre la estructura del sabbat y las consideraciones que se tuvieron sobre ella en el Siglo de Oro español.

Como colofón, relacionado también con la historia pero desde otra perspectiva, varios miembros de la URJC y del proyecto La herencia de los Reales Sitios. Madrid, de Corte a capital, nos enseñaron que los diversos Sitios Reales pueden ser un gran recurso tanto para el ámbito educativo como el turístico, utilizándolos con las Nuevas Tecnologías. 

La charla estuvo a manos de Eloy José Hortal, María Luisa Walliser y Pablo Roger Prieto Dávila. Cada uno de distinta especialidad profesional, presentaron el actual proyecto (interdisciplinar) que tienen, mostrando sus avances con la Realidad Aumentada, ya vigente en algunas visitas turísticas; pero también con la recreación virtual de ellos, concretamente del Sitio Real de El Pardo, que están desarrollando a través del famoso videojuego Minecraft. Todo ello con el objetivo de dar a conocer y contribuir a la conservación de los diferentes Reales Sitios.
Pablo Roger mostrando los avances en Minecraft (archivo propio)
Aunque no pudimos asistir al tercer día de la Pint of Science, nos contaron que también fue muy interesante. En ella mezclaron historia, economía y magia. La primera ponencia fue realizada por Juan Carlos Aguado, profesor contratado doctor de la URJC que habló de la economía irracional y a través de la magia, mostró de forma práctica las irracionalidades que las personas llevan a cabo en las decisiones de compra.

Portada del libro El origen de las especies de Charles Darwin
Y para terminar la sesión estuvo Fernando Pardos Martínez, profesor de la Universidad Complutense, que habló sobre Charles Darwin y Alfred Wallace y la relación de ambos en el famoso libro del Origen de las Especies, vinculado a Darwin, pero que no sería el verdadero inventor de la evolución.

Como dijimos al principio, la Pint of Science, en mi opinión, dejó muy buen sabor de boca y la cantidad de gente que se presentó a escuchar las diferentes ponencias lo afirman. Espero que esta iniciativa siga realizándose, puesto que es una manera de divulgar los avances científicos más abierta al público y en la que cualquiera que tenga inquietud y ganas de saber puede acercarse y no dejarlo en un ámbito cerrado como son los congresos universitarios.

jueves, 18 de mayo de 2017

Anatoli Fomenko y la nueva cronología, segunda parte

El problema de tener una mente abierta es que la gente insiste en entrar dentro y poner allí sus cosas.
Terry Pratchett

Hace tiempo (4 años ya), y en esencia a modo de divertimento, redacté una breve entrada sobre Anatoli Fomenko y la nueva cronología; curiosamente es una de nuestras entradas que más debate ha generado, encontrando entre los comentarios tanto posturas sin ningún tipo de razonamiento ni enjundia como otras, como mínimo, bien expuestas.

Evidentemente, en ningún caso nos ha entrado la duda sobre que la teoría expuesta por Fomenko no tiene base sólida sobre la que sostenerse; pero, del mismo modo que hemos hecho con el resto de entradas de la categoría Antología del disparate que fundamos con aquella, consideramos necesario darle una vuelta adicional al tema. 

A estas alturas ya no pretendemos ya convencer a nadie, porque los comentarios han demostrado que, sea por parte de gente con escasa capacidad de debate, sea por parte de quienes sí que parecen tener una base cultural sólida, lo de las "conspiraciones para ocultar la verdad que ha descubierto este señor y puesto en este libro" (sean la nueva cronología, la Atlántida o los alienígenas ancestrales) hace demasiado tiempo que entran en la categoría "dogmas de fe". Pero sí a alguien le sirve este humilde texto para conocer la teoría, realizar su propio análisis y de sana vacuna escéptica, lo daremos por bien empleado.

Las cifras no mienten, pero los mentirosos también usan cifras

Comencemos repasando los hechos: Anatoli Timoféyevich Fomenko, nacido en Ucrania en 1945, es un matemático, doctorado en la Universidad Estatal de Moscú "Lomonósov", miembro de diversas academias científicas y que ha recibido varios premios por sus aportaciones a la investigación en el campo matemático. Además de creador de obras pictóricas que expresan conceptos matemáticos, es el padre de la teoría conocida como "nueva cronología", según la cual, en base a análisis estadísticos avanzados sobre distintos documentos y referencias astronómicas, toda la cronología histórica está falseada.
El Apocalipsis (Revelación), una de las obras pictóricas de Fomenko (Virtual Math Museum)
De manera resumida: Fomenko afirma que la historia escrita de la humanidad comienza, como muy pronto, en el 800 d.C., y la mayoría de los acontecimientos históricos que normalmente situamos en la Edad Antigua y la Alta Edad Media ocurrieron en realidad entre los años 1000 y 1500 d.C. Según su postulado, originalmente habría cuatro fuentes de conocimiento histórico, libros a los que se refiere como A, B, C y D. Los últimos tres eran copias imperfectas de A (la Verdadera Historia); nombres mal traducidos, mal pronunciados y mal escritos, tras múltiples copias, y la pérdida de los originales, habrían inducido a error a todos los historiadores y cronólogos, haciéndoles creer que el mismo acontecimiento había ocurrido en distintos lugares, en distintas épocas, haciendo, por tanto, la cronología 4 veces más larga de la realidad.

Según la teoría, los métodos de datación arqueológica, dendrocronológica, paleográfica, numismática, por carbono-14 o cualquier otro método de datación de fuentes y artefactos antiguos son erróneos, inexactos o dependientes de la cronología tradicional. En 2004 se ofreció por parte los editores de la edición inglesa de su obra un premio de 10.000$ por probar la existencia de cualquier artefacto humano previo al siglo XI de nuestra era.

