'LicenciaHistórica

Pestañas

jueves, 30 de junio de 2016

Despedida del curso y un reto lector




Enviar a Kindle


Estimados amigos y amigas:

Con este post vamos a dar por concluido este más que ajetreado curso para los integrantes de Licencia Histórica. Por supuesto, como todos los años y que nadie lo dude, estaremos muy activos en redes sociales. Os recordamos que estamos en FacebookTwitter Pinterest a vuestra total  disposición así como nuestro correo. 

En términos numéricos el año ha sido espectacular con un crecimiento en número de visitas y nuevos seguidores que no imaginábamos ni en nuestros mejores sueños por lo que os damos emocionados y agradecidos las gracias  Tendremos que analizar cuidadosamente por qué ha sucedido y como podemos mejorar aún más. Tenemos ideas de por qué ha podido ser. La entrada de Iris Rodríguez Alcaide con sus entradas y claves para mejorar nuestra actuación en redes sociales creo que es una de las claves pero no la única. 
Portada de Pinterest de Licencia Histórica 
Ya no sé cuántas entradas hemos tenido este año, cuántos correos cruzados, cuántas conversaciones sobre cómo mejorar. Críticas y contracríticas antes de publicar, Juan cuadrando las fotos, Iris aportando más información. ¡Uf! Una locura antes que la entrada llegue a ser publicada. Y lo que me gusta es que critique o me critiquen todos la aceptamos e incluimos las mejoras propuestas. Los egos no tienen cabida. Ni los egos ni las imposiciones sobre contenido. En Licencia Histórica cada uno opina de una manera diferente en muchos temas y lo tomamos como una riqueza y santo y seña del blog

Por ahora vamos a descansar porque lo que sí os aseguro que todo el equipo de Licencia está simple y llanamente agotado. Dejaré tiempo a las tropas a que recuperen y a finales de mes nos reuniremos para planificar el año que viene que esperamos, nos conformamos, que sea la mitad de bueno que este. Ya han circulado algunas ideas pero toca descansar. 

Evidentemente los números son importantes, qué duda cabe, pero también os aseguro que me sentiría igualmente orgulloso si estos no hubiesen sido tan buenos. No tengo más que palabras de agradecimiento hacia el durísimo trabajo y compromiso que Juan e Iris han mostrado para con el blog, No quiero olvidar a  Miriam Rodríguez ha colaborado con nosotros con dos fantásticas entradas. Podremos gustas mas o menos, se nos leerá más o menos, pero el trabajo está hecho. Descansad que os lo habéis ganado a pulso.  
Vista parcial de nuestra carpeta en Pinterest Cine e Historia 
Licencia Histórica está creciendo y debo pensar cómo hacer que Juan e Iris estén cada vez más cómodos en el proyecto. Es una prioridad para el año que viene, crecer sin que nadie del equipo se quede atrás. Tarea nada fácil. 

Por ahora toca cerrar un año en el que hemos hablado mucho de cine y series, hemos colaborado con la I Semana del Audiolibro y con Arqueología Despierta Ferro entre otros. Reseñas de libros, de cómics o videojuegos.  Seminarios, recursos, noticias...También os hemos hablado de cómo los libros arden bien, del primero de mayo, de brujas o llorado por Umberto Eco, Este curso ha quedado un buen puñado de entradas de lo más ecléctico.

Antes de despedirnos una vez más os ruego encarecidamente que descanséis en verano, que hagáis caso a vuestras familias y a vuestro bienestar. Ningún trabajo ni proyecto puede minar la salud o la familia. Cada vez tengo más claro esto. Relajar y divertirse y en Licencia Histórica tenemos una propuesta para ello. Se trata de nuestro particular reto de lectura para el verano al que os invitamos a participar. Al que se anime a participar prometemos enviarle un diploma si nos envía una foto con los títulos escogidos con la etiqueta #RetoLecturaLH ¿Y en qué consiste? Pues en completar esta lista de lecturas (en el orden que queráis):



¡Feliz verano a todos!

lunes, 27 de junio de 2016

I Semana del Audiolibro. Auge del Imperio español de Manuel Rivero Rodriguez




Enviar a Kindle


Entre el 27 de junio y el 3 de julio del presente 2016 se celebra la I Semana del Audiolibro y por tal motivo Seebook nos propuso reseñar uno de sus libros como parte de la celebración antes citada. Pero vayamos por partes. ¿En qué consiste esto de la Semana del Audiolibro y quién participa en la misma. 