¿Consecuencias de esta nueva cronología? Algunas realmente impresionantes, partiendo del supuesto de que toda la historia oficial ha sido deliberadamente falseada conforme a este error a partir del siglo XVI, sirviendo a intereses políticos:
  • El Nuevo Testamento fue escrito antes que el Antiguo Testamento; de hecho, la Biblia fue escrita en el Concilio de Trento (1545-1563), cuando se estableció la lista de libros canónicos, y se ordenó destruir todos los libros apócrifos. Florencia y los Medici financiaron y desempeñaron un papel clave en la creación del magnífico pasado "romano" y "griego".
  • Todas las estatuas antiguas, monedas, etc. son falsificaciones de los siglos XVI y XVII, diseminadas por el mundo para mantener la mentira.
  • Los imperios egipcio y romano, así como la cultura griega, fueron en realidad sociedades que surgieron durante la Edad Media; el imperio chino sería un invento de los jesuitas. El verdadero modelo de la historia, luego falseado, es el imperio bizantino.
  • La historia británica es realmente la historia bizantina: los reyes ingleses serían renombramientos de los emperadores bizantinos; toda su historia fue fabricada cuando refugiados bizantinos llegaron a Inglaterra en 1453.
  • El rey Salomón fue en realidad fue el emperador Suleimán el Magnífico, y Jesucristo pudo ser el emperador bizantino Andrónico I Comneno, nacido “oficialmente” en 1118 d.C. y crucificado hacia el año 1185 en la colina de Josué, con vistas al Bósforo.
  • El Templo de Salomón jamás cayó, ya que es el Hagia Sofía de Estambul. La ciudad de Roma fue en realidad Alejandría, luego Constantinopla, y finalmente Moscú. 
  • Las Cruzadas y la guerra de Troya fueron el mismo evento, y la guerra del Peloponeso tuvo lugar en España en el siglo XIV. La erupción del Vesubio que arrasó Pompeya ocurrió en 1631. 
Como ven, órdago a grandes, a chicas, a pares y a juego; y además, sin un triste cerdo en la mano, aunque sus conocimientos en matemáticas le permitan poner amarrakos en la mesa ante mucha gente.


Ejemplo de gráfico, elaborado conforme a los estudios de Fomenko, que "demuestra" las coincidencias de las dinastías; en este caso la repetición de la serie de Papas en los siglos II al VI (Revised History). En cuanto se analiza el gráfico con calma, queda claro que estas coincidencias están forzadas.
Hay tres clases de mentiras: mentiras, malditas mentiras y estadísticas

Para empezar, citaremos dos falacias lógicas fundamentales mediante las que se suele defender esta teoría. La primera es la ad novitatem (apelación a la novedad), conforme a la cual esta teoría debería ser correcta puesto que es más moderna (nueva) que la cronología tradicional. Con este razonamiento sería posible afirmar, sin más, que Justin Bieber es mejor compositor que Beethoven; también podríamos preguntar por la nueva fórmula de la Coca Cola lanzada en el año 1985.

Por otra parte, existe una falacia lógica denominada ad verecundiam, es decir, apelando a la autoridad, y no a las razones. Del mismo modo que aunque el Papa sea considerado infalible en materia de fe, en cualquier otra materia cometerá los mismos errores que cualquier persona. El señor Fomenko puede ser un genio de las matemáticas, pero eso no convierte necesariamente en válidas sus teorías históricas.
Por otra parte, en cuanto se sabe un poco de estadística, y se aplica el puro sentido común, es notorio que usar la misma de manera creativa sobre los datos oportunos no tiene por qué dar un resultado mínimamente coherente con nada más que con las premisas de partida. O sea, lo que se llama cherry picking, o falacia de evidencia incompleta.

Los padres de las grandes teorías de la conspiración siempre escogen los datos que parecen alinearse con el postulado de partida, y se descartan o se intenta refutar aquellos que lo contradicen. Quienes más han analizado su teoría insisten en que su selección de fuentes históricas está fuertemente sesgada (lo cual es uno de los peores errores de cualquier estudio científico), e incluso que las usa como refuerzo en unos casos, y como ejemplo de fuente falsificada en otros.

Partamos del hecho de que el método en sí tal vez pueda ser útil en algunas investigaciones históricas, o de cualquier otro tipo, pero en este caso está aplicado de manera tendenciosa, ya que no tiene en cuenta patrones más allá de la "importancia" de dichas fuentes, sin tener en cuenta variaciones de longitud, estilo, etc. ni definiciones alternativas de "importancia". En su momento hablamos del uso de algoritmos para determinar quien ha sido la persona más importante de la historia, y nos encontramos con que en función del que se usara y los parámetros que se escogieran, podían llegar a salir entre las primeras posiciones Barack Obama y George Bush.

Su teoría entera depende de su idea de que la historia es meramente una sucesión de reinados, pero muchas de las supuestas correlaciones de duraciones de éstos son producto del análisis selectivo y la mezcla de las fechas, eventos y personas mencionadas en el texto original, de modo que las dinastías aparecen en un orden distinto al histórico, fusionando gobernantes, asignando tolerancias según conviene, etc. 
Comparen este gráfico de elaboración propia con el expuesto más arriba; como pueden ver, sin introducir "periodos de confusión", fusiones, cambios de orden o tolerancias a placer, las dos curvas se parecen como un huevo a una castaña...
Aun suponiendo que haya documentos falsificados a tal escala, lo cual es ya suponer, deja abierta la cuestión de la cultura material. ¿Cómo se pueden falsear a tal escala los estilos artísticos y las influencias entre los mismos? ¿Es posible "inventarse" distintos tipos de escritura y distintas evoluciones desde el canon romano con tal efectividad? ¿De verdad es posible falsificar miles de estatuas y monedas, y distribuirlas por todo el mundo con tal eficacia? ¿Las culturas islámica, china, india, persa, azteca, etc. fueron también falsificadas en consecuencia? 

Las monedas, que podrían ser la parte "fácil" de la falsificación, son un buen ejemplo: grandes cantidades de monedas antiguas, con textos en griego y latín, se han desenterrado desde Gran Bretaña a la India. La falsificación exigiría una escala inimaginable y una metodología e inventiva asombrosamente consistentes, así como un rechazo completo de todos los análisis numismáticos de los hallazgos, estilos de monedas, etc.

Las referencias astronómicas también están distorsionadas, pues Fomenko escoge 8 estrellas del Almagesto, que contaba más de 1.000; evidentemente, las que mejor se ajustan a sus premisas, y considerando que el Almagesto no tenía errores en la ubicación de las estrellas, cosa que es poco menos que imposible con los conocimientos de la época; de hecho, Ptolomeo dijo que «exactitud puntillosa sobre pequeños valores es un signo de inútil presunción a veces bastante cercano a la verdad». En resumen, que a día de hoy se conocen errores en el mismo, debidos al redondeo o una especie de "depuración" realizada por el propio Ptolomeo. Además, la nueva cronología toma las referencias sin aplicar la corrección debida a la oblicuidad de la eclíptica de la Tierra, la cual es variable, por el movimiento de nutación

Por otra parte, en lo referente al uso de los eclipses como referencias, F. R. Stephenson, reputado astrónomo, ha demostrado a través del estudio sistemático de un gran número de registros sobre eclipses babilónicos, chinos y europeos (antiguos y medievales), que estos pueden ser datados de manera consistente con la cronología convencional al menos hasta el 600 a.C.

Finalmente, el argumento de la no validez de los métodos de datación conocidos hoy día (¡ni uno solo!), es, evidentemente, condición necesaria de la teoría, pues en cuanto una sola fuera aceptada, la cronología tradicional no podría ser rebatida (al menos de manera tan drástica). Sin embargo, una amplia comunidad de arqueólogos, historiadores o físicos las utilizan y corroboran. 

Por ejemplo, mediante dendrocronología, se ha conseguido elaborar cronologías superiores a 8.000 años, con la especie Pinus Longaeva, típica de California. Con el carbono-14 hay incertidumbre si se desconoce la contaminación o cambios en la atmósfera relacionados, pero se puede llegar a un margen de error de menos de 10 años teniendo en cuenta los cambios de concentración del mismo en la atmósfera (incluyendo su aumento a mediados del siglo XX debido a las pruebas nucleares). Si ¡todas! estas técnicas fueran incorrectas, ¿cómo podrían pasarse por alto los errores que arrastran a una amplia comunidad de investigadores (y más tras el "aviso" de Fomenko)? En palabras del doctor Rodrigo Villalobos García:
A día de hoy, las técnicas de datación absoluta (principalmente el C14 y la Termoluminiscencia) se han abaratado mucho, hay miles de dataciones radiocarbónicas disponibles que además se calibran mediante dendrocronología (las series de anillos arbóreos). Todo se ha afinado mucho. 
En general, como explica Villalobos, el uso de estas técnicas hoy por hoy es muy habitual y "confirma la cronología que puede llamarse estándar". Es cierto que "estas técnicas sí que modificaron, en su momento, el calendario generalmente aceptado para la Prehistoria (por ejemplo, certificaron que los dólmenes europeos son más antiguos que las pirámides egipcias, cuando se creía que era al revés) pero que a día de hoy las cosas están bastante claras".

En el fondo la teoría nace de un tópico: la Edad Media como una edad oscura, que solo es superada con la llegada del Renacimiento (cuando habría tenido lugar la falsificación). Cualquier historiador es consciente de que esta visión carece de fundamento; entre otros muchos, como el ya clásico Johan Huizinga, Christopher Wichkam se ha encargado de desmentir el mito de la "edad oscura" de manera rotunda a través de obras como "Una historia nueva de la Alta Edad Media: Europa y el mundo mediterráneo 400-800"
Páginas del libro de Kells (aprox. 800 d.C.); un objeto difícil de explicar conforme a la nueva cronología... (University of Chicago)
La historia no se repite si no es en la mente de quien no la conoce

Expuesta la falsedad de esta teoría, plagada de errores metodológicos, ¿cómo es que la misma tiene tanto eco? A principios de los 90 Fomenko renunció a continuar publicando artículos sujetos a revisión por pares, puesto que la comunidad científica rechazó de plano sus teorías, y optó por intentar convencer al gran público a través de libros; en ellos habría dos motivos fundamentales: político-culturales y económicos.

La teoría postula como "Verdadera Historia" la de Bizancio; es decir, la cultura madre de la rusa. Conforme a la misma, los territorios eslavos cobrarían un peso muy importante en la historia, cuando la cronología "tradicional" implica que los mismos no entran en juego hasta bien avanzada la Edad Media. Según su "juego de las semejanzas", Gallaecia = Gallia = Gálich (Rusia) o Escotos (Escocia) = Escitas (Asia Menor). 

¿Por qué este interés en dar un mayor peso a la cultura rusa? Esta teoría se desarrolla esencialmente en los años 80, últimos años de la Guerra Fría; si la historia tal como la conocemos no es más que una falsificación de los poderes occidentales, e incluso EEUU, el gran enemigo de la URSS, tiene como antecesor directo a Gran Bretaña, quien se habría limitado a apropiarse de la cultura bizantina (antecesora de la rusa), la intencionalidad de carácter político-cultural queda clara.