Comencemos diciendo que participan 200 librerías a lo largo y ancho de toda España donde puedes adquirir audiolibros con una oferta de dos por uno. Participan también numerosas plataformas con cientos de títulos como Escuela de Saber, Seebook, Audioteka o me gusta escuchar, esta última perteneciente al gigante editorial Penguin Ramdom House

Para hacerse con ellos tenemos dos opciones. La primera es ir a una librería física como hemos dicho más arriba o ir directamente a la tienda on line y hacer nuestro pedido. En dicha tienda tenemos multitud de opciones como tarjetas regalo de audiolibros, packs de regalo e incluso audiolibros firmados. ¿Que cómo es posible todo esto? Ahora lo vemos. 




Tanto si lo compras en una tienda física como si lo que haces es un pedido on line lo que tendrás es un cartoncillo con la portada del libro, resumen, duración, capítulos y el código para su descarga tanto numérico como en código QR . En nuestro caso nos llegó rápido y sin problema a nuestro buzón particular. Tened en cuenta que como es muy ligero se abaratan costes para ellos y molestias para nosotros. 

Para descargarlo ningún problema tanto con el citado código QR como con el código numérico con el que puedes descargar el  libro en su página. Todo el proceso es rápido y sencillo para el usuario. Tenemos streaming directo desde el móvil, MP3 o M4B para iTunes . Obviamente lo podemos escuchar en cualquier "cacharro" apto para estas cosas como tablets, móviles, ordenadores, reproductores de MP3 y demás, 

Bien, ya lo tenemos bajado (en mi caso en un reproductor MP3) y vamos a ello. Deciros que en un principio yo no era muy fan de esto de los audiolibros y tengo que deciros que después de catar su uso no descarto volver a hacerlo. Evidentemente esto para la gente con visión reducida es un lujo pero también viene muy bien para ir escuchando en cualquier situación. Haciendo deporte, en trabajos manuales mecánicos o en lo viajes de una punta a otra de la periferia de Madrid que es lo que servidor hizo. En las grandes ciudades un viaje "corto" en transporte público es un mínimo de 35 minutos para el común de los mortales. 

El título elegido por Licencia Histórica fue seleccionado de la plataforma Escuela de Saber. Esta plataforma lo que hace es pedir a profesores universitarios de reconocido prestigio que les redacten textos de su especialidad para luego convertirlos en audiolibros. El nuestro es Auge del Imperio español de Manuel Rivero Rodriguez, profesor titular de la Universidad Autónoma de Madrid y director de la revista Libros de la Corte entre otras muchas cosas.  

En un principio abruma cuando lees que la duración media, al menos del ejemplar que nosotros trabajamos, es de más de 14 horas. Tranquilos, está  dividido en capítulos de 15 minutos independientes unos de otros por lo que es muy cómodo el gestionar su audición.

Aunque no sea el propio profesor el que lo lee, de inmediato hablaremos de ellos, si has estado en alguna de sus conferencias o has leído alguno de sus libros, se nota su estilo. Algo que me preocupaba de esto de los audiolibros era el tener que estar escuchando al mismo locutor durante quince minutos. Error por mi parte porque muy en la línea de D. Manuel, la locución propiamente histórica está trufada de lecturas de fragmentos de fuentes literarias, como el Quijote-eterna e inexcusable referencia-, fuentes documentales primarias como cartas o memoriales e incluso referencias cinematográficas lo que hace muy pero que muy llevadera su audición. No os lo perdáis pero he terminado hablando con el locutor comentando la jugada. Dejemos mis enfermedades mentales a un lado y prosigamos...

Portada del audiolibro Auge del
 Imperio Español
de Manuel Rivero Rodríguez
El locutor principal elegido para este audiolibro tiene una voz muy buena y un ritmo narrativo muy adecuado para seguirle sin problemas o aburrirte, como era de esperar, pero tengo que hacer una pequeña crítica al respecto y espero que se entienda sin dobles intenciones. Deberían haber elegido a alguien con un acento más neutro. Y es que el locutor tiene un marcadísimo acento catalán que a veces te saca un poco de la locución. A veces estás más atento a cómo pronuncia que a lo que dice. Casi casi casi roza en ocasiones con el acento de Eugenio , aquel de ¿saben aquell que diu...?. Diría lo mismo si fuese un marcado acento gaditano, madrileño o asturiano...