Además, lógicamente, no deja de constituir un negocio. Tal como hablamos antes, la editorial que publicó la versión inglesa de la obra, Delamere Resources Ltd, ofreció un premio a quien consiguiera rebatir la teoría... pero con la condición de no usar ninguno de los métodos de datación que la teoría niega. O sea, el equivalente a demostrar que la homeopatía es una patraña, pero sin recurrir a conocimientos básicos de química ni al doble ciego. O que la frenología es una falacia, pero sin usar conocimientos neurológicos posteriores al siglo XIX. 

Como maniobra publicitaria barata ("ningún experto ha conseguido refutar la teoría") no está mal, pero de nuevo, se trata de una combinación de falacias lógicas; en este caso, las de eludir la carga de la prueba, ya que es responsabilidad de quien hace la afirmación aportar pruebas de la validez de la misma y ad ignorantiam, puesto que no se puede dar por válida una afirmación si no se puede demostrar lo contrario... especialmente si uno decide de antemano qué pruebas descartar.

Que prácticamente nadie en la comunidad investigadora tome en serio esta nueva cronología debería darnos pistas sobre su alejamiento del método científico (es decir, poder demostrar las teorías con pruebas sólidas y repetibles). En 2004, Anatoli Fomenko y su coautor Gleb Nosovsky fueron galardonados por sus libros sobre la nueva cronología con el antipremio "Abzatz" de la Feria Internacional del Libro de Moscú; significa literalmente "párrafo" y es un eufemismo para un vulgarismo ruso que significa desastre o fiasco.

Algunos de los estudiosos que más le citan son los creacionistas (a pesar de la herejía de Andrónico I, porque niega la validez de los métodos de datación) y el ya célebre Institut de Nova Historia, que usa similares técnicas pero poniendo a Cataluña en el centro de la historia mundial, en lugar de a Rusia. Se cita a menudo al ajedrecista Garri Kasparov como seguidor de las teorías de Fomenko (lo cual no entiendo que validez le daría, por otra parte), pero esto es verdad a medias, puesto que si bien coincide con él en lo referente al tópico de la "edad oscura" y es escéptico con algunos aspectos de la cronología tradicional, no lo hace en la "reconstrucción" de la historia.

Lo de la "estadística creativa" es un error común: el mismísimo Newton cayó también en un error similar, con su obsesión tanto por la cronología como por desentrañar el código secreto de la Biblia buscando patrones matemáticos. Piazzi Smyth hizo un importantísimo trabajo de investigación en la Gran Pirámide, y también cayó en dicho error con los "números mágicos". De hecho nuestro cerebro está preparado en buena medida para buscar patrones de algún tipo, y las grandes mentes están particularmente dotadas para ello; y paradójicamente también este es el origen de las supersticiones: la tendencia natural que tenemos a buscar dichos patrones.

Si bien es posible que este sistema de análisis estadístico nos pueda dar pistas para revisar algún periodo histórico concreto (tal como es el caso de los dólmenes citado anteriormente), el mero sentido común nos lleva a aplicar la navaja de Ockham. ¿Qué es más probable, una conspiración mundial mantenida durante siglos para falsear toda la historia occidental con el único fin de ningunear a Rusia, o que el señor Fomenko haya aplicado inadecuadamente sus conocimientos matemáticos?
En igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable (isene.me)

jueves, 11 de mayo de 2017

¿Hacemos un aquelarre? La brujería, mito y realidad. Festival internacional Pint of Science Madrid. (#Pint17MAD / #Pint17ES))

Hola a todos:

Soy Roberto Morales y tengo el placer de invitaros a la conferencia que daré el martes 16 de mayo a las 19;30 horas en el Café Moderno (situado en la Plaza de Comendadoras Nº 1, Madrid) bajo el título ¿Hacemos un aquelarre? La brujería, mito y realidad,dentro del magnífico proyecto Pint of Science España
Mapa de situación del Café Moderno
La entrada es gratuita y la conferencia, como todas las que me sucederán, durará unos 20 minutos con una ronda de preguntas posterior. Bien visto, si os aburro, siempre podréis tomar una cerveza. Ahora en serio. Estoy deseando que llegue el día y voy con la firme intención de disfrutar con la exposición y poder tener una charla interesante con los asistentes, lo que no creo sea muy difícil en un ambiente tan distendido como lo es un bar. El resumen de mi conferencia es el siguiente:
¿Qué se esconde tras la imagen de la bruja? ¿Existieron realmente? ¿Qué hacían? Miles de personas, principalmente mujeres, murieron en toda Europa por un delito inventado en una histeria colectiva cuyo recuerdo aún pervive en la actualidad. Por medio de la literatura, el cine, el arte y por supuesto la historia, analizaremos la realidad de la brujería e intentaremos demostrar que su estudio es algo muy necesario en nuestra supuesta civilizada sociedad actual.
Pero ya está bien de hablar de "mi libro" porque no seré, como es lógico, el único en hablar. Después llegará María Jesús Zamora Calvo con su conferencia titulada Con brujas y a lo loco, cuyo resumen es el siguiente;
Esta charla girará en torno a la brujería en la España de los siglos XVI y XVII. Hablaremos sobre la estructura del sabbat, las consideraciones que sobre ella se tienen en el Siglo de Oro y los estudios actuales que sobre este tema se han ido desarrollando. El tono será divulgativo y nuestra intención es erradicar mitos y leyendas negras sobre este tema, aportando luz sobre el fenómeno de la "caza de brujas" en ese periodo histórico.
Como veis, mi charla se complementa a la perfección con la de la profesora María Jesús Zamora, por lo que espero que "montemos" una buena e interesante. No todo va a ser brujería, cierra la noche la ponencia Sitios reales y nuevas tecnologías: RA y Minecraft, que los propios autores presentan así: 
En esta charla interactiva, los profesores de la URJC y miembros del proyecto “La herencia de los Reales Sitios. Madrid, de Corte a capital (Historia, Patrimonio y Turismo)” de la CAM, José Eloy Hortal, Luisa Walliser y Pablo Prieto, ahondarán en cómo el patrimonio de los Sitios Reales puede ser un recurso de primera magnitud para el ámbito educativo y turístico, mediante el uso de las Nuevas Tecnologías. Para ello, se mostrarán los proyectos de Realidad Aumentada y de recreación virtual de los Sitios Reales con Minecraft que están desarrollando los miembros del equipo.
Cartel completo de conferencias en el Café Moderno.
Fuente: Pint of Science España
Pero la Pint of Science no sólo se realiza en Madrid ni ése único día, sino que se celebra en toda España entre los días 15 y 17 de mayo. Entra en su página aquí y busca la conferencia que te cuadre por temática, pues se habla de todo lo humano y lo divino, y por localización. Nosotros recomendaremos de entre todas la que Beatriz Bermejo de Rueda dará en el citado Café Moderno el día 15, bajo el título El vestido camisa. Símbolo de revolución y libertad, que la propia ponente presente de la siguiente manera.
La revolución francesa fomentó una nueva estética en la indumentaria, que prefería el algodón antes que la seda. A inicios del siglo XIX el vestido “Chemisa” (Camisa), una prenda de muselina blanca y cintura alta, similar a las túnicas griegas y romanas, se puso de moda. Fue el resultado de un nuevo concepto moderno e innovador del cuerpo femenino. Con él se pasó de la moda del Rococó a un estilo racional y neoclásico.
Os recordamos también que el día 16 se celebra I Jornada de Estudio del Videojuego Histórico (16/05/17, UCM) #JornadaVJHistorico, en la que participa nuestra compañera Iris Rodríguez Alcaide. Como veis estamos que no paramos, por opciones no será.

domingo, 7 de mayo de 2017

I Jornada de Estudio del Videojuego Histórico (16/05/17, UCM) #JornadaVJHistorico

Aún nos parece increíble, pero lo que empezó el pasado verano como una improvisada conversación entre amigos sobre el prestigioso taller Playing with History (#DiGRA2016) en la red social Twitter, se ha convertido en una pequeña y maravillosa realidad: la I Jornada de Estudio del Videojuego Histórico


No podemos estar más ilusionadas por haber podido formar parte en esta iniciativa (casi) pionera en nuestro país, en la estela del persistente trabajo que se ha hecho en los últimos años desde la Universidad de Murcia, y muy especialmente de grupos de investigación como Historia y Videojuegos, encabezado por el medievalista Juan Fco. Jiménez Alcázar (quien, además, ¡nos ha felicitado personalmente!).

Muchos ya os habíais enterado por nuestra actividad durante la semana pasada en las redes, pero era de justicia dedicarle una entrada propia en Licencia Histórica. Gracias de antemano a todos los blogs y páginas amigas que nos habéis ayudado a difundir desinteresadamente la iniciativa y gracias también, por supuesto, a toda la gente que se ha interesado por asistir o seguir a distancia el evento. 

La jornada tendrá lugar el martes 16 de mayo de 2017 a partir de las 10:30 en el Salón de Actos de la Facultad de Geografía e Historia (Filosofía B) de la Universidad Complutense de Madrid (c/ Profesor Aranguren s/n, 28040, Madrid).

En este encuentro académico, puesto en marcha por el Seminario de Historia y Teoría de la Cultura del Departamento de Historia Contemporánea de la UCM (en colaboración con Presura, Arsgames, El Confidencial y blogs de divulgación como Renovatio Medievalium, Las Plumas de Simurgh y nosotros mismos como Licencia Histórica) se abordarán las representaciones del pasado en los videojuegos y se problematizarán los usos de la historia en dicho medio.


Como podéis ver, la jornada contará con varias mesas temáticas en las que participarán investigadoras e investigadores cuyo trabajo pionero desde la Historia y las Humanidades arroja luz sobre el pasado en formato digital. La conferencia inaugural correrá a cargo de Jaume Esteve, periodista e investigador especialista en la historia del desarrollo de videojuegos en nuestro país. Finalmente, contaremos con una mesa redonda en la que se plantearán cuestiones sobre la situación de los historical game studies en España desde la perspectiva de la universidad, el mundo editorial y los medios digitales.

Aquí tenéis las diferentes mesas y ponencias que se presentarán en cada una: 

10:30 – Inauguración de la jornada

10:45-11:15 – Conferencia: “De La Pulga a Commandos: la irregular andanza del videojuego español entre los 80 y finales de los 90”. Jaume Esteve (UCM)

11:15-11:30 Pausa 11:30 – 13:15 Mesa “Antigüedad, Medievo y videojuegos”.

• “¿Estéticas posibles o imposibles? Las representaciones de Grecia en los videojuegos”. Ana Begoña Cadiñanos Martínez (Investigadora independiente) y Ruth García Martin (UCLM/Arsgames) 

• “Más allá de la batalla. El espectáculo de la violencia en los videojuegos de la Antigua Roma”. Jordi Rodríguez Danés (UAB) 

• “Primus inter pares. Relaciones feudovasalláticas y política feudal en Crusader Kings”. Jesús Sahuquillo Olivares (UCLM/Renovatio Medievalium) 

13:15 – 15:00 Pausa almuerzo.