En cuanto contenidos este es el índice del libro: 


  • Imperio.
  • Los reinos peninsulares.
  • Los Reyes Católicos.
  • Expansión y Guerra: De la guerra de Granada al descubrimiento de América.
  • Castilla y Aragón separadas y unidas.
  • Fernandoel Católico y las guerras de Italia.
  • Imperio.
  • Conquista y gobierno de América.
  • Del Imperio a la Monarquía.
  • Confesionalismo y guerras de religión.
  • La Santa Liga y Lepanto.
  • La configuración de la Monarquía: una nueva forma de gobernar.
  • El mundo no es suficiente. 
  • Guerra enmascarada y hegemonía mundial.
  • La empresa de Inglaterra.
  • Paz y aristocratización.
  • Guerra al Islam.
  • El final del valimiento de Lerma. 
  • Restauración de la reputación.
  • Agotamiento e incertidumbre.
  • La revuelta de Cataluña.
  • El hundimiento.
  • Muera el mal gobierno.
  • La lucha por la supervivencia.
  • Finis Austriae.

El siglo XVI está más representado en el volumen por aquello del título de "Auge de imperio español". Personalmente la visión que da D. Manuel me parece muy acertada y rica en matices mostrando o rebatiendo tesis de diversos autores. Por ejemplo me parece espectacular el capítulo dedicado a la expulsión de los moriscos, algo de lo que ya he leído algunas cosas,  que como os he dicho antes provocó que yo mismo reaccionara a lo que se decía. Esta implicación que el audiolibro consigue con su oyente me parece de lo más interesante y algo a reflexionar. También me interesaron especialmente La configuración de la Monarquía: una nueva forma de gobernar, posiblemente la aportación más original del autorLa empresa de InglaterraDel Imperio a la Monarquía.

Cartel promocional de la I Semana
del Audiolibro
El audiolibro que nos ocupa me parece muy intersante y ameno para todo tipo de público, especializado o no, y sobre todo para estudiantes porque al ser un audiolibro este te permite una cosa de lo más interesante. Coger apuntes como si estuvieras en clase mientras te haces un Atocha-Cantoblanco en RENFE o el viaje que os toque camino de la Universidad o trabajo. Paras cuando quieras, vas a tu ritmo, vuelves a escuchar...os lo digo más claro aún. Si tenéis un examen de este periodo con este audiolibro lo de aprobar se pone mucho, pero que mucho más fácil. 

Ocupa poco espacio en nuestros equipos, nada físicamente y cuentan con un catálogo más interesante que los ebooks  a mi entender, que casi siempre reduce su oferta a bestseller y poco más. Sinceramente, una opción a tener en cuenta 

Bienvenidos a los audiolibros y les deseamos una larga vida.

jueves, 23 de junio de 2016

Reseña del cómic histórico "Espadas del Fin del Mundo" (2016)




Enviar a Kindle


Tenemos el cómic reposando en nuestra mesilla desde hace más de un mes, y estábamos deseando sumarnos a las reseñas que están saliendo últimamente sobre él.

Banner para la página Eikyo.
Para quienes aún no os suene Espadas del Fin del Mundo, se trata de un proyecto a dos manos fruto del entusiasmo compartido de un guionista y un dibujante, quienes en verano de 2015 decidieron lanzar en las redes una modesta campaña de micromecenazgo en Verkami con el fin de contar una historia casi completamente desconocida: la Batalla o Combates de Cagayán (1582).

El éxito no se hizo esperar y, en apenas tres días, ya casi habían alcanzado el mínimo de 4.500 que necesitaban para arrancar. El diario ABC le dedicó incluso un documentado artículo firmado por César Cervera (aún con el titular sensacionalista de rigor al que nos tiene acostumbrados este medio). Al terminar la campaña se encontraron con un presupuesto muy superior, rozando los 21.000 €. Desde entonces, han ido actualizando puntualmente sin dejar de avanzar en la elaboración del cómic hasta que por fin, el pasado mes de abril, llegaba la hora de presentarlo al gran público en un ambiente tan privilegiado como es la Universidad de Alcalá de Henares (UAH). Allí se celebró una primera presentación a cargo de los autores y asesor del cómic, a los que se unió con gran acierto la presencia de varios grupos de recreación histórica (que podéis ver pinchando en el enlace anterior).

El protagonista Carrión, temprano boceto 
de Juan Aguilera.
Y es que, tras haber disfrutado con sus páginas, podemos decir que Espadas del Fin del Mundo cuenta con dos ingredientes clave para gustar a los amantes de la Historia bien hecha. El primero es la propia intencionalidad de la obra, que consigue un tratamiento de aquel hecho histórico de gran rigurosidad. Pero si su éxito demuestra algo es que la España imperial de los tercios sigue de moda más allá de las novelas de Pérez-Reverte, las pinturas de Ferrer Dalmau o últimamente, de las andanzas del entrañable soldado y agente del Ministerio del Tiempo, Alonso de Entrerríos. 