15:00 – 16:45 Mesa “Orientalismo, identidades y videojuegos”. 

• “Orientalismo digital. Análisis del contenido histórico de obras videolúdicas ambientadas y/o relacionadas con el Gran Próximo Oriente”. Alberto Venegas Ramos (Universidad de Murcia/Presura). 

• “Let’s make the prince Zoroastrian: la religion mazdeísta en la saga Prince of Persia”. Laura Castro Royo (Universitat Zürich/Las Plumas de Simurgh) 

• “El pasado lúdico: el proceso de reconstrucción mitológica e histórica de Asia Oriental en el videojuego japonés”. Tomás Grau (UAB) 

16:45-17:00 Pausa.

17:00 – 18:45 Mesa “La disciplina de la Historia y los videojuegos”.

• “El papel de los historiadores en la saga Assassin’s Creed. Realidades, posibilidades y retos para el futuro de nuestra profesión”. Iris Rodríguez Alcaide (UAM/Licencia Histórica)

• “Pulsa X para historiar. Epistemología y narrativa entre el videojuego y la Historia”. Fede Peñate Domínguez (UCM)

• “Explorando el potencial del videojuego para deconstruir la Historia”. Manuel Alejandro Cruz Martínez (University of Sussex)

19:00 – Mesa redonda.

19:45 – Clausura.

Para terminar, quiero reivindicar esta Jornada como fruto de un enorme esfuerzo colectivo: especialmente destacable en la labor de compañeros como Fede Peñate Domínguez (doctorando FPU en la UCM), Alberto Venegas Ramos (director de Presura) o Laura Castro Royo (directora de Las Plumas de Simurgh, quien se encargó de presentar la Jornada así de bien en el último podcast de Radio Ágora).


P.D.: Muchos habéis preguntado si las sesiones se emitirán vía streaming, pero lo cierto es que aún no sabemos si nos será posible llevarlo a cabo. Lo que sí abordaremos tras la Jornada es la publicación de las actas en libre acceso, para que pueda consultar el contenido de las comunicaciones y referencias utilizadas todo aquel que esté interesado. En cualquier caso, podéis seguir todas las novedades y desarrollo del evento con la etiqueta #JornadaVJHistorico en Twitter. Esperamos encontrar por allí a varios conocidos, ¡no os olvidéis de pasar a saludar, que somos muy despistadas! 

jueves, 4 de mayo de 2017

Reseña de Desperta Ferro Arqueología e Historia 12. Tarteso.

Por motivos académicos y laborales me ha sido imposible realizar algunas de las entradas que me hubieran apetecido hacer. Sin lugar a dudas una de ellas es realizar entradas sobre la fantástica revista Desperta Ferro Arqueología e Historia. Llevo un retraso considerable con respecto a anunciaros las estupendas publicaciones de esta revista. Prometo ponerme al día. 


Portada Desperta Ferro Arqueología e Historia Nº 12.

Entre los números que tengo que reseñar, como a todo el mundo, hay algunos que especialmente me son interesantes sobre el resto. Éste es el caso del número doce, dedicado por entero a Tarteso. Reconozco que antes de entrar en la carrera  no tenía idea ni de su propia existencia. Ya cursando la licenciatura, Tarteso se presentó como una época de enorme interés y campo de batalla historiográfico fascinante. Pocos datos, fuentes indirectas y restos arqueológicos en muchos casos descontextualizados hacían de su estudio un ejercicio de sumo interés no exento de dificultad. 

Desde que entré en contacto con Tarteso me di cuenta que no había que ir a Egipto o a Oriente para encontrar, como digo, campos de estudio de lo más excitante desde el punto de vista intelectual. Aficionado a la arqueología, a cuyos profesionales admiro sinceramente, creo que estamos siempre erre que erre con Egipto o Mesopotamia y dejamos de lado otros ámbitos de estudio como lo son los íberos o los tartesos. En definitiva, la historia de la vieja Iberia. Supongo, o presupongo, que esto tiene que ver con la enorme vistosidad de los restos arqueológicos egipcios o mesopotámicos por encima de los íberos o tartesos y la enorme difusión mediática que tienen los primeros sobre los segundos. Es obvio que nos falta, como siempre, difusión veraz y poderosa


El número 12 de Desperta Ferro Arqueología e Historia me ha dado la oportunidad, la excusa, de volver sobre Tarteso. Seamos claros, con el simple contenido de la revista apruebas un examen sobre esta cultura de calle. Y encima, como veremos, podremos plantear en el mismo todas las corrientes historiográficas que sobre ella han operado. 


El viaje comienza con el trabajo firmado por el catedrático de prehistoria Francisco Gracia-Alonso titulado Tarteso en las fuentes y los inicios de la arqueología tartesia donde el autor analiza todas las fuentes de la Antigüedad que hacen referencia a Tarteso, como la Ora Marítima de Avieno entre otros. Mención especial merece la identificación de la Tarsis bíblica que ha llevado a situar la mítica Tarsis en muchos puntos de Europa incluida, como no, nuestra Tarteso. De las fuentes a los primeros trabajos arqueológicos de Bonsor y Schulten, cuyo método de excavación está ampliamente superado, pero cuyas tesis siguen estando debatidas. Debo reconocer mi debilidad por Schulten y su búsqueda -a la manera de Schliemann- de la mítica Tarteso. Schulten llegó a vincular Tarteso con la Atlántida, tesis que hoy nadie sostiene, salvo algunos como Manuel Pimenten, que sigue creyendo que bajo el suelo de su adorada Andalucía nos espera una maravillosa civilización. El romanticismo está bien en muchos ámbitos, pero no en el académico.