No obstante, la historia que pretende contar el cómic de Ángel Miranda y Juan Aguilera no tiene tanto que ver con aquellas grandes batallas en suelo flamenco, sino con una serie de escaramuzas que enfrentaron a conquistadores españoles y piratas japoneses en las recién dominadas Islas Filipinas a finales del siglo XVI. Nada de ello le resta un ápice de dramatismo o epicidad pues, como nunca nos cansaremos de repetir, la realidad supera casi siempre a la ficción.
Todos sabemos quiénes son Cristóbal Colón, Juan Sebastián Elcano, Francisco Pizarro o Hernán Cortés, pero hay otros grandes exploradores españoles apenas conocidos como Juan Pablo de Carrión, un marino que navegó por todo el planeta y fundó Nueva Segovia en las Islas Filipinas donde, ya con 69 años, se enfrentó (con apenas 7 barcos y 40 hombres) a casi un millar de piratas japoneses en las proximidades del río CagayánJesús Jiménez para RTVE.
Ángel Miranda Vicente (ABC)
Espadas del Fin del Mundo es un cómic histórico de estilo europeo y gran atención al detalle y la rigurosidad que viene avalado por un equipo joven, pero que sin duda sabe lo que se hace. En primer lugar contamos con el guionista salmantino Ángel Miranda, de quien parte la idea inicial deslumbrado por la figura histórica del hidalgo y conquistador palentino Juan Pablo de Carrión. El interés del autor por los navegantes del pasado le llevó a embarcarse durante tres meses en ‘El Galeón Andalucía’, una reproducción de un galeón español del siglo XVII que recorre la costa este de EE.UU. patrocinado por la sevillana Fundación Nao Victoria.

Juan Aguilera Galán
(Historietistas)
El de Filipinas suponía además un escenario lleno de posibilidades, como lugar de encuentro e intercambio cultural, sin faltar el enfrentamiento sin cuartel. De la necesidad de Miranda por dar a conocer al gran público esta parte menos conocida de nuestra historia, se incorpora el dibujante barcelonés Juan Aguilera a los lápices junto a las posibilidades que brinda el lenguaje del cómic para contar una épica de estas características.

Ramón Vega Piniella
(Estudios Borjianos)
Y por último, pero no menos importante, tenemos como asesor especializado en la parte nipona a Ramón Vega Piniella, Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Oviedo. Investigador en la misma institución, actualmente se encuentra terminando su tesis sobre el comercio y coleccionismo de arte asiático entre los siglos XIX y XX bajo la dirección de la profesora Yayoi Kawamura. En marzo del año pasado participó en el II Congreso Internacional: War and Society in the Spanish Monarchy: Politics, Strategy and Culture in Early Modern Europe (1500-1700), organizado en Madrid por el Instituto de Historia del CSIC con la ponencia “La Invencible del Pacífico”: El temor japonés a una invasión española.

 
En definitiva, con Espadas del Fin del Mundo:
  1. Tenéis una buena lectura ligera para el verano, con un ambiente y protagonista muy “alatristescos. Dado que se trata de una historia cerrada, desde aquí nos atreveríamos a sugerir una posible precuela sobre la agitada vida de Carrión, o bien continuar con las biografías de otros grandes exploradores.
  2. Nos ha gustado especialmente que al final del cómic se incluya una explicación del contexto histórico de la conquista de Filipinas, y los enfrentamientos en Luzón y el río Cagayán, así como un breve apéndice con las biografías de los otros personajes históricos principales que hacen aparición, como el dominico Cristóbal de Salvatierra o Taizufú, el cabecilla de los piratas japoneses
  3. Es importante señalar también que éstos últimos son tratados con gran objetividad y sin echar mano de la típica caracterización brutal, incluyendo escenas realistas pero no truculentas ni buscando el morbo gratuito que normalmente va aparejado a las katanas.
  4. Después de leerlo, os recomendamos echarle un vistazo largo a la estupenda reseña de David Nievas, historiador especialista en Historia Militar, donde desgrana las cuestiones relativas al armamento y vestimenta de los diferentes personajes.
Este estupendo cómic de 75 páginas a todo color y tapa dura puede conseguirse a través de la plataforma Amazon a partir de los 18 €

Fotografías de recién llegado el cómic (Archivo Propio)

lunes, 20 de junio de 2016

Reseña de la revista Arqueología e Historia Desperta Ferro: El Camino de Santiago en la Edad Media. De milagros, iglesias, peregrinos y la remisión de los pecados.




Enviar a Kindle


Portada del Nº 6  de 
El Camino de Santiago en la Edad Media.
Como ya viene siendo habitual vamos a ocuparnos de la reseñar el Nº 6 de la revista Arqueología e Historia Desperta Ferro titulado El Camino de Santiago en la Edad Media. De milagros, iglesias, peregrinos y la remisión de los pecados.

Como habréis podido constatar en anteriores reseñas esta revista nos gusta especialmente por su nivel de calidad. Abre el volumen el trabajo de Adeline Rucquoi titulado Antes del “Camino”…, donde se nos relata la “prehistoria” del camino y el contexto histórico donde se produce el nacimiento del Camino de Santiago asociado, como no podía ser de otra manera, al descubrimiento y veneración de las reliquias. Especialmente interesante es el relato de la lucha que se establece entre Oviedo y Toledo por la preeminencia religiosa en la península, cuyas posturas se personifican en Elipando de Toledo y el Beato de Liébana.

José María Anguita Jaén firma el artículo titulado El Codex Calixtinus. Un puzle monumental en honor del apóstol Santiago. En él se analiza de manera clara y concisa la composición del mismo, la autoría y sus distintas hipótesis o su impacto en la liturgia de la época. 

Juan Carlos Martín Cea con su trabajo Los peregrinos. Perfiles sociales y motivaciones para emprender el Camino, pone rostro, humaniza a un colectivo como el de los peregrinos e incluso nos aporta nombres y apellidos de aquellos más ilustres. Muy acertadamente le sigue el trabajo del catedrático Luis Martínez García con su estudio titulado Viajando a través del Camino. La experiencia del peregrinaje, donde se nos relata cómo los peregrinos se preparaban para este gran viaje o cómo se las arreglaban para comer o dormir. También se nos cuenta algunos de los peligros que acechaban a los peregrinos y las medidas de seguridad con que las autoridades intentaban proteger, además de la protección del apóstol, a los peregrinos.

Alzado de la Catedral de Santiago de Compostela. Fuente; Verdad y Verdades.
El Doctor Carlos Andrés González Paz nos presenta en su trabajo La ciudad de Compostela. Meta del Camino de Santiago , cómo era la Compostela de mediados del siglo XII, su fisonomía,  y la catedral. Para este periplo se vale, lo que nos parece una original propuesta,  de una fuente directa como lo es el relato de la condesa Egidia de Ceccano, oriunda del Lacio, que hizo su viaje en la última década del siglo XII, relato recogido en los Annales Ceccanenses o Chronicon Fossae novae de principios del s. XIII.

José Luis Senra Gabriel y Galan nos presenta su erudito y técnico trabajo El románico en el Camino, donde pretende deshacer malentendidos que arrastramos desde hace décadas en torno al románico en la península, su expansión y modelos, presentando a la Catedral de Santiago como un edifico excepcional.

Carlos M. Reglero de la Fuente es el autor del trabajo titulado El Camino de Santiago. Cluny y la monarquía leonesa donde, como su predecesor, pretende aclarar una polémica historiográfica que también viene de lejos como lo es delimitar las verdaderas relaciones y relación de fuerzas entre la orden de Cluny y la monarquía leonesa en el Camino.

Camino de Santiago:  De Baamonde a Arzúa. Fuente; homeaway
Cierra el volumen el artículo firmado por José Sánchez-Arcilla Bernal titulado El estatuto jurídico de los peregrinos del Camino de Santiago, donde hace un repaso a las distintas leyes dispuestas para proteger al peregrino y sus posesiones y la evolución de dicha legislación a lo largo de la historia. Por su temática, quizá, este artículo hubiera estado mejor ubicado en el bloque dedicado a los peregrinos para que el hilo argumental hubiera sido redondo. 