El catedrático Mariano Torrers Ortiz nos presenta su trabajo Ritos funerarios y estructura social en Tartessos, donde realiza un ilustrativo recorrido por los métodos de enterramiento de los tartésicos desde los siglo X-IX a.C, al VI a.C. En el mismo constata cómo la igualitaria sociedad tartésica del Bronce Final, va evolucionando hacia modelos de corte aristocrático que diferencia sus tumbas del resto y con más ajuar. El colapso de esta cultura también se constata en los ajuares del siglo VI a.C, más pobres que sus antecesores.

El profesor Eduardo Ferrer Albelda firma el trabajo Fenicios en Tarteso. De la invisibilidad literaria a la evidencia arqueológica. En el mismo podemos ver cómo ha ido evolucionando el estudio de Tarteso, desde la búsqueda de la supuesta ciudad de Tarteso hasta los años 50, hasta la evolución de lo que Ferrer afirma que es la invención de la cultura tartésica entre los 70 y 80. La cuestión básica es calibrar la influencia de los fenicios en la cultura material de los tartesios, por lo que el autor analiza en su escrito la colonización fenicia de Tarteso y sus fases.

El profesor Eugenio R. Luján se adentra en su estudio en la escritura tartesia con su trabajo La lengua tartesia, donde concluye que a día de hoy la lengua sigue siendo un enigma dados los pocos restos que conservamos. Sebastián Celestino Pérez y Esther Rodríguez González (CSIC) firman el artículo Túmulos tartésicos. La arquitectura del poder, donde analizan los edificios más imponentes atribuidos a los tartésicos como Cancho Roano, Cerro Borreguero o Mata del Campanario ayudándose de unas ilustraciones que son una maravilla.

Sebastián Celestino Pérez repite con el trabajo Las estelas del oeste y el componente autóctono tarteso, otro tema muy controvertido sin duda. A día de hoy no sabemos realmente para qué servían las estelas -¿tumbas?, ¿marcas de rutas comerciales?, ¿marcas territoriales?- con una expansión geográfica que no se inscribe únicamente al ámbito tartesio, que aparecen en muchos casos descontextualizadas. Especialmente destacable la catalogación tipológica de las mismas acompañadas de ilustraciones por las que habría matado en la licenciatura. 

El arqueólogo Javier Jiménez Ávila nos presenta su trabajo Las cosas de Tartessos. Cultura material en la Iberia de los siglos VIII al VI, donde analiza la orfebrería, la broncística y la cerámica atribuida a los tartesios. Personalmente me ha interesado muchísimo su introducción, donde pone en muy serias dudas la existencia de una "cultura tartésica", coincidiendo con la postura de Ferrer Albelda, y dudando de manera muy fundamentada en atribuir Cancho Roano a una supuesta cultura tartésica . Extraigo una cita muy clarificadora al respecto;
La abrumadora multiplicación de estudios sobre Tarteso y la cultura tartésica, en los que los apriorismos que generaron su aparición se tienen por realidades firmemente asentadas, genera hoy en algunos críticos una sensación equiparable a la que pudiera experimentar un filósofo ateo obligado, inexorablemente, a realizar sus estudios en una biblioteca tomística.
Cierra el número el artículo Cuando acabó todo. Un final para el mundo tartésico, firmado por el catedrático José Luis Escanea Carrasco, donde nos vincula el colapso de los tartesios con la caída de  la metrópoli fenicia de Tiro en el 573 a.C., en manos del rey babilonio Nabucodonosor. Con ello se interrumpía el comercio entre el sur peninsular y la metrópoli, iniciándose con ello una inexorable decadencia. Dados los escasos restos arqueológicos de los tartesios, la vía para investigar el citado colapso es basarse en las fuentes orientales. 

Para acabar debo destacar la enorme calidad de todos los mapas que acompañan todos los artículos, sin olvidar el último, ofrecido por la agencia de viajes culturales Pausanias. Tampoco podemos dejar de destacar la sección de bibliografía ampliada que nos ofrece Desperta Ferro en su página. Todos sabemos que una buena bibliografía es oro. 

Esperemos disfrutéis el número.

Un saludo.

lunes, 24 de abril de 2017

Descubriendo Recópolis: una ciudad única entre visigodos, andalusíes y calatravos en Guadalajara

Hace unas semanas parte del equipo de Licencia Histórica estuvimos pasando unas breves vacaciones de Semana Santa en La Alcarria, comarca natural que ocupa gran parte de la provincia de Guadalajara y parte de la provincia de Cuenca y Madrid. En apenas hora y media en coche desde la capital del reino, pasando por unos pueblecitos de sorprendente gran belleza, nos plantamos en la comarca que tanto alabó Camilo José Cela en 1948.
Vistas de la Villa Ducal de Pastrana desde el Convento del Carmen (Archivo propio)
Poste señalizador (Archivo propio)
Tras alojarnos un par de noches en la Villa Ducal de Pastrana (lugar donde residieron los Príncipes de Éboli y la mística Santa Teresa se dejó caer en un par de ocasiones para fundar conventos del Carmelo), dedicamos más de medio día a visitar el Parque Arqueológico de Recópolis: un triple yacimiento a orillas del río Tajo que esconde una ciudad visigoda de nuevo cuño, una medina andalusí y un castillo calatravo.