Una pequeña crítica a este excelente número que podemos hacer a este volumen dedicado al Camino de Santiago podría quedar perfectamente explicitado en el dicho «Quien va a Santiago y no al Salvador, visita al criado y no al Señor». Se habla de peregrinos, milagros, jurisprudencia, arte... pero no hay un trabajo dedicado a Oviedo y su monarquía como origen del Camino de Santiago. Cierto es que ambas ideas sobrevuelan todo el volumen, pero como decimos, habría sido muy pertinente un capítulo específico sobre ello. 

jueves, 16 de junio de 2016

Giovanni y Lusanna. Amor y matrimonio en la Florencia renacentista




Enviar a Kindle


Portada de Giovanni y Lusanna
Fuente: Stella Maris
Hoy os traemos la reseña de la obra escrita por Gene A. Brucker, profesor emérito de Historia en la Universidad de Berkeley, titulada Giovanni y Lusanna. Amor y matrimonio en la Florencia renacentistaPublicada por la editorial Stella Maris en el presente año (2016), es un breve libro que, seguramente, hará las delicias de los interesados por la microhistoria, el propio autor inserta su estudio en la linea de El queso y los gusanos o El retorno de Martin Guerre,  o los estudios de vida cotidiana.

Como relata el propio autor, el encuentro de esta fuente documental fue accidental, pues le salió al paso mientras investigaba otro tema. Poco a poco esta historia fue llamando la atención del mismo hasta el punto que llegó a ser la investigación que tenemos en las manos, y es que como veréis y, como siempre ocurre, la realidad supera a la ficción. 

La historia que se cuenta en este libro es casi tan antigua como la humanidad y una trama digna de rivalizar con Romeo y Julieta. Tenemos que viajar a la Florencia de mediados del  S. XV;  Giovanni della Casa, un joven y rico comerciante florentino cuya familia incluso tiene trato con los Médici,  ve un día en una iglesia del barrio de San Lorenzo donde residía a una bella joven mayor que él llamada Lussana. Como veis todo muy novelesco. Ni que decir tiene que ambos se convierten en amantes y el joven riega los oídos de la bella dama con ofertas de matrimonio a pesar de la ostensible diferencia de status. 

Vista de Florencia en el S. XV. Fuente; Wikipedia
Lussana pertenecía a una familia artesana bien posicionada económicamente, aunque en absoluto era comparable con la riqueza de la familia de Giovanni, pese a que ambas familias residieran en el mismo barrio de San Lorenzo. La historia se complica aún más porque Lussana estaba casada mientras Giovanni la pretendía; y ya da un giro propio de Conan Doyle cuando el marido muere de forma repentina y los rumores sobre su muerte apuntan a un posible asesinato por parte de su esposa. 

Basílica de San Lorenzo, cuya construcción por parte de Brunelleschi sirvió de grandioso escenario para la dramática historia de estos dos amantes. Fuente: Wikiarquiterctura
¿Queréis más drama? Pues allí tenéis a Lussana con Giovanni durante trece años manteniendo su matrimonio en secreto. Por supuesto Giovanni no paraba de prometerle que harían público su matrimonio en el momento adecuado, pero lo que llegó fue el matrimonio de Giovanni con una quinceañera perteneciente a una de las familias más nobles de Florencia. Para más cruz de Lussana, era estéril aunque nunca dejó de intentar ser madre, lo que hubiera ayudado mucho a apuntalar su posición social.

¿Quién fue realmente Lussana? Una manipuladora de hombres? ¿Una asesina? ¿Una persona que por amor lo arriesgó todo?
 Pues no tenéis más que acercaros al libro para saber más sobre esta historia. Como os decía una historia real mucho mejor que casi todas las novelas históricas. 


Vista de Florencia con la catedral al fondo. Archivo propio.
Como crítica al libro apuntaré que aunque el autor aproveche para exponernos cómo eran las relaciones sociales, familiares y el mundo de la Florencia de mediados del XV, creo que no lo hace con demasiada profundidad. Expone pero no profundiza. Posiblemente  al no ser su tema de estudio principal quiso dejarlo así. Personalmente creo que la fuente daría para más y me falta más comparativa y profundidad para igualarlo a pesos pesados como el El retorno de Martin GuerreDicho esto en su defecto está su virtud, pues de esta manera es una lectura muy sencilla apta para todos los públicos que, a lo mejor, a través de esta increíble historia se enamoran de la disciplina histórica.

Un saludo a todos.


Catedral de Santa María del Fiore. Florencia. Archivo propio.

martes, 14 de junio de 2016

La olvidada Carta del Bosque: una historia de la Magna Carta "desde abajo".




Enviar a Kindle


Hace ya un par de años por estas fechas, la ya tradicional peregrinación a la Feria del Libro de Madrid hizo que cayera en mis manos un ejemplar muy especial: El Manifiesto de la Carta Magna. Comunes y libertades para el pueblo (2013).

Cartel de la exposición (LONDRES en español)
Firmado por Peter Linebaugh, historiador marxista norteamericano del que ya hablamos no hace mucho por el blog, y traducido gracias a la Editorial Traficantes de Sueños, esta obra pretendía reivindicar la importancia histórica de la llamada “Carta del Bosque” (Charter of the Forests), tradicionalmente eclipsada por el mito político que aún hoy encarna su hermana mayor para el mundo anglosajón.

Tras haberlo leído con gran interés, el pasado verano pude confirmar efectivamente, que, a diferencia de la venerada Carta Magna (vista antaño como un instrumento de defensa ante la arbitrariedad de los reyes, y hoy como garante de libertades individuales e independencia frente al poder), la Carta del Bosque permanecía ininteligible ante los ojos contemporáneos: una reliquia medieval que sólo hablaba sobre “nimiedades” como la propiedad de ovejas, los límites de bosques y otras minucias jurídicas.

Como decía, tras mi visita a la gran exposición conmemorativa que dedicó la British Library en Londres al 800 aniversario de la Carta Magna creo que ésta fue incapaz de proyectar una idea sustancialmente distinta a la tradicional sobre el documento, aunque al menos el público sí pudo contemplar la Carta del Bosque de 1225 junto a las otras 4 copias existentes de la Carta Magna o las insignes Carta de Derechos (Bill of Rights) y Declaración de Independencia estadounidense que fueron traídas expresamente desde el otro lado del Atlántico por motivos obvios.

  • XII vs XXI: ¿debates comunes?

Al evaluar la experiencia del largo siglo XII (que terminaría precisamente alrededor de 1215), no pocos historiadores han querido ver cierta similitud en sus debates globales con los de nuestros días, donde los diversos movimientos heréticos comunitarios y el Islam constituían la mayor amenaza a la Iglesia y la monarquía.

Estatua de Urbano II (Wikipedia)
Por un lado, las cruzadas funcionaron en buena parte como distracciones militares de los conflictos sociales y económicos que padecía Europa. El papa Urbano II dejó esto bien claro en un discurso en Clermont en el año 1095, cuando declaró la bellum sacrum (guerra santa), la Primera Cruzada: “Dejemos que aquellos que han sido ladrones durante tanto tiempo sean ahora caballeros.” En el mismo discurso demonizó a los musulmanes árabes y turcos, que adoraban a Satán, torturaban, violaban y eran sucios, llamando a los cristianos a que “destruyeran a esa raza vil.”

El siglo XII fue también el perfecto caldo de cultivo para el surgimiento de diversos movimientos “desde abajo” que fueron tildados de heréticos. La violencia y destrucción de las guerras entre monarquías centralizadoras y un Papado en pugna constante, el crecimiento de las ciudades, la aparición de relaciones monetarias y comerciales, la intensificación de la expropiación de los siervos y, en definitiva, una pauperización galopante fueron sólo algunas de las causas. Los cátaros, los valdenses, los flagelantes o los seguidores de Joaquín de Fiore poseían distintos programas teológicos y sociales, pero todos aquellos fueron considerados automáticamente una amenaza por la jerarquía feudal y eclesiástica. Joaquín incluso profetizó una nueva era, la Era del Espíritu,  donde la jerarquía de la Iglesia sería innecesaria y los cristianos se unirían a los infieles.

Pero además, profetas y mesías también predicaban la doctrina de poseer todas las cosas en común, algo que tenía sentido para los campesinos que defendían apasionadamente sus costumbres y sus hábitos comuneros contra las cada vez más frecuentes apropiaciones de los terratenientes feudales y el clero. En los siglos XII y XIII, el conjunto de derechos y prácticas tradicionales en las tierras comunales estaba ya en una situación precaria.

  • El peor rey de la historia

Si tuviéramos que encontrar en Inglaterra un paralelismo monárquico a la altura de nuestro Fernando VII, sin duda, ése sería el de Juan I. Su reinado comenzó en 1199 tras la muerte de su hermano, el famoso Ricardo Corazón de León. Hoy en día Juan mantiene la dudosa reputación de rey incompetente y tirano, que perdió todas las extensas posesiones de tierras en Francia obtenidas por su familia desde el comienzo de la dinastía Plantagenet en el siglo XII, razón por la cual se le conoce como Juan Sin Tierra (Lackland).

De Rege Johanne, s. XIV (Wikipedia)
En 1214, las ambiciones de Juan I en Francia se derrumbaron tras la Batalla de Bouvines. Allí perdió Normandía, la patria ancestral de la clase dominante en Inglaterra desde la invasión de Guillermo I el Conquistador en 1066. A fin de reunir recursos para recuperar Normandía y unirse a las Cruzadas, Juan se declaró un “guerrero de Dios” adquiriendo una serie de inmunidades que le protegían de sus barones, a quienes exigió el scutage (impuesto pagado por los caballeros en lugar del servicio militar). En mayo de 1215, estos mismos barones tomaron Londres y retiraron su homenaje y fidelidad al rey.