La visita comenzó por un lugar de paso obligado como es el Centro de Interpretación del parque, donde dos amables informadoras nos trazaron el recorrido completo (alrededor de las 4-5 horas) a través de varias rutas guiadas: Camino Medioambiental, Castillo de Zorita de los Canes y Recópolis. En el Centro de Interpretación pudimos retener de forma amena, mediante varios recursos museísticos y de vídeo, la información necesaria para poder interpretar y comprender los distintos restos arqueológicos que posteriormente se visitarían.

Tras ello nos cargamos la mochila a la espalda para dirigirnos a pie por el Camino Medioambiental hacia nuestra primera visita guiada en el Castillo calatravo. La ruta es sencilla, no constando de ningún gran obstáculo o dificultad que impida hacer el camino con niños o mascotas.
Ruta del Camino Medioambiental con vistas de Zorita y su castillo (Archivo propio)
En poco más de media hora estábamos en el pueblecito de Zorita de los Canes, medina de origen musulmán levantada a partir de la piedra de la ciudad visigoda durante el siglo IX. La medina fue fundada por Muhammad I, el mismo emir cordobés que hizo lo propio con Mayrit (Madrid). El mismo Camino Medioambiental tiene trazas medievales de las huellas de los carros que se utilizaron para transportar la piedra del yacimiento hasta la nueva ciudad.

Aquí os dejamos varias fotos del impresionante Castillo medieval (que pasó de Alcazaba islámica a Fortaleza de la Orden de Calatrava, entre los siglos XII y XIII), para que os pique un poco el gusanillo de pasaros a disfrutarlo en directo. Un edificio ya de por sí enorme, y del que quedan zonas aún sin excavar para las cuales aún no se han conseguido permisos.
Camino-pasarela por donde acceder al Castillo desde el pueblo de Zorita (Archivo propio)
Soporte de piedra arenisca donde se alza el Castillo (Archivo propio)

Puerta de entrada principal, con arcos gótico y de herradura (Archivo propio)
Patio central del Castillo, con sarcófago calatravo de piedra en localización no original (Archivo propio)
Una de las troneras o saeteras del Castillo (Archivo propio)
¡Nos atacan! Paisaje desde una de las torres del Castillo (Archivo propio)
Espolón lateral del Castillo, levantado en el XVI para el uso de artillería (Archivo propio)
Interior de la Iglesia principal (Archivo propio)
Sillares de piedra con sus correspondientes marcas de cantero (Archivo propio)
Capitel procedente del yacimiento visigodo y nueva reutilización (Archivo propio)
Cripta subterránea excavada en piedra (Archivo propio)
Soportales góticos, añadidos para sujetar la torre principal de la Alcazaba islámica (Archivo propio)
Vistas desde el lado posterior (Archivo propio)
Visto el Castillo, cogimos el coche y nos dimos media vuelta para entrar a la visita al yacimiento de la ciudad visigoda en sí. Allí nos recibió otra de las dos guías y emprendimos la subida a pie hacia Recópolis. Esta ciudad es única en Europa tanto por sus dimensiones (actualmente sólo está excavada en un 10-12% aproximadamente), como por ser la única conocida de nueva planta levantada por los visigodos. Fue mandada construir por el rey Leovigildo en el año 578 para conmemorar la consolidación del poder real en la Península Ibérica y el estado conocido como Reino Visigodo de Toledo. Se le dio el nombre de Recópolis en honor de su hijo y futuro rey, llamado Recaredo.

Recópolis es todo un ejemplo de planificación urbanística. Su ubicación responde a un plan meramente estratégico para controlar el territorio y sus distintos recursos. Desde Recópolis se dominan cuatro importantes vías de comunicación: tres valles y un río, el Tajo, que en aquella época era navegable. La ciudad se organiza mediante dos calles principales de inspiración romana que se cortan la una a la otra. Recorriendo una de ellas conocemos las tiendas con sus talleres artesanales, donde se elaboraba la más fina orfebrería de oro, así como delicadas piezas de vidrio. Más adelante, a través de un gran arco, se accede a la gran plaza formada por la Basílica y el conjunto palatino visigodos.
Al fondo (aún sin excavar) se encontraría otra de las puertas de la ciudad, la orientada hacia Toledo (Archivo propio)
Planta y porche de una de las viviendas "tipo" de Recópolis (Archivo propio)
Cisterna pública para recoger el agua de lluvia (Archivo propio)
Entrada de una de las tiendas, con dos zonas comerciales a ambos lados y el taller al fondo (Archivo propio)
Zona de la Basílica principal (baptisterio) destinada al bautismo por el rito arriano (Archivo propio)
Arcos de la Basílica destinados a separar su zona más sagrada e inaccesible (Archivo propio)
Muros y soportales del Palacio mayor (Archivo propio)
Uno de los muchos molinos de época moderna que nos ofrece el paisaje (Archivo propio)
Desde aquí sólo podemos decir que os recomendamos muchísimo la visita al yacimiento, castillo y alrededores naturales. Las dos guías e informadoras fueron muy atentas con tan numeroso y difícil grupo e hicieron un trabajo fantástico. Sin embargo, debemos hacerles una recomendación a los responsables del Centro de Interpretación, y es que en nuestras dos visitas nos parece que hubo demasiada gente para una sola guía y que el servicio mejoraría contratando a más personal en épocas de máxima afluencia, así como no apurar tanto las horas de entrada (que hace que una tenga que ir desde una punta del parque a otra corriendo y con la lengua fuera para llegar a tiempo a la siguiente visita). También sería una buena idea ofrecer a las familias con niños otro tipo de visita más orientada al interés de los peques, que en general no pusieron mucho interés al recorrido.

Esperamos que hayáis disfrutado de la recomendación y de las fotografías, ¡nos leemos! :)