  • Una Carta para contentarlos a todos... y a nadie.

Al mes siguiente ambos bandos se enfrentaron en el campo de batalla de Runnymede. Fue en estas mismas praderas a las afueras de Londres donde se firmó la primera versión de la Carta Magna, la “Carta de las Libertades” (Magna charta libertatum). Este diploma de pergamino de 63 artículos en favor de los “hombres libres de Inglaterra”, protegía fundamentalmente los intereses de la Iglesia, la aristocracia feudal, los mercaderes y los judíos de las ciudades y además, reconocía a los comuneros.

                               Vídeo-resumen narrado por Terry Jones de los Monty Python (British Library)

A ojos del único cronista contemporáneo de la Carta Magna (un juglar del séquito de Roberto de Béthune), algunos de sus artículos principales (aparte del famoso art. XXIX del que derivan el habeas corpus, la prohibición de la tortura o el juicio por jurado), tenían que ver con disposiciones individuales acerca del menosprecio a la mujeres (a las que en tiempos del rey Juan se habían llegado a vender como siervas) y de la pérdida de la vida y otros órganos por matar animales en los bosques.

El segundo grupo de disposiciones favorables a la gente común tiene que ver con los derechos comunales de los bosques. Éstos estaban considerados un dominio real donde el rey tenía ciervos y se dirigía por leyes harto restrictivas desde tiempos de Guillermo I. Así, el art. XLVII decía: “Todos los bosques que se hayan plantado durante nuestro reinado serán desforestados sin demora, y lo mismo se hará con las orillas de los ríos que hayan sido cercadas desde nuestro reinado.” Aquí no debemos entender disafforested como despejar el bosque talando los árboles, sino por sacarlos de la jurisdicción real (que en tiempos de Juan I había llegado a ocupar aproximadamente 1/3 del reino). Lejos de ser cuestiones irrelevantes, estas disposiciones no pueden entenderse sin adoptar una “perspectiva de subsistencia”, tal y como nos cuenta el gran medievalista Marc Bloch:
...los bosques poseían unas riquezas mayores de lo que quizás hoy somos capaces de apreciar. La gente iba a ellos a buscar madera de forma natural, una necesidad mucho mayor de la que tenemos hoy en la era del petróleo, la gasolina y el metal. La madera se utilizaba para proporcionar calor y luz (en antorchas), como material de construcción (vigas para el techo, empalizadas de los castillos), para fabricar calzado (zuecos), mangos de los arados y otras varias herramientas así como para fortalecer los caminos con haces de leña.
The Forest Charter of 1225 (British Library)
No obstante, como tratado de paz la Carta Magna resultó ser un fracaso. Con menos de 4 meses en vigencia, Juan I se vio legitimado por el papa Inocencio III para no tener que obedecerla, lo que causó el estallido de una guerra civil en 1216 donde los barones del reino “invitaron” a Luis de Francia a participar como aliado. El rey Juan murió en octubre del mismo año, dejando un sucesor menor de edad y la mitad del reino a merced de la invasión francesa. Tras un periodo de incertidumbre, en 1217 la regencia de Enrique III salió adelante, al igual que la Carta de las Libertades, que fue finalmente restaurada.

Sin embargo, hasta 1225 sufrió una serie de modificaciones en varios puntos, consolidándose como fundamento de gobierno. Muchos de estos cambios volvieron a favorecer la subsistencia de la gente común, especialmente tras la penosa experiencia de la guerra civil: uso de los estovers (recolección de materiales) por parte del creciente número de viudas, retirada de las empalizadas en zonas de pesca de los grandes ríos, disposición libre del pasto del bosque para los rebaños de vacas, cabras y ciervos, etc.

Tanto la Magna Carta como la del Bosque fueron emitidas en 1225 por separado, mas confirmadas de forma conjunta hasta alcanzar su plasmación en los Estatutos Generales ingleses. Ambas definieron, por tanto, los límites de la privatización de los recursos del común, de aquella microeconomía de los bosques. No garantizó derechos, sino perpetuidades:
For the labourer thou art bread
And a comely table spread
From his daily labour come
To a neat and happy home
Thou art clothes, and fire and food.

PARA SABER MÁS:
Doodle de Google por el 800 Aniversario de la Carta Magna.